*

X

¿Por qué no utilizamos condón al dar o recibir sexo oral? Sería buena idea considerarlo...

Por: pijamasurf - 06/26/2013

El uso de dispositivos de barrera al dar o recibir sexo oral es una práctica poco aplicada, que sin embargo deja importantes márgenes de riesgo.
michaeld

Michael Douglas

Una vez que Michael Douglas encendió la mecha al decir que su cáncer de garganta fue "provocado por algo llamado VPH, que de hecho viene por cunnilingus", la preocupación de organizaciones de educación sexual y del público se volvió una vez más hacia un hoyo negro en el marco del cuidado: ¿qué tan peligroso es hacer o recibir sexo oral sin protección?

Al darle sexo oral a un hombre el peligro es que la bacteria de la gonorrea se quede habitando en la garganta de quien lo da, y en el caso de practicar cunnilingus a la mujer, el riesgo es desarrollar diversos tipos de cáncer relacionados con el VPH, el virus del papiloma humano. Un estudio del 2012 encontró que 10% de los hombres y 3.6% de las mujeres tienen VPH en la garganta --esto, sin embargo, no es garantía de cáncer; junto a estas enfermedades, el sexo oral en hombres y mujeres puede acarrear la indeseable compañía de enfermedades como gonorrea, sífilis, herpes, hepatitis B y clamidia.

Si bien es cierto que el sexo oral sin protección es ligeramente menos peligroso que el sexo anal o vaginal sin protección, en la práctica nadie parece querer usar dispositivos de barrera en las prácticas orales: el 70% de los adolescentes de EU, así como el 82% de los adultos no utilizan protección al dar o recibir sexo oral.

Con amenazas en apariencia más urgentes, como la contención del virus del VIH a través de extensas campañas de protección, el sexo oral fue relegándose poco a poco; después de todo, en el 204 una encuesta de la Asociación Estadunidense de Salud Social encontró que 1/4 de los adultos en edad reproductiva nunca usaba condones durante el sexo vaginal. Según la Encuesta Nacional de Salud Sexual, sólo 1/4 de las relaciones vaginales se realizan con protección de barrera, y mientras más avanza la edad de la persona es menos probable que use condón: según el Centro para el Control de Enfermedades, 68.3% de hombres y 71.6% de mujeres entre 15 y 44 años reportaron "nunca" haber usado condones (aunque no se especifica si no lo usaron en sexo oral, vaginal o anal.)

oralsex

Sin embargo, el VPH sigue siendo el peligro silencioso en el caso del sexo oral. Aunque la enfermedad está mayormente asociada con infecciones en el cervix de la mujer, el VPH fue encontrado como la causa de 37.3% de diversos tipos de cáncer oral, lo que en la población masculina suma un 78.2% de esta forma de cáncer.

El único grupo que aplica regularmente protección de barrera para todos los tipos de relación sexual, incluido el sexo oral, son las trabajadoras sexuales. En lugares donde la prostitución es legal, como en el estado de Nevada, EU, la ley obliga a los y las trabajadoras sexuales a utilizar condón con cada cliente; los investigadores han encontrado que, a pesar de la reticencia de algunos clientes, las trabajadoras sexuales logran erotizar y volver "sexy" el uso del condón para sexo oral.

Norma Jean Almodovar, activista por los derechos de las trabajadoras sexuales en Las Vegas, afirma que el éxito de este grupo en aplicar el uso del condón al sexo oral consiste en "no hacerlo clínico, en hacerlo sexy y divertido. Funciona para las trabajadoras sexuales; podría funcionar para mujeres en [otras] relaciones." Por su parte, Adina Nack, autora de Damaged Goods? Women Living With Incurable STDs ("¿Mercancía maltratada? Mujeres viviendo con ETS incurables") afirma que en los 70 ni siquiera los hombres estaban dispuestos a usar condones para sexo vaginal o anal; sin embargo:

"Gracias a las campañas efectivas, especialmente en torno al VIH, hemos visto un mayor uso del condón en estos tipos de sexo. Si la gente fuera realmente educada en lo que arriesgan al tener sexo oral sin protección, tengo fe en el público de que suficientes de nosotros hallaremos valor en protegernos a nosotros mismos."

[Salon]

"La escuela de Venus", el manual sexual de la Inglaterra del siglo XVII

Por: pijamasurf - 06/26/2013

La Inglaterra del siglo xvii no es tan puritana como se podría pensar: manuales de este tipo circularon en librerías públicas y convivieron con misales y sermones, para los amantes aventureros.

venus2

Un siglo antes de que el divino Marqués de Sade publicara obras que siguen sonrojando señoritas, y casi dos siglos antes de Apollinaire y Pierre Louys, fue publicado en 1680 en Inglaterra la traducción de una obra francesa llamada L'École des filles ("Escuela de señoritas") con el nombre  The School of Venus, or the Ladies Delight Reduced into Rules of Practice ("La escuela de Venis, o el placer de las damas reducido a reglas de práctica"); se trata de una obra literaria en diálogo y con muchas ilustraciones que sorprende por su modernidad.

Se trata de dos personajes femeninos teniendo una entretenida charla acerca de sus hábitos sexuales: Katherine, "una virgen de admirable belleza" y su prima Frances, quien está casada pero es un poco más liberal. Su diálogo nos hace ver que la sexualidad en el siglo xvii no era tan puritana como podríamos creer en un principio, además de la conciencia de su autor (anónimo, por cierto) sobre la relación entre sexo y política.

[caption id="attachment_61557" align="aligncenter" width="640"]Venus4 Donde se discuten los nombres populares de la vagina y el pene[/caption]

Las primas hablan de los beneficios de tener múltiples parejas sexuales y de cómo no es preciso estar casado con alguien para disfrutar de los placeres carnales; también hay especulación sobre qué pasaría "si las Mujeres gobernaran el mundo y la Iglesia, como hacen los hombres", entremezclado con referencias al orgasmo múltiple e incluso a la existencia del clítoris, al que se refieren como "la cima del Coño" que "sobresale".

Términos y conceptos usuales hoy en día (como "amigos con derechos") están insinuados en la búsqueda de un "Fucking friend" con el cual se pueda "romper el hielo", además de estar poblado de ideas para que las parejas del xvii expandieran sus horizontes sexuales pues, a diferencia de los prejuicios contra el puritanismo, no todo era la posición misionero en ese tiempo:

a veces mi Esposo se coloca sobre mí, y a veces yo me coloco sobre él, a veces lo hacemos de lado, a veces de rodillas, a veces de costado, a veces por atrás... con una pierna sobre sus hombros, a veces lo hacemos sobre nuestros pies...

[caption id="attachment_61555" align="aligncenter" width="640"]Venus3 Donde Katy aprende que hay placeres incomparables y necesarios, tan lejos de su imaginación que son como comparar el agua con el vino[/caption]

A continuación una serie de ilustraciones provenientes de la última sección del manual. El libro puede consultarse en línea aquí.

Venus7

 

Venus6

 

Venus4 (1)

 

Venus5

[The Appendix]