*

X

10 hábitos de personas altamente intuitivas

Por: pijamasurf - 03/22/2014

La intuición se cotiza cada vez más en estos tiempos, y ello es porque estamos rodeados de distracciones que nublan nuestras capacidades inconscientes. Estos son 10 consejos para afinar tu intuición y tomar mejores decisiones.

Johan-Hendrik-Weissenbruch-Sailing-Boat-in-Choppy-Seas 

La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente.

Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo.

 -Albert Einstein

 

La intuición no sólo es difícil de definir, sino que ha sido bastante relegada a la categoría New Age donde ha perdido fortaleza. Pero es un sentimiento, o una emoción, que a todos nos habita y por lo tanto habría que darle mucho más espacio. Se podría describir como ese razonamiento inconsciente, pero claro, que nos mueve a hacer algo sin decirnos cómo o por qué. Se siente en la panza (the guts) o en el pecho, a veces, y la verdad es que cuándo nos detenemos a sentirlo y le hacemos caso, tomamos las mejores decisiones. Sentimos, al menos, que tomamos una decisión congruente con nuestro estado.  

Por lo mismo hay un creciente número de evidencia anecdótica, combinada con esfuerzos sólidos de investigación, que sugiere que la intuición es un aspecto crítico de cómo los humanos interactuamos con nuestro ambiente y cómo, ultimadamente, tomamos muchas de nuestras decisiones. Carolyn Gregoire, una de las editoras del Huffington Post, escribió una nota en la que enumera diez cosas que las personas intuitivas hacen diferente que los demás. Su lista, que transcribimos abajo, es más bien una suerte de manual para abrirle más espacio a la intuición y vivir con más tranquilidad y congruencia. Para tomar las mejores decisiones se requiere un balance de intuición –que levanta un puente entre el instinto y el razonamiento– y el pensamiento racional. Pero la convención cultural ha ido en contra del instinto y la intuición, y ello nos lleva a descartar muchas veces nuestras “corazonadas”, en detrimento propio.

 

Diez cosas que las personas intuitivas hacen distinto

 

1. Escuchan a su voz interna

El elemento principal que distingue a alguien intuitivo de alguien que no lo es que se detienen a escuchar, en lugar de ignorar, la guía de sus intuiciones y sentimientos físicos.

 

2. Se toman tiempo para estar solos

Si quieres ponerte en contacto con tu intuición, deja el teléfono, la computadora, la televisión y siéntate en casa a estar solo por un rato. Aquí puedes tomar las mejores decisiones basado en cómo te sientes al respecto.

 

3. Crean

Las personas creativas son altamente intuitivas. Y al igual que puedes aumentar tu creatividad mediante la práctica, puedes impulsar su intuición. De hecho, practicar una puede ayudar a construir a la otra.

 

4. Meditan

Las distintas prácticas de meditación pueden ser una excelente manera de destapar tu intuición. Puedes alinearte con ella y al final tomar una decisión de la que estés absolutamente seguro. El autoconocimiento que llega por medio de la meditación y poner atención a nuestra experiencia presente sin hacer un juicio de valor nos ayudan a entender mejor nuestras personalidades y por lo tanto a actuar acorde con ellas.

 

5. Observan todo

Lo primero que debes hacer es darte cuenta; lleva un diario y date cuenta cuándo suceden cosas extrañas. Ganarás un sentido agudo de cada cuánto ocurren coincidencias, conexiones sorprendentes o intuiciones precisas en tu vida diaria.

 

6. Escuchan a su cuerpo

Si alguna vez te han dado náuseas o dolor de panza cuando sabías que algo estaba mal pero no sabías exactamente qué, puedes entender que la intuición puede causar sensaciones físicas en el cuerpo. Pon atención a ese “segundo cerebro”.

 

7. Conectan profundamente con otros

La empatía es uno de los grandes compañeros de la intuición. Dedicar tiempo a observar y escuchar a otros cara a cara puede ayudar a impulsar tus poderes de empatía.

 

8. Prestan atención a sus sueños

Tomar tiempo para pensar en tus sueños es una manera de comunicarte con tus procesos inconscientes. Ambos, los sueños y la intuición nacen del inconsciente, así que puedes comenzar a destapar esta parte de tu mente al prestar atención a tus sueños. Los sueños guardan bastante información sobre cómo vivir tu vida.

 

9. Disfrutan de bastante tiempo de relajación

Pocas cosas arruinan más la intuición que el trabajo constante, hacer varias cosas a la vez, estar conectado a dispositivos digitales y estar estresado y fatigado. De acuerdo a Gregoire, siempre tenemos un sentido intuitivo acerca de la gente en nuestras vidas –a un nivel profundo, sabemos diferenciar a los buenos de los pretensiosos o falsos—pero no siempre estamos suficientemente despiertos para reconocer la diferencia. El problema es que estamos demasiado ocupados.

 

10. Dejan ir las emociones negativas

Las emociones fuertes, particularmente las de enojo o frustración, nublan la intuición. Muchos de nosotros hemos sentido que algunas veces “no somos nosotros mismos” cuando estamos arrobados por alguna emoción, y ello puede ser porque estamos desconectados de nuestra intuición. Para dejar ir emociones de este tipo lo mejor es meditar o crear.

Hijos en subterráneo del divorcio

Por: Maite Azuela - 03/22/2014

En México, la salud psicológica de los niños está permanentemente expuesta durante y después de un divorcio, porque la ley no tiene suficientes elementos para protegerlos y las instituciones responsables de su seguridad no están capacitadas para resguardarlos de las condiciones adversas ocasionadas por sus padres. Carecen del acompañamiento del Estado.

skilsmisse_kortUn manto acuífero es agua subterránea que se aloja bajo la superficie de la tierra. El volumen del agua que se alberga debajo es mucho más importante que la masa de agua retenida en lagos o circulante, aunque menor al de los glaciares. Normalmente se piensa que el agua subterránea circula por cavidades y galerías, pero no es sólo así, se puede encontrar en sedimentos, poros y grietas de la tierra que contienen el agua como si fueran esponjas.

Las emociones de los niños cuando sus padres se separan pueden ser percibidas como aguas subterráneas que sólo se hacen evidentes cuando hay lágrimas o conflictos exteriorizados. Pero, igual que los mantos acuíferos, éstas suelen ser profundas y no siempre están a la vista.

Con su película Manto Acuífero, el guionista y director Michael Rowe proyecta con total naturalidad el desconcierto, la confusión y el dolor de Carolina, una niña de 7 años que tras el divorcio de sus padres es alejada de su papá, sin que su madre le permita tener comunicación alguna con él. 

La mayoría de las separaciones y divorcios se dan en contextos agresivos y de disputa por los bienes materiales. En esa dinámica, los hijos y sus necesidades se pueden invisibilizar o, lo que es peor, se pueden convertir en la moneda de negociación con la que los padres buscan conseguir sus objetivos.

Carolina es una niña suave, que no hace demasiadas preguntas, se refugia en el jardín explorando entre las plantas y levantando bichos de colección. Extraña a su papá todo el tiempo, lo recuerda con rituales cotidianos, lo imagina, lo dibuja, lo busca tras la ventana. Su madre apenas nota su nostalgia, está ocupada viendo cómo fastidia al exesposo e intentando reconstruir su vida con una nueva pareja. 

En México, la salud psicológica de los niños está permanentemente expuesta durante y después de un divorcio, porque la ley no tiene suficientes elementos para protegerlos y las instituciones responsables de su seguridad no están capacitadas para resguardarlos de las condiciones adversas ocasionadas por sus padres. Carecen del acompañamiento del Estado.

De acuerdo con las cifras del INEGI 2011, la tasa de divorcios en México se disparó 75% y el número de matrimonios disminuyó casi 20% entre el 2000 y el 2011. El incremento no es malo o bueno. Quienes entendemos el divorcio como un derecho a la disolución de una relación por acuerdo de ambas partes no calificaríamos la posibilidad como negativa en sí misma, sino incluso como una oportunidad para que los hijos crezcan lejos de discusiones cotidianas entre sus padres. Pero hay pocos datos sobre el impacto que ocasionan las negociaciones de la separación que involucran a menores. Lo realmente importante es tener cifras y elementos sobre los hijos que son botín de los desencuentros. 

En muchos casos los menores tienen que presentarse al menos una vez a la semana al juzgado de lo familiar y presenciar los pleitos entre los padres o testificar a favor de uno y en contra del otro. Colocarlos en estas condiciones vulnera aún más su estabilidad emocional. De modo que no es sólo un asunto privado en el que los padres debamos estar alertas constantemente de las reacciones evidentes o no de los pequeños, sino que deben existir políticas públicas ex profeso, con la intención de limitar lo más posible el abuso emocional de los menores.

Recorrer los días en que Carolina experimenta su duelo y presenciar su adaptación a una rutina desconocida nos muestra, como lo dice el propio Michael Rowe, cómo los niños no están exentos de los conflictos internos. Su trabajo cuidadosísimo manifiesta el mundo interior de una niña que sufre, como cualquier adulto. Nuestros mantos acuíferos pueden estar ocultos, pero no por eso el agua deja de correr en las profundidades subterráneas.

 

Twitter de la autora: @maiteazuela

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.