*

X

Superluna y lluvia de estrellas Perseidas: divina fiesta astronómica 10-13 de agosto 2014

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/10/2014

Este domingo 10 de agosto se presentará un sublime espectáculo: la luna más grande del año seguida de la lluvia de estrellas de las Perseidas, hasta el 13 de agosto; el 12 de agosto, aquí, la transmisión en vivo de los meteoros de las Perseidas

The perigee moon, or supermoon rises over Mount Eden in Auckland, New Zealand on Sunday morning. 

Agosto nos tiene reservado un doble fenómeno astronómico en el cielo planetario: una superluna cruzada por la lluvia de estrellas de las Perseidas (una de las más profusas) se conjugarán para producir una serie de noches de luz. Hoy, domingo 10, tendremos la explosión argentea de la superluna: será la luna llena más grande del año, aposentada en el perigeo, hasta 30% más brillante y 14% más grande de lo habitual. La superluna forma una triada de tres superlunas seguidas (julio, agosto y septiembre), fenómeno que no se repetirá hasta el 2034.

El término "superluna" se usa para describir las fases lunares que ocurren cuando la Luna se encuentra a una órbita de máximo acercamiento a la Tierra; esto se conoce como el perigeo (literalmente "cerca de la Tierra"). El fenómeno es popular entre astrólogos pero también tiene una influencia en el mundo natural, haciendo que las mareas sean un poco más altas de lo normal.

La belleza refulgente de la Luna con su rostro inmenso al inicio de la noche, sin embargo, no tendrá un efecto positivo para las tradicionales perseidas (meteoros cuyo radio aparente es el grupo estelar de Perseo), ya que su brillo opacará la caída de estos meteoros que llegan a producir hasta 100 destellos por hora y cuyo pico será la noche del 12.

La lluvia de estrellas se puede observar del 10 al 13 de agosto, siendo más abundante cerca del amanecer y, pese a que coincidir con la Luna llena hará que se vean menos meteoros, de cualquier forma se podrá apreciar una cantidad considerable --de otra forma, también especial, ante la compañía lunar. Se puede minimizar el efecto de la Luna al observar el cielo dándole la espalda a la superluna (algo que, por otro lado, parece poco galante ante la suprema dama) y posiblemente dirigiendo la mirada al área de Cassiopea y la Osa Menor.

Podrán observar una transmisión en vivo la noche del 12 de agosto en Pijama Surf, o en esta página de la NASA: http://www.nasa.gov/watchtheskies/perseids-2014.html#.U-ek14BdX5J

También en Pijama Surf: Una meditación literaria sobre la divinidad de la Luna, cortesía de Aldous Huxley 

 

El simbolismo del otoño y los ciclos de la naturaleza en la filosofía china

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 08/10/2014

En la cosmogonía china, la temporada de otoño está asociada con el color blanco, el sonido de llanto, las emociones tanto de valentía como de tristeza, el órgano del pulmón, el elemento metal y el tigre blanco. El otoño también está conectado con la dirección oeste, considerada la dirección de los sueños y las visiones

200676158194433

Nosotros, en el mundo occidental, tendemos a reemplazar ideas viejas con ideas nuevas. Así vamos empujando la evolución tecnológica y económica, pero vamos dejando atrás el entendimiento de los ciclos naturales. La cultura china, en cambio, mantiene su sabiduría ancestral y sigue celebrando los eventos de cambio que ocurren cada cierto tiempo en la naturaleza. Aprovechando que hace apenas unos días entramos al otoño, vale la pena repasar lo que ello significa en la tradición china, que además de ser metafóricamente frondoso resuena como genuino.

En la cosmogonía china la temporada de otoño está asociada con el color blanco, el sonido de llanto, las emociones tanto de valentía como de tristeza, el órgano del pulmón, el elemento metal y el tigre blanco. El otoño también está conectado con la dirección oeste, considerada la dirección de los sueños y las visiones.

La relación con las emociones de valentía y tristeza hace sentido, por supuesto, porque en otoño todo está muriendo. La luz white_tiger_350está muriendo debido a la inclinación del planeta sobre su eje; los días son más cortos; las plantas y árboles agotan su ciclo de crecimiento. El coraje y la melancolía, entonces, son parte de la naturaleza. Ello es lo que la filosofía china intenta transmitir: la tristeza es parte del otoño como el cambio de luz es parte del otoño.

Así que celebrar la estación como lo hacen los chinos tiene un propósito congruente. Para hacerlo debes pararte viendo hacia el oeste. Sólo mantenerte así por algunos segundos, sintiendo la “oestidad” del otoño. Considerar tus sueños y tus visiones, y el camino hacia el vas a dirigirte durante la temporada.

Encender velas blancas en contra de la creciente oscuridad de la temporada o colocar flores blancas en tu casa. Permitirte llorar por las cosas que has perdido. El llanto es el sonido de la temporada. Encontrar el coraje para enfrentar lo que viene.

Por más que pueda sonar un tanto new age, no hay más que considerar la congruencia de los cambios exteriores con los interiores para que suene más bien como una justicia poética ante la estación más decadente y estética del año. Una pertinencia con lo que sucede en la naturaleza, que necesariamente nos sucede a nosotros; ya no estamos separados de ella sino que somos ella.