*

X
Una aplicación que te permite salir de tu casa sin el miedo de tener encuentros incómodos.

Hell is Other People (aserción tomada de Sartre) es una aplicación para esos días en que despiertas y no quieres cruzar tu camino con nadie. Sobre todo si vives en una colonia que está inundada de gente que es parte de tu círculo externo de amistades. En lugar de ir por la calle buscando evitar caras conocidas e ir cambiando tu ruta con cada avistamiento, Hell is Other People los localiza por ti y te dibuja una ruta libre de encuentros incómodos. 

Funciona mediante la herramienta social Foursquare, que almacena todos los check-ins de la gente en el mapa de tu ciudad. A partir de una lectura de tus amigos, genera un mapa de “distancias óptimamente seguras” para disminuir las probabilidades de que te topes con alguien.

El experimento de crear una red antisocial fue ideado por Scott Garner, quien ve al proyecto como una sátira a las redes sociales y un comentario de su propio desdén hacia ellas. “Realmente odio las redes sociales”, apuntó Garner. “Tuve que crear una cuenta en una red social y hablar con la gente para que fueran mis amigos para poder evitarlos".

Precisamente por la proliferación de herramientas en las redes sociales, que quieren saber dónde estás y todo lo que haces, la vida privada es algo que debemos atesorar cada vez más; pero el claro problema de esta app es que depende enteramente de las otras personas. Si opera a partir de Foursquare entonces significa que solamente funciona si tus amigos publican su locación. Aunque por otro lado a la gente que publica su locación contantemente es a la que probablemente más quieras evitar. 

“Odio hacer cosas que dependan de otras personas porque son tan impredecibles y tan poco fiables”, concluye Garner.

[geekosystem]

El pornwall británico se extiende a bloquear sitios de internet esotérico en lo que podría percibirse como un adoctrinamiento de las mentes de los jóvenes que evoca el paisaje mental de The Wall.

uk-censored

 

La polémica censura de sitios del gobierno de David Cameron plantea incluir sitios esotérico a la ya consabida intención de censurar material pornográfico (pornwall). Cameron y la parlamentaria Claire Perry proponen tener una configuración por default de control parental ejercida por los proveedores de Internet. La medida que aparentemente busca regular y proteger a los jóvenes de "material pornográfico, material violento, contenido relacionado al terrorismo, anorexia y desordenes alimenticios, sitios relacionados al suicidio, alcohol, tabaco, foros, material esotérico, sitios de herramientas para desboloquear y navegar sin firewalls".

Si de por sí la censura del porno presenta un problema de edición enorme, al incluir temas como lo esotérico o lo que tiene que ver fumar, el gobierno británico se enfrenta con un gran dolor de cabeza. Por otra parte censurar temas esotéricos fácilmente puede ser interpretado como una censura ideológica orientada a mantener el status quo. La forma de resolver este predicamento es fácil simplemente censurando grandes cantidades de sitios y haciendo buena parte de Internet inaccesible (pasando la brocha gorda). Si has trabajado en alguna corporación con una moral muy sensible, donde sitios como Pijama Surf están vetados, ya sabes lo que será. Al menos de que organizaciones como el Open Rights Group logren impedir esta tentativa.