*

X

¿Quieres que las playas de México terminen en manos de extranjeros? ¡Únete y firma!

Por: Ana Paula de la Torre - 09/01/2013

Ciudadanos han reunido más de 70 mil firmas contra una reforma recién aprobada por diputados, que permite la venta directa de playas a extranjeros.

que no..

Con el argumento de que anteriormente los extranjeros ya compraban propiedades para uso residencial  en las playas mexicanas, pero mediante el uso de prestanombres, una iniciativa encabezada priísta Manlio Fabio Beltrones, fue aprobada en la cámara de diputados en abril pasado. Se trata de  una reforma al artículo 27 constitucional,  la cual permite la compra directa y legal de las playas mexicanas por parte de foráneos. Lo anterior generó el disgusto ciudadano, y mediante Change.org ­(plataforma para recabar firmas en torno a causas sociales) se promovió una petición para recolectar firmas contra dicha reforma, la cual aún requiere de la aprobación del senado.

Los promotores de la petición “Senadores de la República Mexicana: que las playas no se vendan a extranjeros”, planean recabar al menos 100 mil firmas -hoy la cifra supera las setenta mil-, y entregarlas directamente a los senadores. En la petición sr argumenta que  la reforma al artículo 27, permitiría la compra de los litorales y hasta 50 kilómetros tierra adentro. Esto  favorecería que las penínsulas de menos de 100 km de tierra pudieran ser completamente ocupadas por  extranjeros. También, argumentan que  si  uno de cada 20 millonarios de Estados Unidos comprara 22 km de playa, entonces los mexicanos nos quedaríamos sin acceso a ellas.

Como advertíamos, según Beltrones, esta iniciativa pretende dar certeza jurídica a un fenómeno que se sucede actualmente, la venta de playas a extranjeros por medio de prestanombres. Sin embargo, lejos de promover medidas que reviertan la situación, se estaría  facilitando que los foráneos posean este recurso natural, que por cierto debiera cuidarse de cualquier privatización, incluso si se tratara de mexicanos.

En pocas palabras, la reforma facilita, injustificadamente, la privatización de nuestros paisajes y recursos, que según uno de los principales promotores de la petición,
 (@omondra), no tiene explicación alguna más que un sospechoso cúmulo de intereses económicos.

Si quieres unirte y firmar la petición contra la venta de nuestros litorales, entra a este link

Twitter de la autora: @anapauladelatd

Las opiniones expresadas en este artículo son responsabilidad del autor y no NECESARIAMENTE reflejan la posición de Pijama Surf al respecto.

Te podría interesar:

El origen de las enfermedades mentales podría estar en los intestinos

Por: pijamasurf - 09/01/2013

Tal vez es nuestro cerebro el que depende de la salud de nuestro sistema digestivo, no al revés.

guts

El psiquiatra James Greenblatt, además de analizar la historia clínica de los pacientes que acuden a verlo, enfatiza en el estado de su sistema digestivo. Según él (y un número creciente de investigadores alrededor del mundo), los intestinos juegan un papel fundamental en la salud mental. En el caso de "Mary", Greenblatt logró que los síntomas de un severo trastorno obsesivo compulsivo y ADHD cedieran en seis meses utilizando psicoterapia, medicación y probióticos, medicamentos que ayudan a balancear los microbios de nuestra flora estomacal.

"Los intestinos en realidad son tu segundo cerebro", afirma Greenblatt, pues "existen más neuronas en el tracto digestivo que en cualquier otro lugar, además del cerebro." 

Y es que los psiquiatras saben hace años que existe una conexión entre el sistema digestivo y las enfermedades mentales: la ansiedad provoca diarrea y náusea, y la depresión dificulta la ingesta de alimentos. El cambio que Greenblatt y otros pioneros han propuesto es que el estómago no está subordinado al cerebro, sino que el cerebro reacciona a los intestinos.

Puede parecer difícil de creer, excepto cuando consideramos que cerca del 90% de las células de nuestro cuerpo son bacterias: desde el momento en que salimos de la placenta, los microbios comienzan a habitar en nuestro cuerpo, tan cerca de nosotros que sin ellos nuestra vida sería impensable.

 En experimentos con ratones, bacterias probióticas han surtido efecto para reducir los niveles de ansiedad y hormonas del estrés, e incluso investigadores como John Bienestock han comparado el efecto de los probióticos a benzodiazepinas como el Valium o el Xanax.

Aunque los efectos sean impresionantes, aún hacen falta muchas investigaciones para seguir desarrollando la relación entre nuestro sistema digestivo y los padecimientos de la mente.

[The Verge]