Pijama Surf

La Realidad sobre el sándwich casero: Lucky Louie

El comediante Louis C.K logra crear conciencia social explorando temas tabúes que se vuelven el sándwich de cada día, haciéndonos sonreír de oreja a oreja.

Por: Psicanzuelo - 31/08/2013 a las 11:08:50

lucky-louie-cast

David Lynch declaró hace poco en una entrevista que le llamaba la atención el contenido creado actualmente para la televisión, lo comparó con el cine de arte durante su juventud. No dejó claro los títulos a los que se refería pero seguramente en su cabeza desfilaban más de una creación de HBO, quién desde hace varios años no deja de sorprendernos. Recordemos brevemente que el mismo Lynch puso su granito de arena revolucionando la caja idiota con su legendario Twin Peaks.

En está nota un caso interesante de un sitcom producido por Home Box Office, resulta Lucky Louie, que explota-explora las vicisitudes de una familia de clase media baja norteamericana, intentando ser felices con el salario mínimo en viviendo en alguna urbe. Reencontrando el sueño americano en las buenas intenciones del día a día, la serie reposa en los talentos expresivos del genial comediante Louis C.K, que se ganó su espacio entre los grandes comediantes del stand up comedy, aceptando una fuerte influencia por parte de Bill Cosby.

En la serie, el tiernamente tonto Louie (Louis C.K) que trabaja de mecánico y la encantadoramente agresiva Kim (Pamela Adlon) que hace lo propio de enfermera, viven con la pequeña Lucy (Kely Gould) en un modesto departamento. Sus vecinos espejos pero de color moreno, igual: mami, papi e hija, son mucho más educados y refinados pero viven en el mismo edificio; haciendo clara la opinión de política racial desde el mismo planteamiento. El hermano de Kim es un adicto ¿en recuperación?, que vive en la covacha del edificio, que se la vive gorroneándoles cualquier tipo de artículos de su refrigerador a cambio de los peores consejos al borde de la incoherencia. Los mejores amigos de Louie se componen de un vendedor de marihuana neurótico y su  propio jefe en le taller mecánico donde trabaja de medio tiempo, un alcohólico que no tiene conversación fuera de los deportes. En uno de los episodios su jefe le deja claro que lo contrato solo porque Kim le pidió el favor a su esposa. En otro, Louie le confiesa a su hija que perdió cualquier cantidad de oportunidades en la vida por su desenfrenado consumo de drogas durante la juventud.   

La serie deja claro que en una clase sin lujos ni sofisticaciones se puede encontrar la felicidad al verse obligado a tener que crear un mundo mucho más real para sobrevivir, lejos del glamour de las mentiras publicitarias o de las películas aspiracionales que invitan a la vanidad sin medida. 

luckylouie

Sin tapujos durante los 13 episodios que componen la primera temporada, se reflexiona sobre el robo callejero tolerado por la familia del delincuente, la masturbación durante el matrimonio, las adicciones y sus consecuencias, la religión como medio para satisfacer una nula relación social, el egoísmo sexual masculino, la manipulación sexual femenina, la rebeldía infantil como imitación del comportamiento de los padres, el racismo que todos asumen de distinta manera pero nadie esta exento de utilizar, el desconocimiento completo ante la intimidad de la pareja con la que vivimos, etc…

Es impactante como temas tabúes se vuelven un juego, bromas sociales, graciosos chistes que roban carcajadas de manera simple. Lecciones de como uno se la puede pasar bien y al mismo tiempo pensar a fondo sobre su forma de vida. Como se puede cautivar a una audiencia hablando de problemas reales, sin tener que contratar modelos y vestirlos forzadamente a la última moda, la serie esta plagada de escenas con extras que no se bañan o que visten con mas de un agujero en su ropa gastada por el uso.

Lucky Louie huele a humano, está lleno de emociones, destila la calma que todos podríamos sentir si tan solo nos aprendiéramos a reír un poco más de nosotros mismos. Vivimos en un sistema que nos contiene, nos detiene, y también nos sostiene. ¿Por qué no ponernos cómodos y crear otros sistemas más amigables dentro del mismo? ¿Por que no podemos ser más amigables dentro del mismo? ¿Por qué no podemos ser más amables comenzando por nuestro círculo más próximo?

Siempre se nos ha enseñado el lado negativo de lo que definimos como la mediocridad siendo lo contrario a la opulencia, ó al a falta de tiempo y atención, también a la sobre dosis de conocimiento que no funciona para cuestiones del día a día y para relacionarnos con los demás. Siendo así, de existir un concepto de iluminación espiritual en este mundo, me parece que debe de estar cerca de esta mediocridad.

 

 

Twitter del autor: @psicanzuelo


Comenta

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*