*

X
Una aplicación que te permite salir de tu casa sin el miedo de tener encuentros incómodos.

Hell is Other People (aserción tomada de Sartre) es una aplicación para esos días en que despiertas y no quieres cruzar tu camino con nadie. Sobre todo si vives en una colonia que está inundada de gente que es parte de tu círculo externo de amistades. En lugar de ir por la calle buscando evitar caras conocidas e ir cambiando tu ruta con cada avistamiento, Hell is Other People los localiza por ti y te dibuja una ruta libre de encuentros incómodos. 

Funciona mediante la herramienta social Foursquare, que almacena todos los check-ins de la gente en el mapa de tu ciudad. A partir de una lectura de tus amigos, genera un mapa de “distancias óptimamente seguras” para disminuir las probabilidades de que te topes con alguien.

El experimento de crear una red antisocial fue ideado por Scott Garner, quien ve al proyecto como una sátira a las redes sociales y un comentario de su propio desdén hacia ellas. “Realmente odio las redes sociales”, apuntó Garner. “Tuve que crear una cuenta en una red social y hablar con la gente para que fueran mis amigos para poder evitarlos".

Precisamente por la proliferación de herramientas en las redes sociales, que quieren saber dónde estás y todo lo que haces, la vida privada es algo que debemos atesorar cada vez más; pero el claro problema de esta app es que depende enteramente de las otras personas. Si opera a partir de Foursquare entonces significa que solamente funciona si tus amigos publican su locación. Aunque por otro lado a la gente que publica su locación contantemente es a la que probablemente más quieras evitar. 

“Odio hacer cosas que dependan de otras personas porque son tan impredecibles y tan poco fiables”, concluye Garner.

[geekosystem]

Pesadillas de caramelo en el Congo, el inaudito machismo y la represión militar tras el filtro de un vestido de princesa

Por: pijamasurf - 07/03/2013

A Dream That Can Last, el proyecto de fotografía de Richard Mosse en el Congo, muestra, en un contraste de algodones de azúcar y pesadillas, a militares y policías del M23 en Mabenga, territorio Rutshuru, congregados con fines propagandistas frente a grupos de civiles reticentes.

La película para infrarrojos que utiliza el irlandés, el Aerochrome, fue descontinuada hace años. Se utilizaba en la Guerra Fría como herramienta de reconocimiento aéreo, mostrando el follaje sano en rosa y rojo y por lo tanto resaltando el camuflaje en azul o morado. Mosse juega con este contraste provocando que no sepamos muy bien lo que estamos viendo, si el mundo de Hansel y Gretel en el infierno o un documento serio e informativo; y cuestionemos el espectro cultural en donde podría caber el proyecto, que se encuentra en tierra de nadie entre el periodismo y el arte.

El proyecto será presentado este año en la Bienal de Venecia y en un libro titulado The Enclave.

[Wired]