*

X

Si el mundo fuera de 100 personas: lo esperanzador y lo desigual de nuestra realidad en atractivos esquemas

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/23/2013

El proyecto The Miniature Earth imagina cómo sería nuestro mundo si se trata de una pequeña población de 100 personas: el resultado es esta serie de ingeniosos esquemas que dan cuenta de la realidad en que vivimos —a veces esperanzadora, en otras notablemente desigual.

Se dice que uno de los grandes cambios epistémicos ocurridos durante el Renacimiento fue el inesperado enfrentamiento de la conciencia europea con un vasto territorio desconocido e inexplorado. Con el “descubrimiento” de América, el mundo de nuevo era amplio, casi inabarcable, abierto a las múltiples posibilidades.

Después, sin embargo, la revolución en telecomunicaciones del siglo XX volvió a empequeñecerlo. Ahora el mundo está “a un clic de distancia” —o al menos esa es la consigna. Tomamos nuestra computadora y aun nuestro teléfono y, con tan sólo un par de movimientos, podemos leer un periódico londinense y ver una película coreana, hablar con alguien en Francia o en Buenos Aires y enterarnos de la exposición que atrae multitudes en tal o cual museo o galería de Nueva York o Tokio.

¿Pero qué tan profundo es esto? ¿No se trata, en cierto modo, solo de un achicamiento superficial? ¿Cuánto sabemos realmente del mundo que habitamos y compartimos con otras 7 mil millones de personas como para decir que, efectivamente, éste es más asequible que antaño?

Estos esquemas resumen de manera suscinta y gráficamente agradable e ingeniosa algunos de los elementos más básicos de esta realidad, las condiciones en que vive la población mundial partiendo de la premisa de que ésta puede reducirse a tan sólo 100 personas.

De este modo, el proyecto The Miniature Earth da cuenta de un presente que, aunque en algunos casos es alentador (por ejemplo en el número de personas que saben leer y escribir), en otros todavía es desigual, notoriamente en situaciones que, son imprescindibles para nuestra época, como el acceso a la comida o a la tecnología.

Por otro lado, un par de estos diagramas también ofrecen materia para la reflexión: ¿por qué si en esa pequeña aldea de un centenar de personas tan sólo 30 personas tienen la piel blanca, ésta es la que domina el ideal de belleza? En el mismo sentido, ¿por qué si tan sólo 9 de 100 personas habla inglés, este idioma se ha convertido en la lingua franca que el resto está obligado a aprender para poder comunicarse o tener acceso a zonas de la comunicación como el Internet?

En suma, se trata de un ejercicio estimulante que, entre otras cosas, nos hace ver que el mundo no es tan pequeño ni tan simple como a veces podemos creer.

El inventor del AK-47, Mijaíl Kaláshnikov, se arrepintió en una carta escrita antes de morir de haber diseñado el arma

Sociedad

Por: pijamasurf - 12/23/2013

Con 94 años de edad y a un año y medio de morir, Mijaíl Kaláshnikov se arrepintió en una carta dirigida a Cirilo I, patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, de haber inventado el AK-47, una de las armas de fuego más usadas en el mundo y, por lo tanto, entre las que más muertes han causado.

ak47_Una de las armas de fuego más utilizadas en todo el mundo es el AK-47, un rifle de asalto diseñado que por su bajo costo de producción, durabilidad, facilidad de uso y otras características, ha sido uno de los predilectos en los últimos 60 años tanto de ejércitos y cuerpos armados oficiales, como de grupos criminales, paramilitares, de guerrilla y más.

Aun sin contar con estadísticas precisas, parece fácil colegir que el AK-47 (conocido popularmente en México como “cuerno de chivo”) es el arma que más muertes y heridas ha provocado desde su invención, en 1946, por el ruso Mijaíl Kaláshnikov.

El nombre de Mijaíl Kaláshnikov resonó hace unas semanas por su muerte, ocurrida el pasado 23 de diciembre, y ahora vuelve a surgir al darse a conocer una carta que escribió un año y medio antes de su deceso, a poco de haber cumplido 94 años, en la que el hombre se arrepintió de legar al mundo un instrumento tan letal y que tanto dolor había provocado.

Kaláshnikov dirigió la misiva a Cirilo I, patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa, a quien recurrió para aliviar el cargo de conciencia que le provocaba su invención; su difusión comenzó en el diario Izvestia, que reprodujo el texto que no fue manuscrito, sino mecanografiado en una computadora.

La BBC, por su parte, tomó algunos fragmentos, que son los que ahora compartimos:

Mi dolor espiritual es insoportable. Sigo haciéndome la misma pregunta sin resolución: si mi rifle le quitó la vida a personas, ¿podría ser que yo, un creyente cristiano y ortodoxo, sea culpable de esas muertes, aun cuando fueran enemigos.

Entre más vivo, más esta pregunta se adentra en mi cerebro y más me pregunto por qué el Señor permitió al hombre los deseos diabólicos de la envidia, la codicia y la agresión.

Mi meta era crear armamento para la protección de las fronteras de mi patria.

No es mi culpa que el Kalashnikov fuera utilizado en muchos sitos con problemas. Creo que la culpa de eso la tienen esos países y no los diseñadores.

Con todo, es posible que Cirilo I le otorgara algún tipo de absolución, pues un portavoz del jerarca aseguró que cuando las armas sirven para defender la patria, la Iglesia Ortodoxa apoya a quienes las crearon.