*

X

Noam Chomsky: los seres humanos se están destruyendo a sí mismos

Por: pijamasurf - 06/24/2013

Chomsky habló sobre la situación en diversos países de medio Oriente y expresó su deseo de un futuro próximo de paz, aunque no cree que ocurra demasiado pronto.

chomsky

Noam Chomsky, el famoso lingüísta y activista antibélico, estuvo en Beirut la semana pasada para recibir un doctorado honoris causa en la Universidad de dicha ciudad. Ahí aprovechó para hacer algunas declaraciones en torno al conflicto en Siria y sus peligrosas implicaciones para la región; además, con vocación filosófica que recuerda a la de Bertrand Russell, Chomsky afirmó que un mundo sin guerra donde sus nietos pudieran crecer seguros era una meta aún lejana.

"Los seres humanos están destruyéndose a sí mismos", dijo. 

Los acontecimientos que desencadenaron la primavera árabe el año pasado, donde el pueblo sirio tuvo parte activa, provocaron a su vez una brutal respuesta del gobierno, la cual amenaza con convertirse en un conflicto entre los sunis y los chiitas en Siria, lo que fue descrito por Chomsky como un "suicidio".

"Las protestas [del 2012] estuvieron enteramente justificadas, la gente no pudo haber predicho que existiría esta respuesta brutal, y una vez que la respuesta brutal tuvo lugar era casi inevitable evitar convertirla en un levantamiento armado. El país se dirige al suicidio, se está destruyendo a sí misma y es muy peligroso... La única y ligera esperanza que puedo ver es una solución negociada al estilo Ginebra, aunque sus prospectos son muy limitados."

Igualmente, el activista lamentó el aumento de la presencia de Hezbollah en Líbano, del que afirmó que "cualquier tipo de militarización ampliará ese conflicto". A un año de la primavera árabe, Chomsky afirmó que las libertades de expresión y prensa en países como Egipto llevan a creer que los logros de la gente podrían ser permanentes, pues "nadie hace el cambio si no está dispuesto a participar de los cambios", aunque matizó su entusiasmo con un poco de escepticismo en las perspectivas a futuro:

"Los gobiernos democráticos son mejores que los gobiernos totalitarios, pero no debemos volvernos dementes: ellos no reflejan el público. La brecha entre lo que el público desea y lo que el gobierno desea, la brecha es enorme."

Chomsky, de 84 años, se refirió al sueño que había motivado toda su labor intelectual durante la mayor parte de su vida como "un mundo donde mis nietos puedan vivir en paz, y no veo que vaya a ocurrir pronto. Pienso que si alguien nos está mirando desde Marte ahora, podría estar pensando que los seres humanos se están destruyendo a sí mismos justo como Siria se destruye a sí misma."

[The Daily Star]

Te podría interesar:

Todo el infierno contra un solo hombre: así combatió el ejército de Estados Unidos a un francotirador en Vietnam (FOTOS)

Por: pijamasurf - 06/24/2013

La Guerra de Vietnam fue uno de los episodios bélicos más importantes de la segunda mitad del siglo XX, en parte porque representó un fracaso a la política intervencionista del gobierno de Estados Unidos (en especial al que encabezó Richard Nixon) y sus intentos por frenar el surgimiento de regímenes de inclinación comunista.

Las imágenes que compartimos en esta ocasión pertenecen a un episodio muy específico de dicho conflicto y, hasta hace muy poco, permanecían inéditas. Se trata de la respuesta brutal que implementó el ejército de Estados Unidos destacado en Vietnam luego de que un francotirador enemigo se colara a la base de Phu Tai, en abril de 1970, por varias noches.

Las fotografías fueron tomadas por James Speed Hensinger, entonces un joven soldado de 22 años que, como otros de sus compañeros, se iba a la cama con el temor de que el sniper le perforara la cabeza con su AK-47.

El arma de Hensingerm, sin embargo, fue una cámara, una Nikon FTN de 35mm con la que tomó fotografías de larga exposición la noche en que las fuerzas armadas finalmente lanzaron el ataque desmesurada y prácticamente ciego contra un solo hombre que se delataba en la oscuridad de las montañas vietnamitas solo por el resplandor de su rifle al ser disparado. Apenas surgió este destello, el ejército estadounidense abrió la puerta a las llamas del infierno.

Irónicamente, el cadáver del francotirador no fue localizado. Según cuenta Hensingerm, a la mañana siguiente las patrullas de exploración solo dieron con un rastro de sangre sobre el suelo, pero del cuerpo nada.

[The Independent]