*

X
Un metanálisis de 90 experimentos que buscaron replicar un controversial experimento realizado por Daryl Bem muestra que hay bases para sostener que la precognición es una facultad real de la percepción humana y que la información puede viajar desde el futuro al pasado.
Picture 429

Imagen: http://y0-y0.deviantart.com/art/precognition-158873849

En el 2010 la comunidad científica fue sacudida por un experimento realizado por Darryl Bem, en el que este profesor de la Universidad de Cornell obtuvo resultados que parecían demostrar un efecto de precognición, que sugería que el ser humano es capaz de percibir sucesos que aún no ocurren y que el futuro puede afectar el pasado. El trabajo, publicado bajo el título "Sintiendo el Futuro" en el prestigioso Journal of Social and Personality Psychology, generó enorme polémica, haciendo que la mayoría de los científicos –del llamado "mainstream"– lo descalificaran y lo juzgaran aberrante. Objetaron en su momento que el método de Bem era deficiente y que seguramente el experimento, con los mismos resultados, no podría reproducirse. El popular crítico Ray Hayman lo llamó "locura, locura pura" y "una vergüenza para el campo" (de la psicología): pocos días después de que se diera a conocer el trabajo de Bem, los medios empezaron a desacreditarlo, señalando que se trataba de un craso error (como se suele juzgar a vuelapluma todo el fenómeno psi). Cuatros años después, un metanálisis de 90 experimentos similares muestra resultados consistentes con el experimento de Bem y sustenta la noción de que existe tal cosa como la precognición.

El nuevo trabajo de investigación realizado por Bem y científicos de diversos países consiste de un metanálisis de "90 experimentos de la anticipación anómala de eventos futuros aleatorios", los cuales se llevaron a cabo en 14 diferentes países "con un efecto positivo general de más 6 sigma". Esto significa que usando los mismos estándares para evaluar la evidencia a lo largo de la ciencia psicológica queda implícito que la precognición es un efecto genuino.

El investigador Dean Radin, quien también ha contribuido a apuntalar la realidad de los fenómenos psi, comenta sobre el nuevo metanálisis de Bem: "El fundamento de la ciencia, y el factor clave que refuta la crítica histérica, es si un efecto puede ser repetido por investigadores independientes. Si no puede, entonces tal vez que lo que se sostenía originalmente era un error o estaba siendo afectado idiosincráticamente. Si puede ser repetido, entonces los críticos deben de repensar su posición". Radin considera que este resultado sumado a otro metanálisis de los efectos de los presentimientos "provee evidencia adicional indicando que lo que molesta a los críticos es su creencia de cómo la naturaleza se comporta, más que la forma en la que realmente se comporta". En muchos aspectos la ciencia moderna no se ha logrado liberar de creencias y dogmas y este parece ser uno de esos casos: es muy difícil aceptar para los científicos que su visión de un mundo objetivo, en el que no existe la acción a distancia y la mente no afecta a la materia podría no ser acertada.

 

Sintiendo el futuro

El experimento seminal de Daryl Bem involucró a dos grupos de estudiantes con los que se realizaron un par de pruebas de precognición o quizás, mejor dicho, de retrocausalidad. Por una parte, un grupo de 100 estudiantes universitarios hicieron un examen de memorización de palabras. Los estudiantes pudieron observar brevemente una lista de 48 palabras y luego contestaron el examen. Después de realizado el examen una computadora revisó la misma lista y escogió de manera aleatoria 24 de estas palabras sin ninguna intervención humana. Antes de que se fueran se les pidió a los estudiantes que revisaran la palabras que había escogido la computadora y las escribieran. Cuando el Dr. Bem revisó los exámenes encontró un extraño patrón. Descubrió que los estudiantes habían tenido mayor memoria para las palabras que había seleccionado la computadora y habían leído y escrito después de haber hecho el examen. Las otras 24 palabras fueron menos recordadas. “Los resultados muestran que practicar un grupo de palabras después del examen de memorización, de hecho, atraviesa el tiempo para facilitar el recuerdo de esas palabras”, dice el Dr. Bem. Saltando un poco a interpretar esto, podríamos sugerir que la linealidad del tiempo es una ilusión.

El otro experimento involucra lo que podemos llamar un caso de porno-precognitivo. Bem explica:

Indicaciones fisiológicas de las respuestas emocionales de los participantes son monitoreadas mientras ven imágenes en una pantalla de computadora. La mayoría de las imágenes son emocionalmente neutras; pero, en pruebas aleatorias, una imagen altamente perturbadora o erótica es mostrada. Como es esperado una respuesta emocional ocurre cuando aparecen las imágenes en la pantalla, pero lo notable es que la respuesta de excitación ocurre pocos segundos antes de que aparezca la imagen, incluso antes de que la computadora la haya seleccionada. El efecto de presentimiento también ha sido demostrado en un experimento de resonancias magnéticas (fMRI) realizado por Bierman & Scholte, en el 2002... Lo más sobresaliente es que se observan las respuestas fisiológicas 2 o 3 segundos antes de que aparezca la imagen, antes incluso de que la computadora decida qué imagen presentar, si una estimulante o una no estimulante.

En este caso, el efecto de precognición sólo se manifestó con las imágenes de contenido pornográfico (emocionalmente cargadas), donde los participantes reaccionan segundos antes al estímulo. Esto parece coincidir con los experimentos realizados por el Instituto Rhine, los cuales llevaron a Carl Jung a formular su teoría de la sincronicidad y los propios experimentos de astrología del psicólogo suizo. Jung notó que para que el componente de percepción extrasensorial ocurriera debía de haber una carga o una motivación emocional.

El Dr. Bem cree que a nivel cuántico se podría estar transmitiendo la información o sensación provocada por el porno del futuro, algo que, a escala subatómica, parece también confirmar un experimento realizado por Aharanov y Tollasen.

"La precognición y la premonición son en sí casos especiales de un fenómeno más generalizado: la anómala influencia retroactiva de eventos futuros en las reacciones de un individuo en el presente, ya sea que estas respuestas sean conscientes o inconscientes, cognitivas o afectivas”, escribe Bem, quien fue ridiculizado por la comunidad científica pero quizás la historia lo reivindique y le guarde un lugar privilegiado entre los grandes disidentes que ayudaron a transformar y amplificar nuestra concepción de la realidad.

Twitter del autor: @alepholo

  

¿El universo dejó de existir hace 14 mil millones de años? Eso sugieren estudios sobre el bosón de Higgs

Ciencia

Por: pijamasurf - 04/20/2014

Científicos del King’s College de Londres recrearon las condiciones posteriores al Big Bang luego del conocimiento adquirido al estudiar la llamada "partícula de Dios" y encontraron que, posiblemente, el universo se colapsó hasta dejar de existir hace miles de millones de años
[caption id="attachment_79827" align="aligncenter" width="505"]astro Imagen: Nicholas Buer[/caption]

Hace ya casi dos años que la existencia probada del bosón de Higgs (la también llamada “partícula de Dios”) ha ayudado a explicar cómo la energía se convirtió en materia y, con ello, el camino que siguió el universo a partir de esa transición.

Ahora, sin embargo, la continuación de esos mismos estudios sobre la elusiva partícula sugieren que el universo dejó de existir hace millones de años (y, en cierta forma, nosotros todavía no nos damos cuenta de ello).

Físicos del King’s College de Londres recrearon recientemente las condiciones inmediatamente posteriores al Big Bang, incluyendo en esta simulación los datos obtenidos en estos dos años de análisis del bosón de Higgs.

De acuerdo con su investigación, Robert Hogan y otros colegas concluyeron que, si bien después de la “Gran Explosión” el universo comenzó a expandirse increíble y excesivamente rápido, a esto siguió un proceso de colapso que, según el modelo de los físicos, debió terminar hace casi 14 mil millones de años.

Entonces, ¿el universo dejó de existir ese momento? Ese es el enigma, pues ahora los científicos no saben si, en efecto, todo lo que vemos a nuestro alrededor simplemente no existe o, por otro lado, hace 13.8 mil millones sucedió algo que todavía no descubrimos ni entendemos sobre la existencia del cosmos.

También en Pijama Surf: ¿Cuándo vemos una estrella, estamos viajando en el tiempo?