*

X
En un memorable episodio, que podría ser percibido como masónico por los conspiracionistas, el Pato Donald es iniciado en la magia de las matemáticas que, como las ideas platónicas, parecen ser la estructura subyacente del mundo.

Un post en Disinfo (uno de los mejores sitios de Internet) provoca a los fanáticos de la teoría de la conspiración Iluminati con un episodio del Pato Donald en el  "Mundo de la Matemagia". Aparentemente este episodio habría pasado desapercibido de la web conspiranoica que afirma que Disney es la cuna de la programación mental mundial (Monarch, MK Ultra, etc.),  pese a que hace referencias a las matemáticas sagradas de Pitágoras y a los mundos platónicos, que supuestamente son sello de los iniciados masones. Un canto mágico a la ciencia... que seguro debería de ser fruto de la programación positivista Iluminati. 

No es mi intención discutir la masonería de Walt Dinsey, sus supuestos vínculos nazis, los mensajes esotéricos ocultos en sus caricaturas ni demás teorías (no veo gran diferencia entre las conspiraciones Illuminati y las caricaturas), mi interés es compartir el sincero deleite que me causó ver este episodio. El deleite de otro tipo de "quackery": la genial voz laringal del Pato Donald sorprendido al entrar a las cámaras ocultas, en un viaje estilo Alicia en el País de las Maravillas, sólo que propulsado ahí por la voz de un espíritu o la vibración de una octava en la noche de su mente...quejándose como siempre con su entrañable y encantadora voz que deconstruye las estructuras de lo real.

Donald en el Mundo de la Matemagia tiene el inigualable placer de conocer a Pitágoras, el sabio de Samos, el gran iniciado de las matemáticas cósmicas que lo enrola a su sociedad con un apretón de manos mágico en el que le pasa el símbolo del pentagrama. Así Donald aprende que dentro de esta figura yace el número áureo. Luego Donald observa esta misma proporción en la arquitectura de edificios como el Partenón o la Catedral de Notre Dame. En la mejor parte, el Espíritu le muestra a Donald la relación de esta forma ubicua en la naturaleza (aunque al parecer Donald no tiene un cuerpo perfecto, en la raíz dorada): en una petunia, en un flor de jazmín estrella, en una estrella de mar, en caracoles (la espiral se repite y Donald es iniciado a lo que el espíritu llama "la sociedad pitagórica de las estrellas").

Después de entender "el sistema diamante" y observar la relación de las matemáticas con la música, el futuro y juegos como el ajedrez, el billar o hasta el beísbol, se escucha la voz del Espíritu que, en palabras de Galileo, le dice al Pato Donald: "las matemáticas son el alfabeto con el que Dios ha escrito el universo".

Twitter del autor: @alepholo

 

 

Neurólogos encuentran posibles señales de conciencia post-mortem en ratas

Por: pijamasurf - 08/12/2013

Un nuevo experimento podría ayudar a los neurólogos a entender las bases biológicas de la conciencia y ayudarnos a entender qué ocurre con ella --al menos desde el punto de vista clínico-- después de la muerte.
[caption id="attachment_62978" align="aligncenter" width="660"]rat_activity_after_death El 0 indica el momento de la muerte de las ratas. Los cuadros inferiores amplian la gráfica, mostrando la actividad cerebral que se produce incluso 30 segundos después de que las ratas murieran clínicamente. (Borjigin et al./PNAS)[/caption]

El neurofisiólogo Jimo Borjigin de la Universidad de Michigan realizó un experimento para saber si el momento de la muerte coincide exactamente con el fin de la conciencia, o al menos con las evidencias de conciencia que son perceptibles para los electrodos conectados a los cerebros de nueve ratas. Sus conclusiones son interesantes y plantean nuevas preguntas acerca de la naturaleza de la conciencia.

"La gente ha asumido simplemente que, luego de que el corazón se detiene, cuando el cerebro tiene muy poco oxígeno o glucosa, entonces el cerebro no debería funcionar", afirma Borjigin. Sin embargo, ciertas actividades cerebrales podrían requerir de muy poca oxigenación, y permanecer en "latencia" por unos segundos luego de que el corazón se detiene.

El experimento consistió en implantar electrodos en la superficie del cerebro de nueve ratas, a las cuales se les inyectó cloruro de potasio para detener su actividad cardiaca. Los scans de actividad cerebral detectaron patrones de actividad de alta frecuencia en las ratas muertas, incluso 30 segundos después de que sus corazones cesaran; estos patrones se conocen como "ondas gamma", y los científicos han especulado previamente que son a dichas ondas a las que debemos funciones como la percepción y la conciencia.

Investigaciones previas con ratas conducidas por Borjigin han mostrado súbitas descargas de neurotransmisores al momento de la muerte. A decir del experto, si lo que han visto hasta ahora en ratas ocurriera de manera análoga en humanos, la presencia de tales neurotransmisores podría explicar las experiencias descritas por pacientes que son reanimados incluso minutos después de que sus corazones se detuvieran --"experiencias cercanas a la muerte", como suelen llamarse.

Por desgracia no es posible conocer lo que las ratas han visto en ese umbral de 30 segundos de "conciencia" o percepción que sigue al paro cardiaco; experimentos posteriores tratarán de revivir a las ratas luego del paro cardiaco para ver si ellas "recuerdan" o almacenan información sobre su experiencia cercana a la muerte. Con esto esperan proveer un marco de trabajo para analizar los mecanismos biológicos de la conciencia, al igual que analizar la muerte desde una perspectiva estrictamente neurológica.

[Wired]