*

X

Una estatua de Buda terminó con el crimen de un vecindario

Por: pijamasurf - 09/22/2014

Aunque no seamos creyentes --aunque ni siquiera seamos religiosos o espirituales--, los símbolos religiosos pueden conferir una sensación de paz cuando la gente se los apropia y resignifica en sus propios términos

buda

¿Puede la presencia de un símbolo espiritual “sanar” la atmósfera de un lugar? Este parece ser el caso: Dan Stevenson, residente de un vecindario en Oakland, colocó una estatua de Buda de piedra en una peligrosa intersección.

Históricamente, el barrio de Dan había sido un sitio donde el crimen (en especial robos a mano armada y asalto agravado), además de la prostitución y la basura, se habían acumulado negligentemente. Dan –que no se define como budista, y ni siquiera como una persona muy “espiritual”— compró la estatua de Buda de medio metro de altura en una tienda local y la colocó en la calle.

Poco a poco, los residentes comenzaron a dejar ofrendas de flores, fruta e incienso frente a la estatua. Un grupo de mujeres vietnamitas comenzaron a rezar frente a ella cada mañana; pero eso no fue lo único que cambió.

Según un diario, año con año las tasas de crimen han disminuido 82%. Las denuncias por robo bajaron de 14 a tres, las de asalto agravado de cinco a cero, los robos de ocho a cuatro y la prostitución de tres a cero.

buda2La puerta de Dan también se convirtió en un pequeño altar donde los vecinos comenzaron a dejar ofrendas en señal de agradecimiento, cuando se enteraron que él había colocado la estatua. “Dejan un montón de fruta, y los vietnamitas especialmente comida y dulces, pero somos sólo yo y mi esposa Lu y no podemos comernos todo esto, pero está muy bien”.

Dan explica su acción de forma secular. No es una persona de fe, aunque “no tengo nada contra ella, pero yo no creo en lo que los demás creen”.

La estatua ha sobrevivido a un intento de robo y a una intervención de las autoridades locales, pero la comunidad se ha encargado de protegerla y construir a su alrededor un pequeño templo.

Tal vez deberíamos pensar que una estatua de piedra por sí misma no puede cambiar al mundo, ni siquiera el mundo limitado por un par de calles donde uno vive; pero un pequeño gesto de buena voluntad puede generar cambios paulatinos. Y si no los genera, poco importa: los actos de bondad no necesitan explicación, en realidad. De este modo, aunque no seamos personas precisamente espirituales, un símbolo como un Buda de piedra puede convertirse en un símbolo de cohesión y organización social.

La situación del Ébola podría ser mucho más preocupante de lo previsto: ONU

Por: pijamasurf - 09/22/2014

En los próximos meses podrían ser infectadas 1.4 millones de personas con este virus que en 70% de los casos resulta letal

o-EBOLA-570

Desde hace un par de meses el Ébola irrumpió con notable fuerza en la escena mundial. La detección de nuevos casos en geografías inéditas fue suficiente para que cientos de medios, especialistas y organizaciones levantaran voces de alarma alrededor de este virus letal. A pesar de que los medios somos con frecuencia alarmistas y que en muchas ocasiones se sobredimensiona una situación buscando, de manera consiente o no, hacerla más llamativa, reportes liberados hoy por parte de distintas instituciones, entre ellas la Organización Mundial de la Salud (OMS), revelan un panorama potencialmente escalofriante.

A manera de resumen podríamos destacar que los nuevos reportes sugieren una tasa de fatalidad de 70.8%, es decir que siete de cada 10 personas que contraigan este virus morirán, y la posibilidad de que, en el peor escenario, se registren 1.4 millones de nuevos casos durante los próximos cuatro meses –esto tan sólo en Liberia y Sierra Leona.   

De acuerdo con la OMS, cuyo reporte completo puede consultarse aquí, hasta ahora se han infectado más de 5,800 personas, mientras que 2,800 han muerto por esta causa. Sin embargo, se estima que los números reales podrían superar por mucho a los oficiales, ya que muchos casos no se reportan. Además, los casos oficiales podrían cuadruplicarse en tan sólo un mes, lo cual indica la preocupante velocidad con la que se está propagando esta enfermedad. Si bien Guinea, Liberia y Sierra Leona concentran la gran mayoría de los casos, afortunadamente en Nigeria y Senegal la situación parece haber sido ya controlada.

Históricamente, el primer caso reportado de Ébola ocurrió en 1976, en lo que actualmente corresponde a la República Democrática del Congo. Desde entonces su aparición ha sido intermitente pero constante, con brotes entre cada tres o cinco años, registrados en diversos países de África y Filipinas. Durante este último brote, cuyo paciente cero podría ser un bebé de dos años radicado en Guinea y que murió en 2013 a causa del virus, se detectaron dos casos de médicos estadounidenses infectados, quienes estaban en contacto con pacientes en África y que ya fueron dados de alta. 

Ebola_1403542491735_6495756_ver1.0_640_480

Esta situación, el hecho de que en casi cuatro décadas no se haya inhibido por completo la recurrente reaparición de este virus, ha suscitado severas críticas no sólo en contra de los organismos internacionales de salud sino, sobre todo, contra la industria farmacéutica Los críticos aseguran que el Ébola se ha descuidado porque hasta ahora había afectado exclusivamente a la población africana, la cual, considerando sus escasos recursos, no representa un potencial mercado para el Big Pharma y por lo tanto no merece ser atendida.

Escenarios como el de este nuevo brote de Ébola actúan como recordatorios de, por un lado, la mercantilización de la salud y cómo la industria favorece flagrantemente a los sectores que representan un negocio y, por el otro, de que debiesen existir normas más estrictas para garantizar que el criterio definitivo por el cual se rigen los avances médicos y farmacéuticos sea el cuidar la salud del ser humano, sin distinciones, y no las ganancias económicas en las que una enfermedad o epidemia pueda traducirse.