*

X

Nuevos estudios encuentran patrones en los reportes de las "luces fantasma de terremotos"

Por: pijamasurf - 01/11/2014

El fenómeno de las luces de terremoto siempre ha sido de interés para los geólogos y para aquellos que las han presenciado, pero finalmente los medios están dando cobertura especial a los estudios en torno al tema.

140102021451_earthquake

Las luces atmosféricas fantasma tienen decenas de representaciones, todas ellas, encantadoras. Entre ellas quizá la más evocada sea  el fenómeno del fuego fatuo o  will-o’-the-wisps, que es parte del mundo folclórico de las apariciones. Pero estas luces misteriosas tienen varias versiones y acontecen en situaciones o lugares específicos del planeta. Un ejemplo de ello es el fenómeno de las luces de terremoto, que han sido objeto de interés para aquellos con mentalidad fortiana, y obviamente para aquellos que las han presenciado. Estas luces han sido algunas veces reportadas como orbes o globos de luz, y otras simplemente como un brillo extraño o una nube encendida.

Pero finalmente este mes nuevas investigaciones en torno al tema han tenido cobertura mainstream, lo cual podría brindar un mayor entendimiento de cuándo y dónde suceden. En un estudio publicado en Seismological Research Letters, un equipo de investigadores observó 65 terremotos en los últimos 4 siglos que hayan reportado “luces misteriosas” asociadas a ellos, y analizó las circunstancias geológicas de cada uno para encontrar cualquier patrón discernible.

Lo que encontraron fue que las luces de terremoto aparecen desproporcionadamente antes o durante los temblores, en lugar de después. Aún no tienen una explicación para los patrones inusuales de locación, pero creen que pueden explicar esta tendencia en la temporalidad.

“El proceso comienza profundo en la corteza, donde las rocas están sujetas a altos niveles de estrés, antes de que el estrés se libere para producir un terremoto”, apunta uno de ellos. Al parecer este estrés puede romper pares de átomos de oxígeno con carga negativa que están vinculados en enlaces de peróxido. Cuando esto sucede, se libera cada uno de los iones de oxígeno, y estos pueden fluir entre las grietas de la roca hacia la superficie. Los investigadores piensan que en ese momento grupos de alta densidad de estos átomos cargados ionizan bolsas de aire y forman un gas cargado (un plasma) que emite luz.

A partir de estos resultados, que no son menos fantasmagóricos que la existencia del fenómeno per se, los científicos piensan que en el futuro se podrán predecir terremotos. Que las luces fantasma serán voceras de un movimiento inminente de la Tierra. Esto significa que finalmente la ciencia está intentando leer los signos lumínicos de la naturaleza y no solamente relegarlos a supersticiones esotéricas o vanas. Enhorabuena.

Conciso infográfico muestra cómo los refrescos (o sodas) impactan la salud

Por: pijamasurf - 01/11/2014

Conservadores y azúcares que se encuentran en refrescos o sodas son un grave riesgo para la salud.

imagesa-sip-of-soda

La infografía parece ser el medio más socorrido para transmitir de manera sucinta y efectiva una gran cantidad de información. No es la excepción esta infografía que explora visualmente los efectos que tienen las bebidas azucaradas, conocidas como refrescos, sodas o gaseosas.

Estudios agrupados por institutos médicos estadounidenses muestran que los conservadores y las azúcares que contienen los refrescos principalmente llegan a afectar y a producir enfermedades como el asma, arresto cardiaco, osteoporosis, problemas en los riñones y en los dientes, incrementan el riesgo a la diabetes y sobre todo producen obesidad. Conservadores basados en sodio reducen la disponibilidad del potasio y pueden generar enfermedades como el asma o la urticaria. El ácido fosfórico que se encuentra en las bebidas de cola ha sido ligado a problemas renales. 

Si bien beber un refresco de repente no es algo alarmante, el problema reside en que poblaciones de países como México y Estados Unidos incluyen estas bebidas en sus dietas básicas; con tal frecuencia, que los refrescos se convierten en un lento veneno blanco.

La azúcar es una droga y quizás la más letal de la historia, sugieren algunos estudios e historiadores