*

X
A medida que nuestro cerebro madura, nuestra mirada se va desencantando de las cosas del mundo. Estas son algunas de las vías que puedes tomar para volver a ver el mundo con el asombro de un bebé

Short-eared-Owl-8386s

Quizá no a todos les sucede, pero hay momentos en la vida en los que uno puede voltear a ver algo como si lo viera por primera vez; con la mirada de un bebé. Es triste, pero también seguramente necesario, que las cosas del mundo se vayan “desencantando” a medida que nuestros cerebros maduran: pierden ese halo de magia, de improbabilidad que pudimos percibir –aunque no lo recordemos– cuando las vimos por primera vez. Ahora vemos un búho, por ejemplo, y por más bello que nos parezca no nos genera el asombro que es el simple hecho de que exista y sea física y metafísicamente tan maravilloso. Nos perdemos de mucho. Pero hay maneras de desfamiliarizar lo conocido para conocerlo de manera distinta, o en otras palabras, de reencantar el mundo.

Una de ellas es por medio de la experiencia visionaria (incluidos la meditación, los sueños y los trances), y otra es mediante el efecto de ciertos estimulantes psicoactivos en la conciencia, que detonan vías para que nuestros cerebros adultos puedan cruzar de regreso a ese momento en el que salimos de la cueva. Las siguientes son vías rápidas (shortcuts) que propone Alison Gopnik, una psicóloga de la Universidad de California, Berkeley, para poder volver a ver el mundo como lo hacen los bebés.

 

1. Viaja a lugares raros que no conozcas

Conocer nuevos lugares, sobre todo si no se parecen mucho a tu país natal, puede ayudar a que enfoquemos nuestra atención, algo que está muy relacionado con la plasticidad de la mente. Experimentos en ratas han demostrado que cuando se les entrena a enfocarse ya sea en la frecuencia o la intensidad de los sonidos, algunos de sus circuitos cerebrales se autoreestructuran y convocan a algunas neuronas para la tarea, dejando a otras atrás. Esta “plasticidad” cerebral es una buena aproximación a lo que vemos en los bebés. Cuando ponemos atención, revertimos partes de nuestro cerebro a su estado infantil.

 

2. Cigarros y café

Los estimulantes como la nicotina o la cafeína provocan cambios similares. La nicotina imita al neurotransmisor llamado acetilcolina, que controla la activación de ciertas partes del cerebro cuando ponemos atención. Al mismo tiempo, otros neurotransmisores inhibidores detienen otras partes del cerebro al unirse a estos. La cafeína, por su parte, hace uso de estos neurotransmisores y nos mantiene más alerta. El cerebro inmaduro de un bebé es más plástico que el de un adulto, así que ser un bebé puede ser similar a prestar atención con una parte más grande del cerebro. El cigarro y el café nos empujan en esa dirección.

 

3. Estimulantes psicodélicos

Los efectos de la psilocibina –el ingrediente activo de los hongos alucinógenos– en la conciencia adulta son aún más extremos y pueden efectivamente revertir núcleos clave en nuestro cerebro hacia un estado infantil.

Los psicodélicos, al igual que la psilocibina, pueden disipar nuestro sentido del yo y darnos acceso a percibirnos como parte del todo. Estudios cerebrales muestran que las partes del cerebro que se desactivan con los psicotrópicos están subdesarrolladas en bebés (comenzamos la vida sin un sentido reconocible del yo). Los psicodélicos abren una ventana hacia el asombro primordial y tienen la capacidad de mostrarnos al mundo de tal manera que se “reencante” permanentemente.

 

Cosmometría: un modelo holográfico, fractal y dinámico del universo

AlterCultura

Por: pijamasurf - 09/02/2014

La cosmometría es una tentativa de sintetizar la teoría de sistemas, la geometría toroidal, la termodinámica y el paradigma holográfico en un modelo coherente

cosmometria1

Ciertamente cualquiera puede elucubrar una filosofía de la naturaleza del universo y, por más sofisticada que parezca, nada garantiza que se parezca más a la realidad que a su propia percepción (aunque quizás lo poco que podemos decir con certeza de la realidad, a falta de absolutos, es que se parece a la percepción que se tiene de ella). De cualquier forma uno se identifica más con ciertas proposiciones, encontrando reflejos entrañables en las visiones de otros individuos.

En este caso es digno de destacarse el esfuerzo de Marshall Lefferts por articular una visión coherente del universo a partir de una síntesis de principios científicos de vanguardia o hasta de frontera. Lefferts, quien es parte del Resonance Project, de las películas Thrive y Star Trek y del Buckminster Fuller Institute, llama a esto "cosmometría", una enramada filosófica en torno a la geometría fundamental del universo. Estas son las principales características reunidas como una sencilla síntesis del pensamiento cosmológico moderno:

El cosmos es:

Energía/Conciencia: Todo lo que experimentamos, física y metafísicamente, es energía y conciencia. A fin de cuentas, la energía (la realidad física) y la conciencia (la realidad metafísica) son un mismo fenómeno.

Holográfico: La totalidad está presente en cada parte y puede ser discernida y reconstruida conceptualmente incluso cuando sólo se tienen fragmentos visualmente  aparentes.

Fractal: Los mismos patrones son repetidos en todas las escalas, del micro al macro.

Campo unificado: Hay una unidad intrínseca en la que todo lo manifiesto existe; no existe separación entre las "cosas"

Flujo dinámico: El universo pulsa entre el equilibrio (el vacío del punto cero) y el desequilibrio (el estado manifiesto). Cuando la energía se vuelve manifiesta, inmediatamente se crea una dinámica de polarización que crea un flujo toroidal (una forma geométrica que marca el patrón de movimiento del universo). Arthur Young, el inventor del helicóptero Bell, describió este modelo: "El ser en un universo toroidal puede estar a la vez separado y conectado con todo lo demás".

Centrado por singularidades: Cada entidad manifiesta tiene una singularidad en su centro que la conecta con el campo unificado.

Polarizado: La energía se mueve hacia dentro y haca fuera, se contrae y se expande, todo de manera simultánea.

Potencial de energía infinita: El campo unificado tiene una cantidad infinita de energía disponible (o al menos, una cantidad tan vasta que resulta inagotable).

Sinergético: El fenómeno de que el comportamiento de sistemas integrales que son más grandes e impredecibles que el comportamiento de las partes de manera separada es inherente a todos los sistemas.

 

Lefferts también tiene unas excelentes animaciones que permiten visualizar la dinámica del modelo cosmométrico: