*

X

La inspiradora historia del hombre con la cabeza al revés (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/05/2014

Claudio Vieira de Oliveira es un hombre de 37 años que ha logrado tener una vida exitosa pese a tener una conspicua malformación congénita

Cuando Claudio Vieira de Oliveira nació, los doctores no le daban más de 24 horas vida. Treinta y siete años después, este hombre nacido con la cabeza colgando de arriba hacia abajo en la espina dorsal debido a una malformación congénita ha demostrado una enorme fuerza de voluntad y se podría decir que, pese a sus circunstancias, prospera en el juego de la vida. 

Aunque su malformación lo ha hecho objeto de diferentes programas de TV sobre anomalías y fenómenos corporales extraños, como  el británico Body Bizarre, Vieira de Oliveira trasciende este morbo y afirma su lucha.  Simplemente, nunca ha contemplado la posibilidad de darse por vencido.

Al parecer aprendió a caminar en sus rodillas a los 8 años y pidió que se le permitiera ir a la escuela. Su principal prerrogativa: no depender de los demás. Lo ha logrado.

Vieira de Oliveira logró graduarse de contador y ahora se dedica a dar discursos motivacionales, pudiendo ganarse la vida por cuenta propia. Dice ser feliz, es productivo y tiene una vida indpendiente. Mientras tanto, muchos de nosotros nos seguimos quejando de nuestro cruel destino o de lo difícil que es la vida y vivimos preocupándonos de lo que las demás personas piensan de nosotros.

 

Claudio-Vieira-de-Oliveira-upside-down-man-397441

¿Son realmente los musulmanes más inequitativos en su trato con las mujeres? (VIDEO)

Sociedad

Por: pijamasurf - 09/05/2014

Existe un prejuicio muy difundido por los medios occidentales de que los países islámicos presentan los peores casos de trato inequitativo a las mujeres, pero esto es querer poner la misma etiqueta a las prácticas de muchos países muy distintos

 200216514-002

Pocos países tienen limpios sus expedientes en cuanto a equidad de género se trata. Pueden decir que tratan a la mujer más equitativamente que en otros, pero eso no quiere decir que no tengan en promedio salarios más bajos, sean sujetas a más violencia y que tengan menos poder político que los hombres.

Para ocultar sus fallos, las sociedades occidentales prefieren fabricar enemigos que hagan “peor” las cosas que arreglar los problemas en casa. Una consigna es la regla: hay que culpar a los musulmanes de someter a las mujeres.

Sin embargo, hablar de 1.6 billones de musulmanes como una población homogénea es decir demasiado. Identificar a todos los practicantes de una religión con los excesos del Estado Islámico es como decir que todos los países de mayoría cristiana son el mismo.

muslimwomen

Si nos remitimos a la información del Global Gender Gap Report, países de mayoría musulmana como Senegal (69.23 de 100), Bangladesh (68.48) o Indonesia (66.13) muestran índices de equidad apenas un poco menores que superpotencias como Estados Unidos (73.92) y Francia (70.89).

Ciertamente muchos países islámicos presentan ambientes muy hostiles a las mujeres, pero lo mismo se puede decir de países como la India o Etiopía, sin que se les meta en el saco de “el hinduismo y el cristianismo son hostiles contra las mujeres”.

Como Reza Aslan explica en este video en respuesta al comediante Bill Malher, la persistencia de la islamofobia tiene motivos políticos, pero la insistencia de los medios en vendernos una imagen editada y distorsionada de estos países hace que terminemos creyendo ciegamente en lo que nos dicen, a pesar de toda su inconsistencia lógica.