*

X

Espejo que te regresa una versión más feliz de ti (¿terapia o mercadotecnia?)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 08/09/2013

Este espejo operado por una cámara proyecta una imagen en donde estás mucho más feliz que en la vida real, y sus implicaciones podrían de hecho hacerte más feliz.

 

“¿Todas tus emociones realmente vienen de adentro?”, preguntan los investigadores de la Universidad de Tokio, que  han desarrollado en espejo te hace ver más feliz de lo que realmente estas. El dispositivo, llamado “Incendiary Reflection” (reflejo incendiario) funciona con una cámara que traza las expresiones faciales de una persona en tiempo real y las modifica sutilmente, levantando las orillas de la boca y arrugando un poco el área de los ojos para simular una sonrisa real.

“Si alguien pudiera ver su cara sonriente en el espejo, entones reconocerá inconscientemente el cambio en el espejo como un cambio en el cuerpo, y podría volverse más feliz”, apunta Shigeo Yoshida, uno de los creadores del espejo.

ir_representative

De acuerdo con la hipótesis de retroalimentación facial, en la que este proyecto está basado, la manera en que estructuramos nuestra cara puede impactar nuestras emociones, además de viceversa. El budismo también sostiene que sonreír por un minuto frente al espejo puede llevar a que al final, tu sonrisa sea natural.

Además, los humanos tienden a imitar lo que tienen enfrente. Si te ves a ti mismo sonreír artificialmente, difícilmente no sonreirás de regreso. Es por ello que algunas investigaciones que estudian la depresión ven a este proyecto como una terapia potencial para uso clínico. No es fácil saber si esta herramienta es suficientemente poderosa para influenciar a una patología, pero como tratamiento adjunto sí hace sentido. “Alterar tus emociones definitivamente alteran la percepción de la belleza”, apuntaron los creadores.

La aplicación del "reflejo incendiario", sin embargo, también tiene la posibilidad de servir como un truco de mercadotecnia, específicamente si fuera utilizado en tiendas de ropa donde de miles de personas se prueban prendas y buscan en el espejo esa aprobación satisfactoria de su imagen.

 

[New Scientist]

 

Te podría interesar:
Hay amantes de los perros y luego está Gary Matthews, un hombre de 47 años que quiere ser un perro.

o-GARY-MATTHEWS-570

La  afinidad de Gary Matthews con los perros comenzó cuando era niño. Se apodó a sí mismo “Pongo” en honor a un perro de los 101 dálmatas, pero a la edad de 12 se volvió admirador de la serie Here’s Boomer y cambió su apodo por “Boomer”.

article-2473551-18EE7AD700000578-784_306x489Hoy, cada vez que puede se pone un disfraz de perro ovejero que él mismo construyó con papel y sale a la calle a caminar en cuatro patas, come de un plato para perro y duerme en una casa de perro que tienen dentro de su casa. Incluso ha perfeccionado su “ladrido Boomer”.

"Veía Here’s Boomer y me aprendía partes de su personalidad y comportamiento”, apunta Matthews.   “Cuando ladro, lo que puedes oír es el resultado de escuchar mis películas y aprenderme la voz de         Boomer del soundtrack. Cosas como ésa se han combinado con mi personalidad y me han hecho un mejor perro”.

Pero mientras que sus amigos y familiares han aceptado su comportamiento y su apodo, el Estado de Pensilvania no le dará reconocimiento oficial. En 2010 Matthews trató de cambiar su nombre a “Boomer The Dog”, pero el juez Ronald W. Folino rechazó su solicitud argumentando que si Matthews, por ejemplo, llamara al 911 para pedir ayuda, el operador podría no tomarlo en serio si se identificara como “Boomer The Dog”.

Puedes ver más sobre Matthews en el siguiente video (en inglés):