*

X
Estudio revela que la intensidad con que usas Facebook podría deberse a la recompenza cerebral que genera el hecho de tener una "buena reputación".

deixando-seu-feed-de-noticias-do-facebook-do-seu-jeito-13

De acuerdo con un nuevo estudio publicado por neurocientíficos de la Freie Universität Berlin, la intensidad en el uso de Facebook puede ser predicha por la actividad en el núcleo accumbens, un área del cerebro donde se procesa la recompensa (incluyendo comida, sexo, dinero y buena reputación). El Dr. Dar Meshi y sus colegas condujeron este estudio para relacionar la actividad cerebral con el uso de las redes sociales.

“Como seres humanos evolucionamos de manera que ahora nos importa nuestra reputación. En el mundo de hoy, una de las maneras que tenemos para manejar nuestra reputación es por medio de las redes sociales”, apuntó el Dr. Dar. Con 1.2 billones de usuarios al mes, Facebook es la red social más grande del mundo. Fue utilizado en el estudio porque las interacciones de la página se manejan en vista de los amigos de los usuarios o el público que puede afectar su reputación. Por ejemplo, Facebook consiste de usuarios dando “me gusta” a la información publicada. Esta aprobación es retroalimentación social positiva, y puede considerarse relacionada con su reputación.

Treinta y un participantes completaron la escala de intensidad de Facebook para determinar cuántos amigos tenía cada participante, cuántos minutos cada uno pasaba en Facebook, etc. Se aseguraron de que cada participante calificara muy distinto en el marcador de la escala.

Primero, los sujetos participaron en una entrevista de video. Luego su actividad cerebral fue medida en diferentes situaciones. En el escáner, se les dijo a los sujetos que las personas que supuestamente vieron los videos pensaban bien de ellos, y también se enteraron si la gente también pensaba bien de otros participantes.

Los resultados mostraron que las personas que recibieron retroalimentación positiva sobre sí mismos produjeron una activación más fuerte del núcleo accumbens que cuando vieron que otra persona recibió buen feedback. La fuerza de esta diferencia correspondió con la intensidad reportada de uso de Facebook.

“Nuestro estudio revela que el procesamiento de ganancias sociales en cuanto a la reputación en el núcleo accumbens izquierdo predice la intensidad del uso de Facebook en los individuos”, apuntó Meshi. “Estos descubrimientos expanden nuestro conocimiento actual de la función del núcleo accumbens en relación al complejo comportamiento humano”

[ScienceDaily]

Acuerdo de Asociación Transpacífico, el nuevo atentado contra la libertad de flujo de contenidos en Internet

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 09/03/2013

El gobierno de Estados Unidos impulsa casi secretamente la aprobación en 12 países del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), el cual, entre otras medidas, busca castigar con severidad toda violación a derechos de autor y de propiedad intelectual.

TPPComo sabemos bien, Internet es actualmente el mayor territorio de flujo de contenidos: libros, música, imágenes y en general todo tipo de data circula por las interminables vías de la red, en muchos casos sin restricción de ningún tipo, en buena medida gracias a la desmesura del medio.

Esto, sin embargo, no ha evitado que grandes consorcios, empresas y gobiernos que comparten sus intereses, hayan intentado censurar dicha libertad, ponerle freno y, amparados en la supuesta propiedad intelectual y de derechos de autor, castigar a quienes comparten sin fines de lucro dichos

En años recientes estos intentos se han concretado en iniciativas como SOPA y ACTA, proyectos de ley que desde el Congreso de Estados Unidos buscaban controlar el libre flujo de contenidos en Internet so pretexto de la regulación.

Ahora un nuevo peligro se cierna sobre Internet: el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés: Trans Pacific Partnership), una alianza entre 12 países de la región impulsada sobre todo por el gobierno estadounidense y la cual incluye también a Canadá, México, Perú, Japón y otros. Brunei, Chile, Nueva Zelanda y Singapur son los gobiernos que lo firmaron desde un inicio, en tanto que el resto todavía se encuentra en negociaciones.

Cabe resaltar que si bien el TPP se presenta como un acuerdo de índole económica y comercial, entre sus lineamientos posee otros que se refieren exclusivamente a Internet en su relación con los derechos de autor y de propiedad intelectual. Así, por ejemplo, según reporta el diario The Inquisitr, el acuerdo pretende castigar incluso las infracciones menores a este tipo de leyes, mediante un mecanismo en el que los proveedores del servicio de Internet tengan la capacidad de cortar el servicio a un usuario después de 3 acusaciones de violación de derechos de autor.

Por otro lado, diversos medios coinciden en la poca información que se ha difundido al respecto. Incluso periódicos tan importantes como The New York Times o el Washington Post han dedicado únicamente artículos breves sobre el tema, además de que pasan varias semanas antes de que un medio de importancia retome el asunto.

Quizá por esta reserva con que se ha manejado lo concerniente al TPP, la reacción en contra de su apartado sobre Internet ha sido menos contundente que, por ejemplo, las que suscitaron las iniciativas ACTA y SOPA. Con todo, se espera que pronto el activismo virtual surja con la misma fuerza de entonces y detenga este atentado contra la libertad de la red.

En Pijama Surf: Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet