*

X

Minuciosos mandalas de microchips subvierten la obsolescencia programada (FOTOS)

Por: pijamasurf - 08/27/2014

En un mundo que produce basura en cantidades industriales, la tecnología se vuelve no una herramienta a largo plazo sino un objeto que se sustituye rápidamente por uno nuevo, y a esa velocidad es fácil perdernos la hipnótica belleza de sus materiales interiores

technological-mandala-42_randon-relay_20140118_1710617169

Leonardo Ulian es un artista que ha tomado una herramienta de la filosofía y el pensamiento budista (el mandala, literalmente círculo) y lo ha "occidentalizado" con resultados fascinantes. El material de trabajo que utiliza para sus collages e instalaciones son computadoras y televisores viejos, como los que se desechan a diario en todas las ciudades del mundo; pero Ulian cree que el acto de desechar es más profundo. En entrevista con Wired dijo:

Sólo usamos las máquinas y no sabemos qué hay dentro de ellas. Yo quería sacar lo que estaba dentro de las cajas de esas máquinas y mostrar la belleza que contienen.

Tal vez no muchas personas consideren que circuitos, microchips y otros elementos invisibilizados pero indispensables para el funcionamiento de nuestras "máquinas" podrían ser, en sí, un material de trabajo artístico, ajeno a su función --e incluso despojado de la función para la que fueron hechos: se trata de una especie de renacimiento, de reencarnación o espiritualización de la materia a través de su paso por el limbo del basurero hasta convertirse en piezas de enigmática, geométrica belleza.

technological-mandala-15_20140423_1699607503

Los monjes budistas que hacen ritualmente mandalas de arena de colores ponen tanta ceremoniosidad en su manufactura como en su posterior destrucción. Es el elemento efímero precisamente lo que interesa a Ulian, pues "en cierto sentido, la tecnología es efímera; siempre está evolucionando, y siempre estás buscando el nuevo teléfono o la nueva computadora, así que es como un mandala. Se extinguen y no pueden ser permanentes.

Su nueva serie, Microchip Synapse, enfatiza en el elemento de interacción humana que da sentido y función a la tecnología: "Vivimos en un momento donde la electrónica realmente cambia las fronteras de cómo percibimos la realidad".

technological-mandala-17_20130924_1623496954

technological-mandala-30_close-up_2_20131006_1552711569

technological_mandala_29__20130826_1488132642

micro-chip-synapses-14-grey-sky-far-horizon_90_cm_20140803_1618045960

centrica_bonsai_-_close_up_20130925_1382663829

Bebiendo champaña de un seno de Kate Moss

Por: pijamasurf - 08/27/2014

La modelo ha prestado la forma de su seno izquierdo para la creación de una copa donde los asistentes a un exclusivo restaurante inglés podrán disfrutar champaña, o la forma del cuerpo de Moss (que es, a su modo, una obra de arte)

3034737-inline-i-1-now-you-can-drink-champagne-from-kate-mosss-boobBeber champaña de los senos de una supermodelo es una fantasía salvaje y extravagante que tal vez has tenido durante un viaje en alucinógenos o simplemente viendo demasiada televisión.

Probablemente se trate de una forma de cosificar la forma femenina, pero no estamos aquí para juzgarte.

Para celebrar el 40 aniversario de la modelo Kate Moss (y sus 25 años de carrera en el modelaje), el restaurante London's Mayfair 34 hizo mancuerna con la artista Jane McAdam Freud para crear un molde del seno izquierdo de Moss y hacer copas con su forma.

McAdam es hija del famoso pintor Lucian Freud (pariente de otro famoso Freud), para quien Moss posó durante su embarazo.

El resultado es, pues, una copa de champaña con forma del seno de Kate Moss, además de lo que el restaurante describe como "un abstracto e intrincado diseño reminiscente de la simetría art decó, el cual, desde cierto ángulo, muestra una hermosa forma curvácea", además de contar con la firma de la modelo tallada en la base.

Según la leyenda, la primera copa de champaña fue un molde del seno izquierdo de la reina María Antonieta, esposa de Luis XVI. Moss declaró en The Independent que era "un honor estar al lado de María Antonieta --era un personaje muy intrigante y travieso". Por otro lado, la copa de champaña parece haber sido inventada en el siglo XVII, cuando la reina aún no había nacido.

Pero no le digamos a Kate.