*

X

Científicos afinan manera de medir el tiempo (y podrían redefinir el concepto de segundo)

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/10/2013

El "reloj de celocía atómica óptica" utiliza rayos de luz en lugar de radiación de microondas para medir el tiempo, lo cual podría llegar a redefinir el segundo.

_68618138_mot

 

Alguna vez usamos la rotación de la Tierra para medir el tiempo, donde un giro equivalía a un día. Pero ya que nuestro planeta se tambalea en su axis mientras rota, algunos días pueden ser más cortos o más largos que otros. El reloj atómico que utilizamos actualmente ha probado ser un método mucho más preciso de medir los segundos, pero pruebas hechas con un cronómetro atómico alternativo han revelado aún más precisión. Estas sólo pierden un segundo cada 300 millones de años, probando ser tres veces más precisos que los relojes atómicos actuales.

Al igual que los relojes de nuestros abuelos utilizaban un péndulo para medir intervalos de tiempo, un reloj atómico utiliza las vibraciones muy regulares de los átomos: lo que hacen es exponer nubes de átomos de cesio a microondas para hacerlos oscilar. Pero los nuevos relojes utilizan luz para excitar a átomos de estroncio.

“Los rayos de luz”, apunta el Dr. Jerome Lodewyck, del Observatorio de París, “oscilan mucho más rápido que la radiación de microondas, y de alguna manera dividimos el tiempo en intervalos bastante más pequeños para que podamos medir el tiempo con más precisión”.

Aunque podría parecer algo obsesivo (ya que nuestra actual medición del tiempo es suficientemente precisa), las nuevas tecnologías de telecomunicación, de navegación satelital y la bolsa de valores necesitan mediciones de tiempo aún mejores. Los investigadores dijeron que los nuevos relojes podrán, algún día, redefinir el segundo.

[BBC]

 

En el cumpleaños de Schrödinger, dos videos que explican su célebre experimento teórico con un gato

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/10/2013

Este 12 de agosto se celebra el cumpleaños de Erwin Schrödinger, motivo por el cual compartimos un par de videos que explican su conocido experimento teórico con un gato que, al mismo tiempo, puede estar vivo y muerto; además del libro "¿Qué es la vida?", del físico vienés.

gato

Este 12 de agosto se festeja el cumpleaños de Erwin Schrödinger, uno de los físicos más importantes del siglo XX, clave en los desarrollos de esta ciencia en el ámbito de la mecánica cuántica y también en la termodinámica. Schrödinger nació en Viena en 1887.

Por las estimulantes premisas de la cuántica, que confrontan de manera radical los principios newtonianos con los que comprendemos la realidad material, estos desarrollos han conocido cierto tránsito hacia el conocimiento popular, a pesar de su complejidad inherente.

En este sentido, el llamado “gato de Schrödinger” es uno de los planteamientos experimentales que gozan de dicha difusión. Probablemente, sí, por tener como protagonista a uno de estos felinos domésticos.

Grosso modo, el experimento propone a un gato metido en una caja junto con un frasco de veneno que puede o no liberarse, con lo que el gato puede o no morir. Lo enigmático es que, de acuerdo con los principios de la mecánica cuántica, después de cierto tiempo el gato puede estar vivo y muerto al mismo tiempo.

Esta contradicción se explica por el concepto de “superposición”. A diferencia de la física clásica, en la cuántica no es posible conocer la posición exacta de una partícula si se conoce su velocidad (el principio de incertidumbre de Heisenberg, según el cual no se puede tener precisión absoluta de dos variables, dado que la observación afecta la medición); en contraste, solo se pueden obtener probabilidades de posición o, dicho de otro modo, se debe partir de que una partícula pueda estar en muchas posiciones a la vez, de donde se deriva el estado de “superposición”. Aquí un primer video que explica el fenómeno:

 

Una vez que tenemos idea de la superposición, es posible introducir otros conceptos todavía más inquietantes. El primero, el hecho de que es la acción de observar la que hace “colapsar” la naturaleza hacia una opción o la otra. Si abrimos la caja y descubrimos que el gato está vivo, fue dicha observación la que hizo “colapsar” dicha alternativa.

Sin embargo, como se dice en el segundo video que compartimos, “nosotros también somos como el gato”. Observar al gato vivo o muerto es también el resultado de que la naturaleza colapse en nosotros mismos en esa única realidad. La pregunta, aquí, es quién observa nuestra realidad para que colapse de ese modo. “¿O las dos posibilidades ocurren en paralelo dentro de un multiverso de mayor escala?”

 

Al final el experimento planteado por Schrödinger se abre a su vez hacia una de las preguntas fundamentales de la existencia que ha intentado responderse desde disciplinas diversas: ¿Por qué la realidad es real?

En este enlace, ¿Qué es la vida?, de Erwin Schrödinger (PDF).