*

X

¿Qué dice la música que escuchas sobre tu personalidad?

Por: pijamasurf - 09/11/2014

Usamos la música para controlar nuestro estado de ánimo y afirmar nuestra personalidad, pero además el genero que escuchamos dice mucho de nosotros

La mayoría de la gente utiliza la música como una forma para regular sus emociones. Esto quiere decir que tus elecciones musicales pueden ser vistas como un reflejo de tu personalidad. Recientemente, la ciencia ha descubierto que tu gusto musical revela de ti mucho más de lo que creerías.

No se puede decir mucho de una persona tan sólo enfocándose en los géneros musicales que escucha, pues muchas veces estos son influencia del lugar donde se desarrolló o de su estatus socioeconómico, pero resulta que como personas acostumbramos gravitar alrededor del mismo tipo de canciones, no importa el género. Por esto, los investigadores de la personalidad buscan agrupar la música por sus características emocionales.

Este tipo de acercamiento ha llevado a un interesante trabajo sobre personalidad y música, desarrollado por Samuel Gosling y Peter Rentfrow de la Universidad de Texas, quienes han creado cuatro categorías en las que creen poder agrupar el infinito universo musical (lo cual puede ser muy complicado). Haciendo esto, dicen haber descubierto que las personas que gustan de uno de estos géneros tienen rasgos de personalidad realmente parecidos. Así es como han dividido las personalidades musicales:

1. Fans de jazz, música clásica, blues y folk

Los fans de la música compleja muestran regularmente altos niveles de apertura a nuevas experiencias, buenas habilidades verbales y estabilidad emocional. También tienden a ser tolerantes y con ideas liberales.

2. Fans de country, soundtracks, pop y música religiosa

Quienes son conservadores políticamente tienden a seguir al rebaño y escuchar música convencional. Usualmente son extrovertidos, agradables y concienzudos. Se perciben a sí mismos como físicamente atractivos, como las estrellas pop a las que idolatran. Este tipo de personas son poco estables emocionalmente y menos desarrollados en cuanto a sus habilidades verbales.

3. Fans de rock, música alternativa y metal

Aquellos que disfrutan de la música intensa y rebelde tienden a ser impulsivos, duros y tienen un deseo de dominar a aquellos que perciben como más débiles. Estos fans son extrovertidos, atléticos y creen ser muy inteligentes (aunque no siempre lo sean).

4. Fans de hip-hop, soul, funk y música electrónica

Los amantes de la música rítmica y energética son extrovertidos, liberales, atléticos y atractivos, además de que tienden a dar poca importancia a las fallas de otros. Aunque hay excepciones, sobre todo entre los fans del hip-hop

Lo que podemos aprender de cómo los perros pastores controlan a las ovejas

Por: pijamasurf - 09/11/2014

Entender el comportamiento de los perros pastores permitirá a los matemáticos diseñar robots que limpien derrames petroleros, así como planes de evacuación de emergencia cuando los humanos se comportan como ciegas hordas

algoritmo_perro_pastor

El comportamiento de los perros pastores ha asombrado a los matemáticos que han tratado de reducir sus movimientos a unos cuantos algoritmos útiles. En cada pradera del mundo, un rebaño de ovejas desordenadas y rebeldes es guiado por un ladrido ciego que sabe hacerse obedecer, ¿pero cómo lo hace exactamente?

Un perro de pastoreo parece ir detrás del rebaño ladrando a diestra y siniestra, por un lado y por el otro. Cuando ese modelo se traslada a instrucciones de computadora, funciona bien si se mantiene el rebaño menor a 40 individuos; más allá de esto, las ovejas virtuales forman subgrupos y se desentienden del perro pastor. Pero en la vida real, los perros pastores pueden mover más de 80 individuos…

Un grupo de investigadores británicos y suecos liderados por Andrew J. King decidió, en lugar de transportar prejuicios teóricos a modelos matemáticos, observar el movimiento real de los perros pastores.

Un rebaño de 46 ovejas de 3 años y una Kelpie australiana (todos equipados con transmisores GPS) debía moverse a través de un campo de 5 hectáreas. Utilizando los puntos del sistema de posicionamiento global se derivó un modelo matemático que describe las reglas del movimiento del rebaño, así como de las decisiones del perro pastor.

Este modelo se redujo a dos reglas: si el perro pastor observa que las ovejas se dispersan, las mueve juntas en un movimiento de recolección, y cuando las ovejas están juntas, las mueve hacia donde desea, en un movimiento de conducción.

Recolectar y conducir dependen de la cohesión del grupo pero, desde el punto de vista del perro pastor, se trata de una nube de individuos. Según los investigadores, si el perro observa huecos en la continuidad de la masa de ovejas, las reúne. Los usos de este conocimiento no pretenden sustituir a los perros pastores por robots (después de todo, estos perros han estado desde el principio con nosotros).

La idea sería más bien entrenar a robots para que pastoreen a otros robots de vuelta a una base, o para enseñar a grupos de robots a limpiar derrames petroleros en el agua. Igualmente, podría servir para controlar mejor a grupos de gente en momentos de emergencia o con poca visibilidad. Eso, o aplicarlo a una teoría política de control de masas ("persovejas" o "sheeple").