*

X

Estas son las cosas que hacen que una pareja sea feliz, según la ciencia

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/30/2014

Investigaciones sobre lo que hace que las parejas duren y sean felices, según la mano fría de la ciencia.

anagrams

De acuerdo con un estudio de Sara Boboltz para el Huffington Post, la compilación de estos puntos forma “la relación más feliz del mundo”. Su investigación está basada en décadas de estudios que han intentado localizar exactamente qué es lo que hace a una pareja feliz. La siguiente es una selección de los consejos más interesantes que cita Boboltz; el resto de los predictores científicos son demasiado obvios: estar genuinamente feliz por el otro; reírse de los mismos chistes; ser sexualmente activos; no estar aburridos el uno del otro; tener el mismo interés por la fiesta y las sustancias.  

Entonces, de acuerdo con las investigaciones, la pareja más feliz es la que…

 

No manda demasiados mensajes de texto.

Investigadores de la Universidad de Brigham Young encontró que las parejas que se disculpan o toman decisiones por medio de mensajes de texto tienden a ser menos felices en su relación. Lo mejor, obviamente, es verse en persona o de perdida llamar.

 

Ya no pelea mucho, pero lo hizo en algún momento.

Un estudio de Florida State encontró que parejas que tuvieron “conversaciones acaloradas pero honestas” en los principios de su relación son más felices a largo plazo.

 

Uno es primogénito y el otro es el último hijo.

Algunos psicólogos afirman que cuando el más chico de su familia y el más grande de la suya se unen, tienes a una persona que generalmente disfruta de que lo cuiden y otra que tiende a cuidar de los otros. Ésta, de acuerdo a ellos, es una de las mejores parejas.

 

Contribuye equitativamente en los gastos del hogar.

Aquellos que están de acuerdo en compartir las tareas del hogar y los gastos tienden a sentirse más satisfechos en su relación, según un estudio conducido por UCLA.

 

Son homosexuales.

Recientemente Open University publicó un estudio  de 5,000 personas que sugiere que las parejas homosexuales son “más felices y más positivas” acerca de su relación. Las parejas heterosexuales, por otro lado, tendieron menos a dedicar tiempo al otro, encontrar intereses comunes y comunicarse bien.

 

Son heterosexuales pero uno es feminista.

Un estudio de Rutgers encontró que los hombres y mujeres con parejas feministas estaban más satisfechos en su relación heterosexual.

 

Ella es más atractiva que él.

Una mujer más atractiva lleva a los hombres a sentirse más satisfechos en su matrimonio, e interesantemente, a las mujeres también. Lo mismo no funciona si ellos se consideran más atractivos que sus parejas, según una investigación de la Revista de Psicología Social.

 

Ambos fueron a la universidad.

La Universidad de Pittsburg publicó un artículo en que afirman que la educación y la inteligencia son dos de los aspectos más importantes en una pareja.

 

Cabe mencionar que la mayoría de estos puntos no son algo que una pareja pueda decidir o diseñar antes de involucrarse con alguien que le gusta (como que sea un primogénito o que sea feminista), pero los esfuerzos de la ciencia en torno estos temas no dejan de ser fascinantes (a la vez que si los queremos aplicar, ridículos). Seguramente estos hallazgos científicos cambiarán mientras las relaciones continúen evolucionando. Son, por ahora, nociones generales de lo que parece funcionar mejor.

El peculiar mundo de los campamentos para adictos a Internet

Sociedad

Por: pijamasurf - 01/30/2014

Apilados en literas, en estrictos regímenes militares miles de adolescentes en China se recuperan del fantasma de la adicción a Internet

Desde que en 2008 China diagnosticara el problema de la adicción a Intenet y  lo considerara  "una de las condiciones más riesgosas para la vida de los adolescentes" han surgido unas 400 clínicas para tratar a una población que, se cree, llega a los 10 millones de adictos. Esta peculiar enfermedad, síntoma de la modernidad (si los hay) es tratada en campamentos de estilo militar en la que las personas reciben terapia en grupo e individual, entrenamiento militar y por supuesto se les impide conectarse a Internet (a los campamentos también se les apoda, desde fuera, "gulags de gamers").

El New York Times ha filmado un documental al respecto llamado Web Junkies, en el cual estudia este extraño fenómeno. Vemos las narraciones de los chicos que al conocer los juegos en línea dentro de un café internet entraron en una especie de frenesí toxicológico (como si hubieran caído a un fumadero de opio) y pueden pasar días enteros sin regresar a casa, enganchados ante la luz electrónica. Según las autoridades, pasar más de 6 horas seguidas jugando ya es un síntoma de una incipiente adicción, la cual hace que algunos adolescentes lleguen a usar pañales para no ver su desempeño afectado.


webjunkie_2799883b

Resulta controversial que muchos de estos chicos sean confinados a estos institutos que tienen algo de prisiones, cuando lo mismo que preocupa a las autoridades lo padecen en estos campamentos. Dice una especie de gurú de estos campamentos sobre los chicos: "Saben todo del Internet, pero nada de los seres humanos". Uno de los chicos internados, justamente señala que lo que lo hace sufrir no es el no poder conectarse a Intenet, sino la soledad de estar internado. El tema es complejo: muchos de estos chicos señalan que no son adictos, sino que simplemente le gusta jugar. Por otro lado tenemos el caso de una madre que dice que su hijo después de conocer los juegos en línea "se convirtió en otra persona", víctima del trastorno de la heroína electrónica, la nueva presentación del diablo.

Tal vez estas adicciones sean más un reflejo de los problemas familiares en China que de los efectos de la tecnología, aunque evidentemente los nuevos medios tienen también cierto potencial enajenante.