*

X

¿Por qué sentimos nostalgia? Algunas teorías al respecto

Por: pijamasurf - 07/02/2013

La nostalgia, que no es lo mismo que la tristeza ni que la melancolía, es una substancia que nos invade a todos. Pero, ¿por qué sentimos nostalgia por algunas cosas y no por otras? ¿Qué dice de nosotros nuestra nostalgia?

morning-sun

 

La nostalgia es un fenómeno dificil de explicar, pero que todos sentimos a lo largo de nuestras vidas. Se podría definir como una manera de recordar el pasado afectivamente, con un poco de dolor. De hecho el término "nostalgia" fue acuñado por Johannes Hofer en 1688 que unió dos palabras griegas: "regreso a casa" y "dolor". En aquella época la nostalgia se consideraba como un sintoma grave. A los soldados los afectaba tanto que la única manera de curarlos era mandándolos de regreso a casa. Y los marineros fueron siempre los portadores máximos de esta sustancia, extrañando perpetuamente su casa.

Psicológicamente se cree que recordar, y formar un vínculo con quien eras antes, tiene muchas ventajas. Te permite conectar todos los eventos (lo que hacías, lo que eras, tus amigos, tu trabajo, tu música...) y hacer las trancisiones de tu vida menos dolorosas. Llevar contigo siempre una suerte de paquete afectivo de la persona que dejas de ser. Algunos estudios indican que en la vejez la nostalgia puede ser más fuerte que nunca. Pero, ¿por qué no sentimos nostalgia por todo nuestro pasado? ¿Por qué "escogemos" algunos momentos y no otros?

Una manera de explicarlo es mediante la curva de recuperación de memoria. Es un esquema que muestra la línea de recuerdos autobiográficos y que revela en qué periodos de la vida tenemos más reminiscencia. Según estos estudios, entre los 15 y los 30 años es cuando más recuerdos se codifican. Estos son los que, normalmente, generan más nostalgia: además de que la juventud es cuando nuestro cuerpo y mente están más frescos, y es el momento en que vamos formando nuestra identidad como personas autónomas y nos suceden toda suerte de acontecimientos. Aunque cabe mencionar que la nostalgia puede también ser una forma de "idealizar" el pasado. A veces pasa que disfrutamos más el recuerdo, la añoranza, que la vivencia misma.

La otra manera de explicar nuestra selección de recuerdos es que estos estan completamente influenciados por nuestras emociones y deseos. Y somos esencialmente narradores de una historia. Nos contamos los sucesos que elegimos no cortar en la edición psíquica (conciente o inconsciente) y así vamos tejiendo la tela de nuestra identidad. Algo así como: dime por qué recuerdos sientes nostalgia y te diré, no quien eres, pero quizá quién quieres ser.

Aquí un video que explica bien las distintas teorías (en inglés).

Los Comedores de Loto: una exposición sobre la manifestación de las drogas

Por: pijamasurf - 07/02/2013

Las drogas y sus efectos también son parte de nuestro desarrollo cultural y civilizatorio, y la exposición "Los Comedores de Loto", que se presenta en la Casa del Lago, en la Ciudad de México, así lo muestra.

loto

Históricamente toda cultura ha recurrido al uso de estimulantes, práctica milenariamente vinculada la estimulación de la conciencia y el diálogo místico con la naturaleza. 

La exploración de la naturaleza ha acompañado a la humanidad desde sus más remotos orígenes. A través de esta, se reveló al hombre la existencia de especies botánicas con propiedades psicoactivas. Curiosamente todas las civilizaciones incurrieron en el consumo de estas plantas, cuya particularidad es que alteran, y para muchos enriquecen, la percepción de la realidad. Esta práctica, el consumir psicoactivos, se consolidó como un enigmático “puente” hacia la realidad divina –aquella que no podemos percibir tan fácilmente con los sentidos. 

Tanto las alucinaciones, como los raciocinios orientados a cuestionar las ideas preexistentes son algunos de los efectos que estas sustancias pueden provocar –una especie de reinvención en la lectura de nuestro entorno. 

Retomando lo anterior, la Casa del Lago, en la Ciudad de México, presenta la muestra “Los Comedores de Loto”, exponiendo trabajos anónimos de agrupaciones vinculadas con las ‘drogas’, incluyendo antropólogos, diseñadores, artistas internacionales y locales. Esta exposición incorpora también investigaciones de asociaciones civiles, como la Biblioteca Cannábica, Drogas México y el Colectivo por una política integral hacia las drogas (CUPIHD). 

Por cierto, el título de la muestra está inspirado en la Odisea, en el momento en que Ulises y su tripulación desembarcan en una isla y consumen el fruto de loto, el cuál los sumerge en sensaciones de plenitud, y una deleitante serenidad. 

La exposición permanecerá abierta hasta el próximo 28 de julio –aunque lamentablemente, por periodo vacacional el recinto cerrará desde hasta el día 22 de este mes. A pesar de que en realidad solo quedará una semana disponible para disfrutar de esta exposición, por la estimulante temática, bien podría valer la pena agendarle un espacio.