*

X

Celebridades obtienen mayor beneficio participando en campañas humanitarias que las propias causas

Por: pijamasurf - 08/12/2014

Estudio realizado por investigadores británicos sugiere que poco aporta la imagen de una celebridad a las campañas altruistas (aunque no necesariamente ocurre lo mismo a la inversa)

P020206PM-0095.JPG

El binomio celebridad-niños de África (o similares) es un compuesto harto familiar en la cultura pop. Ya sea con posturas o discursos mucho más elaborados y en ocasiones respetables, o con la simple fotografía sonriendo, cada vez son más las celebridades que apoyan causas humanitarias,

En algunos casos, seguramente la intención será genuina y de algún modo integral. En otros no. Pero lo que queda claro es que, como celebridad, asociarte a causas nobles te da mayor exposición y, sobretodo, lubrica tu llegada al corazón del público –o al menos compensa los escándalos rodeados de cocaína, sextapes, excesos y frivolidad.

La polémica alrededor de la potencial sinceridad o hipocresía implícita en estos actos seguirá. Sin embargo, e incluso más allá de cuestionar la esencia del sistema altruista, resulta interesante analizar la efectividad que tiene el que las celebridades hagan un llamado a sumarte a causas humanitarias.

A propósito de esto último, recién se llevó a cabo un estudio en el que participaron investigadores de tres universidades británicas (Manchester, Sussex y East Anglia), para determinar los efectos de las campañas en las que participan personajes de la farándula.

La investigación, realizada mediante “focus groups” en los que participaron mil personas, concluyó que la adhesión de celebridades es “generalmente poco efectiva” al momento de promover conciencia entre el público frente a una causa que involucra el “sufrimiento a distancia”. De hecho, la mayoría de personas que apoya esta causa lo hace por experimentar una conexión personal entre la causa y sus vidas o las de sus familiares.  

Los resultados fueron publicados en el International Journal of Cultural Studies:

Encontramos que mientras el reconocimiento de las marcas de las mayores ONG’s es alto, pocas personas las relacionan con las celebridades que las representan (sus embajadores).

En cuanto a los beneficios que obtienen las celebridades, aún considerando que su participación puede ser bien intencionada, los resultados fueron distintos:

Más allá de lo que las celebridades puedan desear en términos de publicidad, es claro que con frecuencia estos personajes pueden obtener más de la atención que tienen estas campañas, que la propia causa.  

En resumen, de acuerdo con este estudio, sea o no estratégico, al parecer las celebridades se benefician más de estas campañas que lo que aportan. Tomando en cuenta esto, si la intención es genuina, entonces estas personas debiesen estar pensando de qué otras maneras podrían encausar la energía que reciben de su fama para beneficiar a los segmentos a los que van dirigidas sus actuales campañas. 

 

Twitter podría potenciar la psicosis en usuarios predispuestos (ESTUDIO)

Por: pijamasurf - 08/12/2014

La red social afirmó recientemente que cuenta con 23 millones de cuentas spam. En ese universo ficticio, ¿cuántos de sus usuarios pasarán de ser personas relativamente normales a versiones psicóticas de sí mismos?

psychosisTwitter es una de las redes sociales más populares del mundo y su utilidad para comunicar rápida y eficazmente queda fuera de toda duda. Pero hay un aspecto más oscuro de esta herramienta que los psicólogos están comenzando apenas a descubrir.

Muchos usuarios se frustran por la limitación de 140 caracteres, y esta frustración podría estar reorganizando los mapas mentales de algunas personas con predisposiciones psicóticas, conduciéndolas a prácticas online poco sanas.

En el estudio Psicosis de Twitter: ¿síndrome distintivo o extraña variante?, los autores examinan el caso de una mujer que fue internada en un hospital psiquiátrico luego de un año de uso intenso de la red social. Afirman que “algunas veces pasaba varias horas leyendo y escribiendo mensajes, descuidando sus relaciones sociales y, en algunos casos, incluso comidas y horas de sueño”.

Pero antes de que pienses que tú o alguien que conoces presenta estos mismos síntomas, hay que considerar que los autores del estudio piensan que las predisposiciones psicológicas y, sobre todo, la cantidad de lenguaje simbólico utilizado para decodificar y pasar rápidamente por tuits de 140 caracteres, es lo que podría mezclar el cóctel tuitero y volverlo potencialmente peligroso.

“Los autores reportan el desarrollo de psicosis en una joven, que coincide con el uso excesivo del sistema de comunicación online Twitter, y los resultados de una cuenta experimental para probar que Twitter podría tener un alto potencial para inducir psicosis en usuarios predispuestos [a ella]”, se lee en el abstract.

La hipótesis es que Twitter ha cambiado “el estilo de comunicación” de las personas, que tienen que interactuar con gran velocidad con personas reales, instituciones y cuentas de spam en el maremágnum tuitero. La psicosis tiene muchas definiciones según las diferentes escuelas de psicología, pero la constante en todas ellas es una tendencia a alejarse más y más de la realidad. ¿Será que Twitter nos ofrece la posibilidad de vivir en una “realidad” a la medida de nuestra mente, pero a costa de nuestra realidad concreta y nuestra salud mental?

Pero aunque no tengamos propiamente una predisposición psicótica, la dificultad para determinar el contexto semántico y simbólico de los cientos de mensajes que leemos al día (entre noticias, chistes, mensajes de nuestros amigos) y la diferencia entre todos estos registros, hacen que en la práctica nos comportemos como individuos psicóticos al entrar en Twitter: la necesidad de filtrar información y de entender que nuestras mentes son fascinantes, pero limitadas, podría limitar el riesgo de confundir Twitter con la fantasía de la ubicuidad y la omnisapiencia.