*

X

El trabajo voluntario repercute positivamente en tu salud

Por: pijamasurf - 06/23/2013

La falta de interacciones sociales puede ser mucho más dañina para la salud de los adultos mayores que su aporte económico y la sensación de desvalidez. Además de aportar estas interacciones, el trabajo voluntario puede tener importantes beneficios para la salud.

viejos

En un movimiento que seguramente hubiera sido del agrado del Ché Guevara, ese abogado del trabajo voluntario, un grupo de psicólogos de la Universidad Carnegie Mellon han demostrado que el trabajo voluntario en adultos mayores por al menos 200 horas al año puede hacer que disminuya hasta en un 40% el riesgo de hipertensión.

El estudio concluye que el trabajo voluntario puede ser una opción no-farmacéutica para prevenir la hipertensión, que al menos en Estados Unidos afecta a unos 65 millones de personas y es fuente de enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en el país anglosajón.

Se contó con la participación de 1,164 adultos entre 51 y 91 años de Estados Unidos, y la condición de participación era que tuvieran una presión sanguínea normal al comenzar el estudio, en 2006. La segunda entrevista, en 2010, demostró que aquellos que habían trabajado voluntariamente al menos 200 horas al año mostraban un riesgo reducido de sufrir hipertensión comparados con aquellos que no hicieron trabajo voluntario durante los cuatro años previos. El tipo de actividad en realidad no parece tener relevancia, mientras sea constante.

El estudio fue dirigido por Rodlescia S. Sneed, quien partió de la hipótesis de que el estilo de vida moderno (una dieta poco balanceada y falta de ejercicio, entre otros hábitos negativos) podría hallar un contrapeso positivo en factores como el trabajo voluntario, además de que en adultos mayores esta actividad puede contribuir a envejecer saludablemente.

Y es que, según Sneed, "cuando la gente envejece, las transiciones sociales como el retiro, el luto y la partida de los hijos de la casa en ocasiones deja a los adultos mayores con menos oportunidades para interactuar socialmente. Participar en actividades voluntarias puede darles a los adultos mayores las conexiones sociales que podrían no tener de otro modo."

Nuestra sociedad hipertecnológica cuenta cada vez con menos ritos de paso entre las diferentes fases de la vida. Primando la juventud y la salud como únicos valores del sujeto, los adultos mayores se encuentran en un limbo donde, al no ser productivos para la vida económica, el sentido de la vida disminuye. Y es que no hay pecado realmente en envejecer; el problema es envejecer como inercia y no de manera que la dignidad se conserve en la etapa de madurez de la vida.

[PsyPost]

El libro de los sueños más antiguo que se conserva

Arte

Por: pijamasurf - 06/23/2013

La fascinación en torno a los sueños y la necesidad de descifrarlos son tan antiguas como el momento en que el ser humano se percató de la existencia de esa realidad paralela que solo surge cuando la conciencia duerme; un papiro egipcio es el documento más antiguo que se conserva al respecto.

papiro_suenos

La realidad onírica ―idea que de un inicio parece contradictoria― ha fascinado al ser humano desde siempre, lo mismo en su historia personal que en la colectiva. La biografía de una persona podría trazarse, también, por los sueños que la asaltan cuando duerme; y si fuera posible recolectar los sueños de decenas, cientos, miles o millones de personas que comparten una misma época y lugar, sin duda este tipo de exploración socio-onírica ofrecería otras claves para entender ese momento histórico.

Este interés por los sueños se ha manifestado, entre otros aspectos, en libros que buscan descifrarlos, reducirlos a un significado inteligible ya de vuelta en la vida diurna y consciente. Una de las creencias más remotas que sin embargo ha sobrevivido hasta nuestros días, es que lo sueños son un mensaje, y su dificultad simbólica se toma como prueba de ello. En efecto: ¿por qué si no los sueños son tan enigmáticos? ¿No es porque intentan decirnos algo?

En este sentido, el documento de codificación onírica más antiguo que se conserva es un papiro egipcio cuya antigüedad se data en el año 1275 antes de nuestra época, probablemente escrito durante el reinado de Ramsés II, de la Dinastía XIX.

El papiro comienza con un singo herético en la parte superior de una columna y sigue con la frase “si un hombre se ve a sí mismo en un sueño”; después, en líneas horizontales, se describen distintos sueños que al final se valoran como “bueno” o “malo”. El texto enlista primero los sueños buenos y en segundo lugar los malos. “Malo” está escrito en rojo, “el color del mal presagio”. Aquí un par de ejemplos:

Si un hombre se ve a sí mismo en un sueño mirando hacia una ventana, bueno; significa la escucha de su llanto.

Si un hombre se ve a sí mismo en un sueño con su cama en llamas, malo; significa que está alejando a su mujer.

Según especulan los historiadores, el papiro tuvo varios dueños antes de ser depositado en el cementerio de Deir el-Medina, donde fue encontrado. Uno de sus poseedores conocidos fue el escriba Qeniherkhepshef, quien al reverso copió un poema alusivo a la Batalla de Kadesh, en la que el ejército faraónico repelió a las tropas de los hititas. En buena medida fue gracias a esta transcripción que el documento pudo fecharse. A partir de entonces este se conservó en la familia del escriba durante más de un siglo. Actualmente se conserva en el Museo Británico.

También en Pijama Surf: Los sueños significan algo: casi nunca lo primero que pensamos

En Scribd, el Libro de Sueños de Jorge Luis Borges.

[disinfo]