*

X

Pesadilla en Gaza: Noam Chomsky sobre el papel de Estados Unidos apoyando a Israel

Política

Por: pijamasurf - 08/13/2014

Chomsky argumenta que, apoyando a Israel, Estados Unidos permite que las condiciones de atrocidad y genocidio permanezcan en Gaza

Noam Chomsky

El politólogo y lingüista Noam Chomsky, una de las voces más críticas de la política internacional estadounidense,  ha publicado un importante texto en el que desmaraña el conflicto en Gaza y analiza el papel de la Casa Blanca, que sistemáticamente ha tomado medidas pro Israel. Escribe Chomsky:

En Cisjordania, la norma es que Israel continúe su construcción ilegal de colonias e infraestructura para poder integrar a su territorio cualquier cosa que pueda ser de valor, mientras confina a los palestinos en cantones inviables y los sujeta a represión y violencia.

En Gaza, la norma es una existencia miserable bajo un sitio cruel y destructivo.

En este caso, en la renovada intensificación de este añejo conflicto, no sólo es Chomsky el que condena las acciones de Israel, que han dejado numerosos muertos. El nuevo brote fue precipitado por toda una ofensiva previa. Argumenta Chomsky:

Israel también llevó a cabo docenas de ataques en Gaza, y el 7 de julio dio muerte a cinco miembros de Hamas.

Al final Hamas reaccionó disparando sus primeros cohetes en 19 meses, lo cual dio pretexto a Israel para lanzar su operación Border Protector el 8 de julio.

La lectura de Chomsky es que el discurso de Israel tiene una doble moral y una doble vertiente, es una versión de "sadismo disfrazado de piedad":

Funcionarios israelíes exaltan la humanidad del que llaman el ejército más ético del mundo, que informa a los habitantes de que sus hogares serán bombardeados, práctica que es "sadismo disfrazado santurronamente de piedad", en palabras de la periodista israelí Amira Hass: Un mensaje grabado demanda a cientos de miles de personas que dejen sus hogares ya elegidos como blancos, por otro lugar igualmente peligroso ubicado a 10 kilómetros de distancia.

De hecho, no hay lugar en la prisión de Gaza que esté a buen resguardo del sadismo israelí, que puede incluso exceder los terribles crímenes de la operación Plomo Fundido de 2008-09. Las terribles revelaciones suscitaron la reacción acostumbrada del presidente más moral del mundo, Barack Obama: gran simpatía por los israelíes, acerba condena de Hamas y llamados a la moderación a ambas partes.

En cuanto a Estados Unidos, su rol ha sido el de facilitador; su responsabilidad no debe pasarse de largo: según Chomsky, sin su apoyo la situación sería muy distinta:

Cuando los ataques actuales se detengan, Israel espera quedar libre para continuar sin interferencia sus políticas criminales en los territorios ocupados, con el apoyo estadunidense que ha disfrutado en el pasado. Y los pobladores de Gaza quedarán en libertad de regresar a la norma en su prisión gobernada por Israel, en tanto en Cisjordania los palestinos podrán observar en paz cómo Israel desmantela lo que quede de sus posesiones.

Tal es el desenlace probable si Estados Unidos mantiene su apoyo decisivo y virtualmente unilateral a los crímenes israelíes y su rechazo al consenso internacional que desde hace tanto tiempo existe en torno a un acuerdo diplomático.

Pero el futuro sería muy distinto si Washington retirara ese apoyo. En ese caso sería posible avanzar hacia la “solución duradera” en Gaza a la que ha convocado el secretario de Estado John Kerry, la cual ha suscitado condena histérica en Israel porque la frase podría interpretarse como un llamado a poner fin al sitio y a los ataques constantes israelíes. Y –horror de horrores– la frase podría incluso interpretarse como un exhorto a aplicar el derecho internacional en el resto de los territorios ocupados.

Lee el texto completo.

Kim Jong-un desaparece misteriosamente de la vida pública de Corea del Norte

Política

Por: pijamasurf - 08/13/2014

¿Kim Jong-un está enfermo? ¿Su adicción al queso suizo por fin le cobró factura? ¿Es sólo el títere de una organización que gobierna secretamente Corea del Norte? Preguntas que surgen tras un mes de que el dirigente norcoreano fue visto públicamente por última vez

un

La salud de un jefe de estado casi siempre es también un asunto político; sin embargo, en un país como Corea del Norte, cuyo régimen es abiertamente dictatorial, una posible enfermedad de su dirigente puede ser causa de conflictos sociales mayores, incluso violentos.

Ese, hasta ahora, es el temor que diversos analistas tienen con respecto a la misteriosa desaparición de Kim Jong-un, a quien se vio por última vez el pasado 3 de septiembre en un recorrido por fábricas y campos militares de su país. En aquella ocasión se vio al dirigente caminando con dificultad, presumiblemente por causa de su sobrepeso, e incluso el diario sudcoreano Chosun publicó que Jong-un se fracturó ambos tobillos por realizar el tour con zapatos de tacón cubano.

Pero más allá de esta hipótesis, hay evidencias palpables del estado de salud precario del dirigente. En primer lugar, su obesidad, que podría estar asociada con otras enfermedades como diabetes e hipertensión. Por otro lado, también se habla de gota, un mal hereditario que sufrieron tanto su padre, Kim Jong-il, como su abuelo, Kim Il-sung.

Ante estos hechos y el habitual hermetismo de la cúpula política del país, diversos medios y analistas han comenzado a especular sobre la estabilidad de Corea del Norte. Se afirma, por ejemplo, que por ahora es Kim Yo Jong, la hermana de Kim Jong-un, quien gobierna el país; se habla también de la inminencia de una guerra civil y de la posibilidad de que un grupo de civiles haya intentado ya dar un golpe de Estado.

Sin embargo, hasta ahora muchos coinciden en que esta desaparición confirma que desde la muerte de Kim Jong-il, esta familia perdió su poder político ante la apabullante presencia del Departamento para la Organización y la Guía, el cual ha tendido una red compleja y precisa de vigilancia y seguridad por todo el territorio norcoreano. Según algunos, Kim Jong-un es sólo una marioneta de las personas a cargo de esta dependencia gubernamental.

Si este es o no el caso, quizá pronto se sabrá, pues no parece sencillo mantener oculto a un dictador por tanto tiempo.

Con información de i100