*

X

Fin del mundo: artista ilustra diferentes escenarios apocalípticos (IMÁGENES)

Por: pijamasurf - 07/25/2013

Ron Miller es un artista e ilustrador que durante las últimas tres décadas ha combinado su pasión por la ciencia y el arte, colaborando con su talento y su capacidad para traducir conceptos en imágenes para revistas como Scientific American, National Geographic y Discover, además de ser ilustrador de películas como Dune (1984) y Total Recall (1990.)

En la serie creada con motivo del libro Is the End of the World Near? From Crackpot Predictions to Scientific Scenarios, Miller se montó en la ola apocalíptica del 2012 para retratar algunos de los escenarios apocalípticos más descabellados, además de algunos muy reales e inminentes, como el crecimiento eventual de nuestro sol en una gigante roja que engullirá al sistema solar.

Sus imágenes están basadas en cálculos aproximados del impacto de los desastres naturales según una metodología científica, aunque como el mismo afirma, "la ciencia tiene mucho de especulación sobre la especulación." Así, por ejemplo, podemos suponer que un tsunami golpeando Nueva York tal vez no alcanzaría el alto de la cintura de la estatua de la libertad, pero probablemente un meteorito que cayera en el mismo lugar dejaría un boquete como el de la correspondiente imagen.

[Smithsonian Mag]

Ballenas a punto de tragarse a dos nadadores (VIDEO)

Por: pijamasurf - 07/25/2013

En el imaginario colectivo las ballenas ocupan un lugar importante, incluso en culturas que no tienen mucha cercanía con su imponente majestad. Ya Borges, glosando tangencialmente el Libro de Job, habla de la ballena como símbolo de lo inconmensurable y lo incomprensible, cualidades que también se encuentran en la monumental Moby Dick de Melville.

En el video que ahora compartimos parece claro que dichos atributos no son, en modo alguno, una metáfora, pues es posible apreciar la magnificencia de un par de ejemplares de ballenas jorobadas que, además, se ve intensificada por el riesgo inminente que supuso para un par de nadadores que estuvieron a nada de ser tragados por los cetáceos.

La grabación se realizó en Souza Rock, California, el sábado pasado, y si bien parece improbable que las ballenas quisieran comerse a los hombres (solo se alimentan de camarones y pescados pequeños), sin duda la escena queda como un testimonio de reverencia a su grandiosa naturaleza.

[RAW Story]