*

X

Científicos afinan manera de medir el tiempo (y podrían redefinir el concepto de segundo)

Ciencia

Por: pijamasurf - 07/10/2013

El "reloj de celocía atómica óptica" utiliza rayos de luz en lugar de radiación de microondas para medir el tiempo, lo cual podría llegar a redefinir el segundo.

_68618138_mot

 

Alguna vez usamos la rotación de la Tierra para medir el tiempo, donde un giro equivalía a un día. Pero ya que nuestro planeta se tambalea en su axis mientras rota, algunos días pueden ser más cortos o más largos que otros. El reloj atómico que utilizamos actualmente ha probado ser un método mucho más preciso de medir los segundos, pero pruebas hechas con un cronómetro atómico alternativo han revelado aún más precisión. Estas sólo pierden un segundo cada 300 millones de años, probando ser tres veces más precisos que los relojes atómicos actuales.

Al igual que los relojes de nuestros abuelos utilizaban un péndulo para medir intervalos de tiempo, un reloj atómico utiliza las vibraciones muy regulares de los átomos: lo que hacen es exponer nubes de átomos de cesio a microondas para hacerlos oscilar. Pero los nuevos relojes utilizan luz para excitar a átomos de estroncio.

“Los rayos de luz”, apunta el Dr. Jerome Lodewyck, del Observatorio de París, “oscilan mucho más rápido que la radiación de microondas, y de alguna manera dividimos el tiempo en intervalos bastante más pequeños para que podamos medir el tiempo con más precisión”.

Aunque podría parecer algo obsesivo (ya que nuestra actual medición del tiempo es suficientemente precisa), las nuevas tecnologías de telecomunicación, de navegación satelital y la bolsa de valores necesitan mediciones de tiempo aún mejores. Los investigadores dijeron que los nuevos relojes podrán, algún día, redefinir el segundo.

[BBC]

 

La psicología del abandono: ¿por qué abandonamos un libro?

Arte

Por: pijamasurf - 07/10/2013

Encuesta revela las razones más comunes por las que se abandonan libros a la mitad, y cuáles son los libros más abandonados.

detroitschool-thumb-465x321-38084

Todos los que gustamos de leer novelas hemos abandonado más de una vez un libro en nuestra vida. Esto, por supuesto, tiene la implicación positiva de que “la vida es demasiado corta para leer libros malos”. Sin embargo, también existe la posibilidad de que dejemos una obra magnífica a la mitad (como sucede frecuentemente con Moby Dick o el Ulises); ¿Por qué pasa esto? ¿Qué es lo que hace que dejemos novelas sin terminar? Goodreads se dispuso a averiguarlo, y eso fue lo que descubrió:

 

Para los libros actuales, el infográfico de  “la psicología del abandono”podría servir para ayudar a editores incipientes, al igual que a lectores, a distinguir la “basura” de la El guardian en el centeno. Los lectores encuestados dijeron que han abandonado un libro por distintas razones, entre ellas el esnobismo literario de algunos autores (léase E L James en Cincuenta tonos de gris) o simplemente porque eran aburridas o demasiado estúpidos.

Lo que es curioso es que los top 5 libros abandonados, tanto de la actualidad como clásicos, son también bestsellers. Los primeros se abandonan por su falta de consistencia (o por que los lectores “se apenan de sí mismos”), y los segundos por su ritmo o por su complejidad.

Al final, lo que sugiere el estudio es que los lectores promedio “escogen un libro por su portada” (es decir, por su reputación o por su fama) y no por tener una afinidad especial con ellos.