*

X

Lista de asistentes a Bilderberg 2014 (¿qué traman en secreto los hombres más poderosos del mundo?)

Política

Por: pijamasurf - 05/31/2014

El cónclave de los hombres más poderosos del mundo se realiza en Dinamarca en estos momentos

Osborne at Bilderberg

Como todos los años, el Grupo Bilderberg reúne a un representativo grupo de los hombres más poderosos del mundo, entre políticos, empresarios y militares. A puerta cerrada, se discuten temas de importancia global lo cual ha hecho que, históricamente, muchos periodistas vean en estas sesiones la comprobación de la supuesta conspiración del Nuevo Orden Mundial. Es difícil saber hasta qué punto los miembros de Bilderberg en realidad toman decisiones de peso o llevan a cabo solamente una discusión más pura de ideas y conceptos. ¿Qué tipo de negocios se hacen en salas en las que se encuentran los directores del Deutsche Bank, Google, PayPal, Shell, Novartis, Goldman Sachs, Airbus, el Fondo Monetario Internacional, el secretario general de la OTAN y diversos miembros en activo de gobiernos como el de Francia, Dinamarca, Gran Bretaña, además de miembros de la realeza como la Reina de España? 

Si uno se fija en la desigualdad imperante en el mundo y en la historia del poder, es difícil pensar que estas personas se reúnan secretamente para otra cosa más que para mantener ese abismo de clases y perpetuar su riqueza y poder. En los últimos años, Bilderberg incluso publica una agenda de temas a tratar y reconoce la existencia de esta cumbre secreta (antes se negaba lo evidente e, incluso, ciertos políticos llegaban a engañar a la prensa sobre su existencia). Al parecer se trata de cuestiones de Estado y liderazgo similares a las que se podrían tratar en una cumbre como la de Davos, sólo que aquí se se hace secretamente, seguramente sin tener que montar para afuera el espectáculo y la faramalla de la política que cuida los intereses de los ciudadanos del mundo. O quizás nos equivoquemos y, en realidad, personas como Keith Alexander --director del NSA, que desarrolló el programa de espionaje masivo PRISM---, Henry Kssinger --el longevo protagonista de la política mundial--, Peter Sutherland --directivo de Goldman Sachs y, antes, de British Petroleum-- o Rick Rubin --ex Secretario del Tesoro de Estados Unidos-- se reúnen en secerto para poder hacer una lluvia de ideas sobre cómo ayudar y extender sus brazos caritativos al mundo.

Esta es la lista de asistentes confirmados (suele ocurrir que jefes de Estado y personajes como Bill Gates no anuncien su asistencia y acaben participando).

FRA Castries, Henri de Chairman and CEO, AXA Group

DEU Achleitner, Paul M. Chairman of the Supervisory Board, Deutsche Bank AG
DEU Ackermann, Josef Former CEO, Deutsche Bank AG
GBR Agius, Marcus Non-Executive Chairman, PA Consulting Group
FIN Alahuhta, Matti Member of the Board, KONE; Chairman, Aalto University Foundation
GBR Alexander, Helen Chairman, UBM plc
USA Alexander, Keith B. Former Commander, U.S. Cyber Command; Former Director, National Security Agency
USA Altman, Roger C. Executive Chairman, Evercore
FIN Apunen, Matti Director, Finnish Business and Policy Forum EVA
DEU Asmussen, Jörg State Secretary of Labour and Social Affairs
HUN Bajnai, Gordon Former Prime Minister; Party Leader, Together 2014
GBR Balls, Edward M. Shadow Chancellor of the Exchequer
PRT Balsemão, Francisco Pinto Chairman, Impresa SGPS
FRA Baroin, François Member of Parliament (UMP); Mayor of Troyes
FRA Baverez, Nicolas Partner, Gibson, Dunn & Crutcher LLP
USA Berggruen, Nicolas Chairman, Berggruen Institute on Governance
ITA Bernabè, Franco Chairman, FB Group SRL
DNK Besenbacher, Flemming Chairman, The Carlsberg Group
NLD Beurden, Ben van CEO, Royal Dutch Shell plc
SWE Bildt, Carl Minister for Foreign Affairs
NOR Brandtzæg, Svein Richard President and CEO, Norsk Hydro ASA
INT Breedlove, Philip M. Supreme Allied Commander Europe
AUT Bronner, Oscar Publisher, Der STANDARD Verlagsgesellschaft m.b.H.
SWE Buskhe, Håkan President and CEO, Saab AB
TUR Çandar, Cengiz Senior Columnist, Al Monitor and Radikal
ESP Cebrián, Juan Luis Executive Chairman, Grupo PRISA
FRA Chalendar, Pierre-André de Chairman and CEO, Saint-Gobain
CAN Clark, W. Edmund Group President and CEO, TD Bank Group
INT Coeuré, Benoît Member of the Executive Board, European Central Bank
IRL Coveney, Simon Minister for Agriculture, Food and the Marine
GBR Cowper-Coles, Sherard Senior Adviser to the Group Chairman and Group CEO, HSBC Holdings plc
BEL Davignon, Etienne Minister of State
USA Donilon, Thomas E. Senior Partner, O’Melveny and Myers; Former U.S. National Security Advisor
DEU Döpfner, Mathias CEO, Axel Springer SE
GBR Dudley, Robert Group Chief Executive, BP plc
FIN Ehrnrooth, Henrik Chairman, Caverion Corporation, Otava and Pöyry PLC
ITA Elkann, John Chairman, Fiat S.p.A.
DEU Enders, Thomas CEO, Airbus Group
DNK Federspiel, Ulrik Executive Vice President, Haldor Topsøe A/S
USA Feldstein, Martin S. Professor of Economics, Harvard University; President Emeritus, NBER
CAN Ferguson, Brian President and CEO, Cenovus Energy Inc.
GBR Flint, Douglas J. Group Chairman, HSBC Holdings plc
ESP García-Margallo, José Manuel Minister of Foreign Affairs and Cooperation
USA Gfoeller, Michael Independent Consultant
TUR Göle, Nilüfer Professor of Sociology, École des Hautes Études en Sciences Sociales
USA Greenberg, Evan G. Chairman and CEO, ACE Group
GBR Greening, Justine Secretary of State for International Development
NLD Halberstadt, Victor Professor of Economics, Leiden University
USA Hockfield, Susan President Emerita, Massachusetts Institute of Technology
NOR Høegh, Leif O. Chairman, Höegh Autoliners AS
NOR Høegh, Westye Senior Advisor, Höegh Autoliners AS
USA Hoffman, Reid Co-Founder and Executive Chairman, LinkedIn
CHN Huang, Yiping Professor of Economics, National School of Development, Peking University
USA Jackson, Shirley Ann President, Rensselaer Polytechnic Institute
USA Jacobs, Kenneth M. Chairman and CEO, Lazard
USA Johnson, James A. Chairman, Johnson Capital Partners
USA Karp, Alex CEO, Palantir Technologies
USA Katz, Bruce J. Vice President and Co-Director, Metropolitan Policy Program, The Brookings Institution
CAN Kenney, Jason T. Minister of Employment and Social Development
GBR Kerr, John Deputy Chairman, Scottish Power
USA Kissinger, Henry A. Chairman, Kissinger Associates, Inc.
USA Kleinfeld, Klaus Chairman and CEO, Alcoa
TUR Koç, Mustafa Chairman, Koç Holding A.S.
DNK Kragh, Steffen President and CEO, Egmont
USA Kravis, Henry R. Co-Chairman and Co-CEO, Kohlberg Kravis Roberts & Co.
USA Kravis, Marie-Josée Senior Fellow and Vice Chair, Hudson Institute
CHE Kudelski, André Chairman and CEO, Kudelski Group
INT Lagarde, Christine Managing Director, International Monetary Fund
BEL Leysen, Thomas Chairman of the Board of Directors, KBC Group
USA Li, Cheng Director, John L.Thornton China Center,The Brookings Institution
SWE Lifvendahl, Tove Political Editor in Chief, Svenska Dagbladet
CHN Liu, He Minister, Office of the Central Leading Group on Financial and Economic Affairs
PRT Macedo, Paulo Minister of Health
FRA Macron, Emmanuel Deputy Secretary General of the Presidency
ITA Maggioni, Monica Editor-in-Chief, Rainews24, RAI TV
GBR Mandelson, Peter Chairman, Global Counsel LLP
USA McAfee, Andrew Principal Research Scientist, Massachusetts Institute of Technology
PRT Medeiros, Inês de Member of Parliament, Socialist Party
GBR Micklethwait, John Editor-in-Chief, The Economist
GRC Mitsotaki, Alexandra Chair, ActionAid Hellas
ITA Monti, Mario Senator-for-life; President, Bocconi University
USA Mundie, Craig J. Senior Advisor to the CEO, Microsoft Corporation
CAN Munroe-Blum, Heather Professor of Medicine and Principal (President) Emerita, McGill University
USA Murray, Charles A. W.H. Brady Scholar, American Enterprise Institute for Public Policy Research
NLD Netherlands, H.R.H. Princess Beatrix of the
ESP Nin Génova, Juan María Deputy Chairman and CEO, CaixaBank
FRA Nougayrède, Natalie Director and Executive Editor, Le Monde
DNK Olesen, Søren-Peter Professor; Member of the Board of Directors, The Carlsberg Foundation
FIN Ollila, Jorma Chairman, Royal Dutch Shell, plc; Chairman, Outokumpu Plc
TUR Oran, Umut Deputy Chairman, Republican People’s Party (CHP)
GBR Osborne, George Chancellor of the Exchequer
FRA Pellerin, Fleur State Secretary for Foreign Trade
USA Perle, Richard N. Resident Fellow, American Enterprise Institute
USA Petraeus, David H. Chairman, KKR Global Institute
CAN Poloz, Stephen S. Governor, Bank of Canada
INT Rasmussen, Anders Fogh Secretary General, NATO
DNK Rasmussen, Jørgen Huno Chairman of the Board of Trustees, The Lundbeck Foundation
INT Reding, Viviane Vice President and Commissioner for Justice, Fundamental Rights and Citizenship, European Commission
USA Reed, Kasim Mayor of Atlanta
CAN Reisman, Heather M. Chair and CEO, Indigo Books & Music Inc.
NOR Reiten, Eivind Chairman, Klaveness Marine Holding AS
DEU Röttgen, Norbert Chairman, Foreign Affairs Committee, German Bundestag
USA Rubin, Robert E. Co-Chair, Council on Foreign Relations; Former Secretary of the Treasury
USA Rumer, Eugene Senior Associate and Director, Russia and Eurasia Program, Carnegie Endowment for International Peace
NOR Rynning-Tønnesen, Christian President and CEO, Statkraft AS
NLD Samsom, Diederik M. Parliamentary Leader PvdA (Labour Party)
GBR Sawers, John Chief, Secret Intelligence Service
NLD Scheffer, Paul J. Author; Professor of European Studies, Tilburg University
NLD Schippers, Edith Minister of Health, Welfare and Sport
USA Schmidt, Eric E. Executive Chairman, Google Inc.
AUT Scholten, Rudolf CEO, Oesterreichische Kontrollbank AG
USA Shih, Clara CEO and Founder, Hearsay Social
FIN Siilasmaa, Risto K. Chairman of the Board of Directors and Interim CEO, Nokia Corporation
ESP Spain, H.M. the Queen of
USA Spence, A. Michael Professor of Economics, New York University
FIN Stadigh, Kari President and CEO, Sampo plc
USA Summers, Lawrence H. Charles W. Eliot University Professor, Harvard University
IRL Sutherland, Peter D. Chairman, Goldman Sachs International; UN Special Representative for Migration
SWE Svanberg, Carl-Henric Chairman, Volvo AB and BP plc
TUR Taftalı, A. Ümit Member of the Board, Suna and Inan Kiraç Foundation
USA Thiel, Peter A. President, Thiel Capital
DNK Topsøe, Henrik Chairman, Haldor Topsøe A/S
GRC Tsoukalis, Loukas President, Hellenic Foundation for European and Foreign Policy
NOR Ulltveit-Moe, Jens Founder and CEO, Umoe AS
INT Üzümcü, Ahmet Director-General, Organisation for the Prohibition of Chemical Weapons
CHE Vasella, Daniel L. Honorary Chairman, Novartis International
FIN Wahlroos, Björn Chairman, Sampo plc
SWE Wallenberg, Jacob Chairman, Investor AB
SWE Wallenberg, Marcus Chairman of the Board of Directors, Skandinaviska Enskilda Banken AB
USA Warsh, Kevin M. Distinguished Visiting Fellow and Lecturer, Stanford University
GBR Wolf, Martin H. Chief Economics Commentator, The Financial Times
USA Wolfensohn, James D. Chairman and CEO, Wolfensohn and Company
NLD Zalm, Gerrit Chairman of the Managing Board, ABN-AMRO Bank N.V.
GRC Zanias, George Chairman of the Board, National Bank of Greece
USA Zoellick, Robert B. Chairman, Board of International Advisors, The Goldman Sachs Group

Sigue el live blogging del evento en The Guardian.

Te podría interesar:
El verdadero significado de los hechos ocurridos el 11 de septiembre de 2001 es que sirvieron para justificar un estado de vigilancia global y alimentar la máquina perpetua de la guerra (que necesita de una narrativa que fertilice el terreno)

1WTC_Viewfrom8SpruceStreet_Small

Varios años me interesó la posibilidad de que los ataques del 11 de septiembre de 2001 pudieran haber sido perpetrados por el mismo gobierno de Estados Unidos o hasta por un poderoso grupo detrás del gobierno, omniabarcante, siempre en la sombra que usaba el tablero geopolítico del mundo como un escenario ritual (un teatro de guerra o un teatro masónico). Fruto de este interés, que alguien podría llamar paranoico, compilé este texto que en su momento pretendió ser una "guía definitiva" de las teorías de la conspiración en torno a esta fecha (mito e hito). A 13 años de esta fecha, me ha dejado de parecer importante "saber la verdad" o llegar a una resolución. Me resulta menos inquietante existir en la ambigüedad y seguramente también me parece menos trascendental descubrir que las cosas fueron o no manipuladas y orquestadas desde dentro (el famoso inside job). No cambia mucho mi existencia; antes pensaba que esto era determinante porque significaba que el ciudadano promedio vivía en una enorme ilusión, en una realidad manipulada por oscuras fuerzas y eso era algo que no podía soslayarse (como si debiéramos o pudiéramos hacer algo al respecto). A la vez, cada vez me parece más difícil e inútil desbrozar el inconmensurable legajo de información y desinformación que coexisten en torno a este tema. Quizás el sentido más amplio del 9-11 pueda tener que ver más con cómo un hecho en el tiempo, al pasar por el filtro espectral de los medios y las creencias, puede burlar nuestra noción de objetividad, de realidad y ficción, y ser los dos y ninguno, sí y no, como si las dos torres gemelas fueran la superposición de estados del famoso gato cuántico de Shrödinger o como ocurre en la serie "Fringe", en la que en un universo paralelo las torres gemelas existen y en otro no --y estos universos empiezan a mezclarse.

Más allá de esta paradoja que podemos ver en la naturaleza del 9-11 (como holograma de la política global), hay algo que sí cruzó de manera contundente la frontera de lo real y permaneció. Como los grandes mitos de una cultura, lo que sucedió el 11 de septiembre se convirtió en un punto de quiebre en el tiempo que generó una especie de historia de creación o una narrativa fundacional, un mito al que regresamos y alrededor del cual orbitamos (un agujero negro en torno al que oscila la política local y global de Estados Unidos). El 9-11 no es un hecho aislado, una singularidad sin parangón en la historia (como vio Baudrillard); es parte de un continuum que ha utilizado políticamente la amenaza xenofóbica para controlar a la propia población y extender el poder del estado usando las tecnologías de la información (la ecuación entre saber y poder). Pero no hay duda de que esta fecha marca un hito en tanto que evidenció de manera más clara esta tendencia del Estado a amordazar y agazaparse sobre sus propios ciudadanos ante una amenaza (real o frabricada). En este sentido no hay duda que el regimen del terror propagandístico cayó sobre los propios ciudadanos, y no ese día sino los días que han seguido. A la vez que aceitó más la máquina perpetua de guerra, de la cual son víctimas cientos de miles de personas en países islámicos que se ven arrastrados por las casualidades de la guerra y que son discriminados por ser parte de un pueblo que supuestamente amenaza la libertad construida por la democracia.

Lo real y concreto que podemos extraer de lo que sucedió el 9-11 es el consecuente estado de vigilancia global (el prisma panóptico de la NSA, por ejemplo) y la continua polarización de la narrativa (eso que motiva moralmente al gobierno y justifica su extensión) en búsqueda siempre de enemigos que permitan dinamizar el complejo militar industrial. En cierta forma el "show business" tiene que seguir y, como una entidad económica viviente --sin necesidad de recurrir a un oscuro plan maestro--, encuentra la forma de encender la máquina para sobrevivir (la guerra y el despliegue de tecnología militar es la forma en la que el sistema sobrevive y la economía satisface la manda de crecimiento perpetuo). Así, de Al-Qaeda a ISIS, un mismo arco dramático une la historia; los nombres y los rostros cambian, pero es el mismo papel el que se representa en la obra. La tesis que triunfa siempre es que la guerra es un medio para conseguir la paz (¿pero no será que la guerra también es un medio para conseguir activar la economía y mantener el poder en manos de unos cuantos?).

No se necesita ser una analista esotérico o tener un gran discernimiento para darse cuenta de que el 9-11 ha desencadenado un complejo aparato de control y vigilancia que hace palidecer lo sucedido ese día en términos de daños cuantitativos (limitándose a los hechos producidos por la reacción militar de Estados Unidos, se podría argumentar que la muerte de 2 mil y pico neoyorkinos significa cualitativamente más que la muerte de cientos de miles de iraquíes o afganos). No necesitamos recurrir a Chomsky para que nos lo vuelva a decir, pero quizás nos pueda servir la sensibilidad de un artista. El músico de R.E.M., Michael Stipe, ha escrito un editorial para The Guardian en el que critica la memoria de los hechos encarnada en la Freedom Tower que se alza donde las dos torres fueron derribadas (en realidad tres: cerca de ahí, también el WTC 7):

La Freedom Tower tenía la intención de inspirar patriotismo y en cambio enarbola los lados más oscuros del nacionalismo. Los ataques del 9/11, la respuesta de la administración de Bush, cargada por los medios, y nuestro shock al haber sido víctimas directas del terrorismo zanjaron el camino para un nuevo giro de "no tenemos nada que temer más que el miedo mismo". Dejó de haber la necesidad de explicar o debatir públicamente el uso de poder militar, o el estado mental policial. Esto es lo opuesto a ser patriota.

Stipe tiene la claridad para ver cómo se teje una narrativa que no tiene que ver con lo que en realidad sucedió ese día sino con cómo se puede retransmitir para avanzar una agenda y justificar ante la opinión pública una serie de políticas que existen antes e independientemente de lo sucedido (lo que en la prensa estadounidense se conoce como el "spin").

Cada vez más, lo que "sentimos" de nuestra historia colectiva parece algo que ha sido manufacturado, e inyectado en nosotros, más que una emoción verdadera. Todo está enmarcado por la sensación de que la realidad ya no existe, o al menos no en una forma que pueda cambiarse o cuestionarse.

*           *          *

Poco antes de que se cumplieran 13 años de los ataques del 11-S, Barack Obama anunció una nueva ofensiva militar en Medio Oriente, una nueva tormenta del desierto, esta vez en contra de ISIS. Parece una forma congruente de rememorar lo sucedido hace 13 años, una forma de continuidad en la trama. Aunque hace un año Obama había enunciado "el fin de la guerra perpetua", algo que celebró el New York Times. Ahora Obama anunció nuevos ataques aéreos y los medios lo respaldan otra vez --se sigue tejiendo la narrativa desde dentro: el New York Times vuelve a avalar la decisión y el mundo sigue aceptando que es necesario acabar con la amenaza de la democracia y la libertad que "significan" grupos terroristas islámicos.

Twitter del autor: @alepholo