*

X

¿Acostumbras dormir la siesta? ¡Cuidado! Ese hábito puede apresurar tu muerte

Salud

Por: pijamasurf - 04/14/2014

A pesar de que se trata de una costumbre extendida en numerosos países, la siesta podría estar relacionada con el desarrollo de enfermedades respiratorias.
La_migdiada La migdiada, Ramon Martí Alsina (1884)

En algunos países y personas la siesta es un hábito común. En algún momento de la tarde, con cierta frecuencia después de la comida y bastante antes de la cena, la pesadez de la digestión induce el letargo necesario para arrellanarse en la superficie muelle más cercana y con la promesa de dormir no más de 15 o 20 minutos, comienza una rápida visita a las regiones de la somnolencia. Según algunos, el origen de esta costumbre se remonta la Edad Media europea, cuando la regla monástica de San Benito prescribía “tranquilidad y reposo en la hora sexta”, justo la hora que sucedía a los alimentos vespertinos.

Sin embargo, pese a todo este legado, tomar una siesta puede ser más nocivo de lo que creemos. Esto de acuerdo con una investigación realizada recientemente por investigadores de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, quienes analizaron el estilo de vida de 16 mil adultos británicos en busca de la relación entre la siesta y el desarrollo de ciertas enfermedades.

De acuerdo con el estudio —el cual forma parte de una investigación más amplia sobre las causas del cáncer—, la siesta incrementa en poco más de 30% la posibilidad de morir prematuramente, pues se convierte en factor de males respiratorios como la bronquitis, el enfisema y la neumonía. En este sentido, la probabilidad de morir por una enfermedad respiratoria aumenta en 2.5 con respecto a personas que no acostumbran tomar el susodicho descanso y sólo duermen de noche. El estudio sugiere que la siesta puede ser ya un síntoma de un trastorno respiratorio.

Desglosando estos resultados, los investigadores encontraron que el riesgo de muerte aumenta 14% cuando la siesta dura menos de 1 hora, pero pasa a 32% cuando ésta se extiende por más tiempo.

En cuanto a la causa, parece ser que la siesta provoca inflamación en el cuerpo, lo cual trastorna su funcionamiento.

También en Pijama Surf: Dormir 8 horas seguidas podría ser una práctica antinatural y nociva

Lo que tu posición para dormir dice de tu relación de pareja

Salud

Por: pijamasurf - 04/14/2014

Ya sea que cucharees o duermas de espalda a espalda, todo es un indicador de qué tan funcional es tu relación con tu pareja.

large

De acuerdo a un nuevo estudio, cucharear con tu pareja realmente dice mucho de qué tan bien o mal está tu relación. Investigadores de la Universidad de Hertfordshire encuestaron a mil personas y encontraron que las parejas que mantenían contacto físico mientras dormían tendían a reportar estar felices en su relación.

Un 94% de las parejas que se tocan mientras duermen dijeron que estaban contentos, mientras sólo un 68% de las parejas que no se tocan mientras duermen dijeron estar contentos. Pero no sólo eso, la distancia física mientras duermes se traduce en distancia emocional.

Del 12% de las parejas que dormían con menos de 3 centímetros de separación de su pareja, 86% de ellas dijeron que estaban felices. Y en cambio las parejas que dormían con más de 70 cm de separación, sólo el 66% dijo que era feliz.

“Este es el primer estudio que examina las posiciones de dormir de las parejas, y sólo con preguntarle a la gente acerca de su posición favorita para dormir, los resultados permiten que las personas entiendan una personalidad o una relación”, apuntó el profesor u psicólogo Richard Wiseman.

La posición más popular, con un 42%, fue de espalda a espalda. El 30% dormía mirando a la misma dirección y el 4% mirándose el uno al otro. Interesantemente, entre más extrovertido eres, más tiendes a dormir cerca de tu pareja.

Si estás cansado de dormir de “cucharita”, te compartimos el Kama Sutra de posiciones de dormir para que pruebes otras cosas. Sólo con ver estas fotos quizá te inspires a tocar a tu pareja lo más que puedas mientras duerme. Lo importante es acercarte un poco más.