*

X

Calcio fiorentino: ¿el deporte más violento del mundo? (VIDEO)

Por: pijamasurf - 01/17/2014

Modernos gladiadores se baten en la arena cada año en la Piazza de Santa Croce, en Florencia: uno de los espectáculos deportivos más interesantes de la Antigüedad.

Una mezcla de soccer, vale tudo, MMA, boxeo, rugby y lucha grecorromana: para los espectadores modernos, el Calcio Storico Calcio Fiorentino no puede entenderse sino a través de un híbrido puñado de referencias deportivas; sin embargo, para los florentinos, el Calcio (de "pie") es una tradición con más de 600 años de antigüedad, y que luego de caer en un olvido relativo durante el siglo XVII, vuelve a jugarse cada año en la tercera semana de junio, en la Piazza Santa Croce. 

El Calcio goza de fama feroz por la aparente desorganización y libertad de contacto entre los jugadores; sin embargo, un vistazo a las reglas de este deporte nos hace ver que en realidad el objetivo no es lastimar a los jugadores del otro equipo: se juega con dos equipos de 27 jugadores (5 de los cuales son porteros), y el objetivo es anotar goles ("cacce") introduciendo una pelota en uno de los agujeros situados en los extremos del campo.

Las medidas de la plaza son similares a las de una cancha de soccer, pero está cubierto de arena en lugar de césped. Cada partido dura 50 minutos y ocho árbitros (entre jueces de línea y maestros de campo) se encargan de llevar la cuenta de los cacce de cada equipo, y aunque permiten un contacto extremo (con un arsenal de puñetazos, codazos y estrangulaciones), no permite golpes bajos ni por la espalda.

Se dice que el Calcio no sólo era una festividad de carnaval, sino también un entretenimiento para aristócratas ricos. A pesar del asedio a Florencia en febrero de 1530, la ciudad continuó jugando Calcio como medida de resistencia; papas como Clemente VII, León XI y Urbano VIII eran conocidos jugadores de Calcio. 

A diferencia del star system de los deportes convertidos en espectáculo, la recompensa de los jugadores de Calcio es un banquete posterior al juego; sin embargo, es curioso pensar que la tierra de los gladiadores siga siendo cuna de modernos entertainers, mezcla de deportistas y actores, en una atracción que ha retomado impulso luego de siglos: un espectáculo donde la tradición no está peleada con la belleza, y el juego mantiene viva la identidad comunitaria.

6 tendencias tecnológicas que marcarán este 2014

Por: Pedro Luizao - 01/17/2014

Controlar objetos con la mente, reclamar el derecho a la información que generamos como usuarios, y poder imprimir objetos funcionales desde nuestro hogar, son algunas de las potenciales tendencias de este año.

inline-connected-cities

Hoy, la información se desdobla y multiplica con frenesí. Hoy, la máxima budista de la impermanencia manifiesta una naturaleza mántrica, casi omnipresente, y las fronteras entre la tecnología y las psique son cada vez más vagas. Hoy, cuando el "hoy" es más "mañana" que nunca –ya que la aceleración del cambio es tal que cuando procesas un presente, este es ya pasado–, el ancestral juego de especular con el futuro, de predecir o, en su versión contemporánea, de "detectar tendencias" se vuelve particularmente interesante, o al menos divertido. 

De acuerdo a lo anterior, Frog, una firma dedicada a investigar y monitorear la innovación, presentó su listado de "tendencias tecnológicas que definirán el 2014", el cual fue elaborado por su equipo de analistas y publicado en Fast Co Design –por cierto uno de los blogs más estimulantes de la actualidad internetera–. A continuación una selección de seis de estas tendencias, con el afán de invitarte a malabarear, conscientemente, con estás posibilidades, y sobretodo a estar atento a lo que sucede en el mundo de la tecnología, que hoy, más qué nunca, determina una buena porción de nuestra realidad social.

1.  Anonimato digital

Tras finalmente habernos dado cuenta de la enorme cantidad de data que se libera a partir de nuestra actividad digital, y de cómo diversas entidades se aprovechan de ella para saciar sus respectivas agendas, la persecución del anonimato, así como la oferta de servicios y herramientas que intentarán proveerlo, se masificará.

2. Desconexión

Una vez comprobadas las mieles de la conectividad y la alterexistencia digital, comenzamos a confirmar, también, sus venenos. Estrés, falta de privacidad, compulsividad, entre otros ingredientes, detonarán una conciencia sobre la necesidad de, al menos de vez en cuando, cerrar la puerta y mantenernos más allá del alcance de las redes, los correos electrónicos y las noticias. 

3. Pre-Telekinesis

Las tecnologías orientadas a permitirnos, por ejemplo, mover objetos o realizar otro tipo de acciones con el simple hecho de pensarlas, podría florecer durare este año. De acuerdo con Kenji Huang, del equipo de Frog, múltiples compañías invertirán en ellas, estableciendo conductos para materializar las señales eléctricas de nuestro cerebro. 

4. Realidad Aumentada

Luego de años de habernos topado por primera vez con este término, parece que por fin la Realidad Aumentada impregnará nuestra vida cotidiana, gracias a dispositivos que representan la primera generación de esta tecnología, en su fase civil, empezando por los Google Glass, e incluso podríamos tener una cita con la segunda generación, la cual ya incluye prótesis biónicas o herramientas aún más extravagantes. 

5. Una nueva era de la manufactura y la producción "artesanal"

Aparentemente las ya famosas, pero aún misteriosas, impresoras 3D, comenzarán a brotar en hogares y oficinas, lo cual por obvias razones redefinirá los procesos de producción de objetos y tendrá un incierto impacto en el mercado y en nuestra noción de copyright. 

6. Reclamo de la propiedad de data

En sintonía con la primer tendencia enlistada, durante el 2014 nosotros, los usuarios, reclamaremos la propiedad de nuestra información –ante el descontento de compañías como Google y Facebook, que hasta ahora se benefician de modelos para monetizar cómodamente nuestra data. De acuerdo con Annie Hsu, este año empezaremos a reaccionar ante la advertencia de Douglas Rushkoff: "si tú no estás pagando por ese servicio, entonces tú no eres el cliente, sino el producto".

Vale la pena recordar que estas posibles tendencias resultan de ejercicios de análisis de información, que si bien son llevados a cabo por especialistas en la materia, no dejan de ser especulaciones. Pero más allá del romanticismo geek que podamos secretar en torno a la detección de tecnotendencias, en un plano práctico y realista, por lo menos son pistas sobre los servicios y dispositivos que merecerán especial atención de nuestra parte, con el simple fin de entender cómo funcionan, y qué consecuencias estarán generando en nuestros respectivos entornos, tanto psicológicos y conductuales, como sociales y culturales.