*

X

7 lecciones después de un año sin beber alcohol

Salud

Por: pijamasurf - 05/25/2014

¿Te gusta beber alcohol?¿Hace cuanto tiempo que no pasas una buena temporada sobrio? Te sorprenderías de lo que puedes aprender de ti mismo cuando pasas un tiempo sin beber

kelly

¿Alguna vez ha pasado por tu cabeza la idea de que tienes que controlar la forma en la que bebes, que el alcohol te tiene tomado al punto de ya no sentirte en control de tu vida? Kelly Fitzgerald es una chica normal que tomó una decisión que le dio un giro radical a su vida: dejó de tomar alcohol. Cada experiencia es diferente; no todos sienten que beber se haya vuelto para ellos una forma de esclavismo voluntario, pero es bueno poder recibir consejos de alguien que está del otro lado.

Kelly lleva un año sobria y ahora escribe un blog llamado sobersenorita.com. He aquí 7 cosas que ha aprendido de sí misma después de dejar de tomar:

1. Estarás usando tus sentidos al 100%

Dejar de beber hace que tus sentidos despierten. Emociones, dolor, olores, sabores, sonidos. Todo es más vivo, aunque también pueda ser más doloroso a veces. Las cosas brillan más; lo más insignificante puede hacerte tremendamente feliz o traerte una inesperada nostalgia. Estás más atento; recuerdas más. La sensación puede ser abrumadora a veces, pero vale la pena sentir que estás vivo.

2. Empezar a entender quién eres realmente

Cuando dejas de beber, al menos por un tiempo, todo se vuelve más claro; te das cuenta de las cosas que crees querer pero realmente no quieres y de cosas que quieres pero no sabías que querías. Puede ser un gran reto aprender a socializar sin tener un trago en la mano, pero cuando lo logres vas a sentirte más en control de ti mismo. Además despertar en las mañanas sin cruda, tomar café e ir a correr puede ser el encuentro perfecto contigo mismo. Se trata de aprender a disfrutar las pequeñas cosas. Quizá empezaste a beber porque la vida te aburría, pero dejar de beber hace que la vida se vuelva algo completamente nuevo.

3. El alcohol ya no era divertido

No es fácil bajar el ritmo con el que bebes, para muchos la decisión tiene que ser de todo o nada. Una copa llama a la siguiente y a la tercera o cuarta ya no eres la misma persona que quería tener una noche tranquila. El problema no es querer divertirte; el problema es no poder parar aunque realmente ya ni siquiera te estés divirtiendo. A veces beber se vuelve simplemente una forma para prolongar la espera, para evadir la pregunta de qué es lo que quieres y hacia dónde quieres encaminar tu vida.

4. Una vida más manejable

Beber puede hacer que tu vida sea un desastre. Los primeros días y meses te acosa terriblemente el fantasma del alcohol, pero ya que pasas esa etapa el estar sobrio puede ser tu estado normal. Entonces quizá te des cuenta de que ya no bebías por gusto sino por la angustia de soportar la vida así, sin filtros. Si algo malo pasa no es el fin del mundo y, por cierto, el alcohol tampoco soluciona problemas realmente, sólo los aplaza un poco.

5. Eres una persona que merece amor

Puede que en un momento te des cuenta de que eres tú quien has estado saboteando tus relaciones amorosas. El alcohol puede ayudarte a justificar malas decisiones de todo tipo, incluyendo tus decisiones amorosas. Sin embargo, aunque no lo creas, tú también puedes tener una relación normal; alguien se puede fijar en ti aunque no estén completamente bebidos. Quién sabe; nadie dicta que no puedas conocer a alguien increíble en las profundidades de la borrachera, pero también vas a querer saber cómo es en la superficie.

6. La gente tóxica es como los malos hábitos

Este punto es importante. Si dejas de beber o usar drogas probablemente tengas que dejar de ver a ciertas personas. Sólo entonces te darás cuenta de a quién conoces realmente y a quién no. Te enfrentarás al hecho de que hay “amigos” de los que no sabes nada, ni te interesa saber nada, porque no tienes nada en común con ellos fuera de la fiesta y de ese continuo actuar como si realmente te estuvieras divirtiendo. Entonces descubrirás a quién aprecias realmente y quién está ahí para ti aunque no bebas. Deshacerte de tus “amigos tóxicos” junto con tu malos hábitos realmente tiene sentido.

7. No eres perfecto, y está bien

Deshacerte de un hábito como beber alcohol puede estar seguido de un periodo de culpa, vergüenza y arrepentimiento. Es una montaña rusa emocional; pasas por todos los estados de ánimo mientras tu cuerpo y tu mente se resisten a dejar la adicción. Pero entonces te darás cuenta de que sientes una gran cantidad de emociones que habían permanecido mucho tiempo adormecidas. Puedes cometer errores, pero son tuyos; el alcohol ya no justifica nada.  

Kelly dice que no se imagina volviendo a ser esa chica parrandera que antes era. Se siente feliz, plena, saludable. Todos los días, cuando despierta, se siente contenta de no estar cruda. El camino de Kelly no tiene por qué ser necesariamente el tuyo, pero si sientes que has perdido las riendas de tu vida, por qué no intentar recordar lo que es sentir ser tú mismo.

Esta es la perturbadora apariencia de una hamburguesa de McDonald's 5 años después

Salud

Por: pijamasurf - 05/25/2014

Tal vez las hamburguesas de McDonald's sean inmortales y puedan viajar al espacio

burger_0

Seguido hemos escuchado que una de las pruebas de la gran cantidad de preservativos que tienen las hamburguesas de McDonald's --una poderosa razón para dejar de consumirlas-- es que permanecen en un estado similar al que se encuentran cuando son vendidas no obstante el paso del tiempo. Todos somos víctimas de la guadaña de Cronos, excepto las Big Mac's...

He aquí una nueva prueba presentada por Marshall King, editor de comida del sitio The Elkhart Truth, quien ha dado a conocer esta imagen de una hamburguesa que guardó durante cinco años en un escritorio. Junto a ella, un Holiday Pie que llevaba tres años en un cajón. Una compañía freak de productos repletos de preservativos que desafían la noción de lo que es la comida.

"El pan se secó un poco, pero no se desintegró ni formó hongos. Cinco años después se ve igual que unas semanas luego de que la compre: como un puck de air-hockey con un pan medio seco. Con un vago olor a carne".

McDonald's, sin embargo, insiste en que "bajo ciertas condiciones" (y deben de ser muy especiales; tal vez intensa radiación), sus hamburguesas "llegan a descomponerse". 

Quizás lo has olvidado, pero la mayoría de la comida que viene de la tierra y no tiene cientos de químicos se descompone en unos días.