Pijama Surf

Lecciones tras 12 años sin sexo

La abstinencia sexual como ritual evolutivo: una mujer, que dejó voluntariamente el sexo durante 12 años, comparte las múltiples lecciones que florecieron durante esta etapa.

Por: Javier Barros Del Villar - 24/07/2013 a las 23:07:56

beautiful_empty-bed

La sexualidad, tanto cultural como biológica y metafísicamente, es un pulso tan enérgico que, generalmente, suele desbordarse. Lo anterior genera, por momentos, confusión, ansiedad, euforia, etc. Tras siglos de entablar una relación un tanto limitativa con el sexo, por lo menos en ciertos círculos occidentales, durante las últimas décadas se ha abogado por abrir los caudales energéticos en torno a esta actividad, para dejar de contener una fuerza cuya naturaleza está orientada, esencialmente,  hacia el libre flujo.

Junto con esta lucha por liberar la sexualidad, y tal vez por el mismo ímpetu que ha requerido esta cruzada, se han desatado ciertas vetas ‘frivolizantes’, que coquetean con la automatización pop y la insaciabilidad –incluso podríamos hablar de una búsqueda obsesiva, durante nuestras relaciones, por consumar el orgasmo, un instante de dimensiones arquetípicas que, aparentemente, aún no terminamos por entender. Algo similar ocurre con las drogas, en el intento por contrarrestar la propaganda difamatoria contra su consumo, parece que no solo hemos logrado aligerar los candados socioculturales que le reprimen, pero también hemos conseguido su desacralización, o por lo menos hemos desensibilizado la experiencia.  

Actualmente el sexo, su práctica abierta y frecuente, se asocia con apertura, libertad, incluso con algo de sofisticación. Pero en medio de este masivo movimiento, de la alegre euforia que puede generarnos, parece que el reflexionar en lo opuesto, es decir en la abstinencia, resulta más intrigante que simplemente apoyar la tendencia. Supongo que por esta razón me llamó tanto la atención la crónica de una mujer francesa, que comparte su experiencia, tras doce años sin sexo, en una editorial publicada por el New York Times.

Me pregunté, actualmente es tu vida sexual tan estimulante. Mi respuesta fue “No”. Me di cuenta que incluso cuando experimentaba placer, no estaba realmente entusiasmada con mi vida sexual. De hecho, me pareció que recurría a esta actividad porque eso era lo que todos los demás estaban haciendo. Así que decidí darme una pausa, para recuperar el verdadero deseo.

Evidentemente Sophie Fontanel no se imaginaba que tras esta decisión pasarían doce años antes de su siguiente encuentro sexual. Durante esta temporada, según relata, terminaría por sumergirse en un admirable proceso de re-sensibilización. Es más, su crónica me remite a una especie de iniciación que, a la manera de ciertas tradiciones místicas, requiere de una determinación tajante y una claridad poco común en nuestros días.

still-pond

Durante los 12 años que no tuve sexo, aprendí mucho. Sobre mi cuerpo, sobre el papel del arte en el erotismo, el poder de los sueños, la tersura de la ropa, y la importancia de la elegancia. Aprendí que puedo experimentar más placer al observar como Robert Redford lava el cabello de Meryl Streep en “Out of Africa”, que estando con un hombre. Por momentos me producía placer simplemente observar el cuello de un hombre, o escuchar una voz. Y hablo de libido, créanme. Era deseo. Pero la sociedad no reconoce este tipo de felicidad. ¡Era demasiado! He aprendido que la mayoría de las personas sobretodo quieren probar que son sexualmente funcionales, y no más. Extrañamente les da pena admitir que están solos en sus camas, algo que yo descubrí que puede ser inmensamente placentero.  

Llama la atención como la épica Sophie enfatiza en las expectativas y pautas culturales que hemos construido en torno a nuestra vida sexual: el miedo a la soledad, el estatus social, el sexo por ‘default’, etc. Parece un tanto paradójico, pero en nuestro afán por ‘liberar’ al sexo de los cerrojos tradicionales, podríamos haberlo encerrado en otro tipo de prisión, tan poco conciente como la original, eliminando ingredientes como el moralismo pero inaugurando otros como la frivolidad. 

Si bien desde un punto de vista psicoanalítico, podríamos especular que en realidad Sophie fue víctima de experiencias traumáticas o algo por el estilo, las cuales la llevaron a bloquear, insanamente, su propia narrativa sexual y con ello entregarse por completo a la abstinencia, al leer su texto, la experiencia que comparte esta mujer me remite más a una especie de admirable ritual, que a un psico-bloqueo –aunque necesitaríamos más información sobre el caso para garantizar una sólida disertación al respecto.

Al escribir este artículo no estoy promoviendo el celibato, la abstinencia, y ni siquiera reprimir parcialmente nuestros llamados sexuales. Pero también considero pertinente de vez en cuando reflexionar y cuestionarnos acerca de todas nuestras creencias, en particular aquellas que, orgullosamente, postulamos como verdades incuestionables. Y bueno, en todo caso me pareció interesante, entre los miles de flujos pro-sexuales que abundan en la Red, encontrar una oda a la abstinencia –por cierto mucho más inspiradora que la mayoría de sexy propaganda que conozco.      

Twitter del autor: @ParadoxeParadis 

 


Comentarios

  1. Mila dice:

    A lo mejor Sophie es lesbiana.

  2. Don Ecléctico dice:

    a la mayoría puede parecer una brutalidad, a mí me parece que ya no sos cualquier animal de esta tierra…

  3. Ex Pam dice:

    Leo y pienso que la decisión personal de abstenerse del sexo no tiene nada de especial, valiente, simbólica, militante, ideológica, mística, trascendente… ni nada de nada. . Pienso en conceptos tan supuestamente superados y negados como sublimación, negación e histeria. Sólo pienso en quiénes quieren pero no pueden obtener sexo. Qué importa que la ausencia de hedonismo sexual se haga un estilo de vida o decisión personal, para eso hemos tenido a los escitas, gnósticos y monjas de toda la vida. Los esquizofrénicos han hallado la luz y el significado de la felicidad a través de su incapacidad sexual. Sí, claro… se dieron cuenta que somos objetos y no sujetos, y que hallarían la respuesta creando un nuevo ser, diferente y más evolucionado cada vez que expulsaban sus heces.

  4. Sexual dice:

    No creo que esto pueda opinar lo mismo un hombre. No sé a lo mejor alguien pueda opinar lo contrario.

  5. Otto Normalverbraucher dice:

    Esto es para el redactor de esto: Papi-chulo, constantemente en tus redacciones utilizas las palabras: “Pop”, “Atrquetipo”, “Paradoja”, “Cerrojo” y demás, pareciera que cuentas con un vocabulario bastante reducido, te invito a dejar de exagerar.
    Saludos

    Otto Normalverbreucher

  6. Ruffles dice:

    Excelente articulo…

    Yo tuve una experiencia similar. Es horrible un día despertar y darte cuenta cuanto as devaluado lo que se supone es un acto hermoso e intimo, en mi caso no fueron 12 años pero hice algo parecido y concuerdo totalmente “Era deseo. Pero la sociedad no reconoce este tipo de felicidad”, en mi caso la música me comenzó a producir un placer increíble. También me ayudó a conocerme mejor y al no querer acostarme con nadie me quitó mucha presión en muchos aspectos de mi vida. Pero lo mas importante… cuando llegó alguien especial fue muy diferente a como había sido antes… te hace valorarte mas y sobre todo valorar mas a las mujeres… dejar de verlas como un objeto…

    • crizer dice:

      estoy deacuerdo contigo, hoy se ha frivolizadio tanto el acto sexual que es un mero chiste, una obsesión mas parte del consumo moderno, en mi caso creo que el hecho de no tener contacto sexual con otra persona no implica falta de deseo si una una sana y abierta forma de encontrar un poco de ese tabú que llamamos sensualidad y por cierto una alstima el troll que te persigue, saludos

    • el innombrable dice:

      jajajajajaajaja fue horribleeeeee fue horribleeeee!!! pero porque no fueron 12 años, han de haber sido más!!! Ruffles chamaco cagón, con razón la pendeja de Mariana Luna te trolea bien chingón, eres una mascotita en busca de caritas felices, claro que también las ves como objetos, dime como crees “conocer” a una “mujer”, en realidad una estúpida troll de la cual solo conoces un blog con dibujitos japoneses estúpidos y comentarios fascistas y pretenciosos??? jajajajajaja :D

      • NATALIA dice:

        OOOOO!!! pero que wn mas pendejo, por favor NO TE REPRODUZCAS!!

      • ALEGARIZ@HOTMAIL.COM dice:

        PENDEJO

        • el innombrable dice:

          Aleister Zomm no será que estás hambriento de polla? se me hace que eres un sumiso marica igual que Ruffles, además de pendejo, metiche ;)

      • Ruffles dice:

        Wowww … Mira… no sabía que tenía un fan! xD

        En primera… gracias por el obvio interés en mi persona…

        En segunda… creo que te estas proyectando… creo que algo de mi te molesta mucho… ya que te sales de contexto y dejas que tus emociones te hagan ver incoherente y estúpido cuando al parecer crees ser lo contrario..

        “dime como crees “conocer” a una “mujer”, en realidad una estúpida troll de la cual solo conoces un blog con dibujitos japoneses estúpidos y comentarios fascistas y pretenciosos”

        Mientras hablas de respeto?… yo no te conozco y sinceramente no me interesa conocerte… no me interesa entrar en una batalla de ego…

        Tercera.. Tu no me conoces, solo ves lo que dejo que vean…

        Cuarta… te invito a ignorar mis comentarios de hoy en delante… Ya que no dejaré de comentar….

        • el innombrable dice:

          jajajaja que pasa ruffles no hables de proyecciones que el papel de psicólogo no te va, eres sólo la mascota de la estúpida trol de mariana luna, a ver, repite conmigo:

          M – A – S – C – O – T – A

          jajajajaja que no se te olvide perro, no hace falta conocerte porque es LA VERDAD!!! sigue divirtiéndonos jijiji ten, te regalo una carita feliz ;)

          • el innombrable dice:

            aleybenya no debes sentir pena por ruffles, él no pide ayuda porque no quiere ayudarse, lo mejor es dejarlo seguir en su papel de chiquitín castrado por Mariana Luna, una estúpida troll otaku presuntuosa y fascista, Tienes razón, individuos como ellos son una vergüenza para la humanidad.

          • aleybenya dice:

            A veces leo estas cosas y reafirmo que la sociedad esta perdida. No se si me debería dar pena,o brindarle ayuda……..

  7. Claudia dice:

    Este es un tema hablado con muy poca frecuencia, y es la cantidad de personas que están solas estando acompañadas, que viven descargando literalmente su sexualidad en otro para volver a una vida insatisfactoria en la que se perdió la capacidad de conexión con otros, incluso y sobretodo, en el acto sexual.
    Este artículo habla de este tema desde otra perspectiva.
    consumasalud.blogspot.com/2013/05/desmitificando-el-celibato.html#more
    Y de mi parte, si promocionaría el celibato voluntario, lo que no significa la represión.

  8. Nastya dice:

    Lo encuentro genial, por mi parte tengo 28 años, soy virgen y jamás he sentido deseo o impulso sexual.

    • rubén dice:

      Nastya, juntémonos hoy por la noche!! 1313!!! XD

    • Don Ecléctico dice:

      a la mayoría puede parecer una brutalidad, a mí me parece que ya no sos cualquier animal de esta tierra…

    • Mariana dice:

      El articulo no trata para nada de no sentir impulso sexual, sino todo lo contrario. De encontrarnos con nuestro libido en otras circunstancias. Dale otra checadita.

    • Octavio dice:

      Nastya:

      ¿O sea que estás muerta por dentro?
      Por otro lado… todos sentimos impulso sexual en algún momento de nuestra vida, todos hemos tenido pulsiones desde que nacimos.

      • Guillermo dice:

        Octavio, es soez lo que mencionas. Nadie extraña lo que no conoce. Si ella ha vivido así y es feliz en ese tenor, es absolutamente respetable, no todo es Freud, eso está más que comprobado. Cada uno tiene el derecho de vivir su sexualidad como mejor le parezca y si así ella está a gusto, a nadie afecta. Vive tu vida de la mejor manera que puedas y deja al resto hacer lo propio.

      • Pal dice:

        Es un comentario extremadamente ofensivo el que diste Octavio.
        Nastya es una persona llena de personalidad, sentimientos y experiencias; el que no sienta impulso sexual no la hace estar “muerta por dentro”.
        De hecho es absolutamente reconocido el caso de personas asexuales: gente cuyo impulso biológico no está dirigido a lo sexual. Dentro de esta categoría existen variantes, desde aquellos sin interés romántico ni sexual, a los que poseen interés romántico pero no sexual.
        Hay que informarse antes de soltar boca.

      • Mila dice:

        Por qué va a estar “muerta” por dentro?? a lo mejor no ha sido su momento o no ha encontrado la persona indicada, ademas es joven!! queda mucho por vivir. Lo importante es hacer lo que a cada uno le hace feliz!!

      • AlexZsc dice:

        ¿Porque generalizas sin conocer más a fondo sobre el tema?, ¿en qué te basas para decir “todos”?



Comenta.

Tu email no será publicado. Datos Obligatorios*

 
1NULL