*

X
México tiene 145 mil millonarios y 2,540 multimillonarios (en dólares), de los cuales el 21.9% mantiene su riqueza fuera del país.

dinero

La firma WealthInsigh, dedicada a investigar a las personas más acaudaladas del mundo, publicó hace unos días un informe sobre los individuos poseedores de más de un millón de dólares –sin incluir su residencia principal. WealthInsigh cataloga a las personas que cumplen este requisito como individuos de Alto Valor Neto Individual (HNWI).

La compañía reveló que en México hay 145 mil personas con patrimonios elevados (HNWI), y 2,540 con patrimonios ‘muy elevados’ (UHNWI). Los estudios arrojaron también, que los mexicanos millonarios superaron el promedio mundial en este rubro. Además, durante los últimos cinco años, este sector aumentó en 32% –fenómeno reforzado, tal vez, por la inclusión de funcionarios públicos que supieron drenar el erario.

A finales de 2012, los millonarios mexicanos mantenían el 21.9 por ciento de su riqueza fuera del país. En México existen 16 personas con más de mil millones de dólares, 252 individuos con más de 100 millones de dólares y 2,272 con más de dos millones de dólares. Lo anterior se traduce en que el 1.2% de la población, posee 43% de la riqueza total del país.

La Ciudad de México es la que alberga a más millonarios y multimillonarios en el país, seguida de Monterrey y Guadalajara –las tres ciudades más grandes del país.

Para dimensionar la inequidad implicadas en las cifras anteriores, cabe recalcar que en México vive el hombre más rico del mundo, Carlos Slim con una fortuna de 73 mil millones de dólares –quien se propulsó tras adquirir la empresa telefónica paraestatal en condiciones ventajosas. México alberga alrededor de 112 millones de habitantes, de los cuales prácticamente la mitad, 52 millones, vive en pobreza.

Cuando hablamos de desigualdad en la distribución de la riqueza solemos pensar aquel "cliché" de que, indiscutiblemente los ricos le quitan a los pobres. La realidad es mucho más compleja- pues lo anterior depende del tipo de negocio y  del tipo de rico. Lo que es un hecho, es que  al gobierno le tocaría redistribuir la riqueza, mediante el cobro de impuestos que se traduzcan en servicios -priorizando a los históricamente desfavorecidos, en lugar de permitir y propiciar la condonación fiscal de los que más ganan.

Twitter del autor: @anapauladelatd

 

El trabajo voluntario repercute positivamente en tu salud

Por: pijamasurf - 06/20/2013

La falta de interacciones sociales puede ser mucho más dañina para la salud de los adultos mayores que su aporte económico y la sensación de desvalidez. Además de aportar estas interacciones, el trabajo voluntario puede tener importantes beneficios para la salud.

viejos

En un movimiento que seguramente hubiera sido del agrado del Ché Guevara, ese abogado del trabajo voluntario, un grupo de psicólogos de la Universidad Carnegie Mellon han demostrado que el trabajo voluntario en adultos mayores por al menos 200 horas al año puede hacer que disminuya hasta en un 40% el riesgo de hipertensión.

El estudio concluye que el trabajo voluntario puede ser una opción no-farmacéutica para prevenir la hipertensión, que al menos en Estados Unidos afecta a unos 65 millones de personas y es fuente de enfermedades cardiovasculares, la principal causa de muerte en el país anglosajón.

Se contó con la participación de 1,164 adultos entre 51 y 91 años de Estados Unidos, y la condición de participación era que tuvieran una presión sanguínea normal al comenzar el estudio, en 2006. La segunda entrevista, en 2010, demostró que aquellos que habían trabajado voluntariamente al menos 200 horas al año mostraban un riesgo reducido de sufrir hipertensión comparados con aquellos que no hicieron trabajo voluntario durante los cuatro años previos. El tipo de actividad en realidad no parece tener relevancia, mientras sea constante.

El estudio fue dirigido por Rodlescia S. Sneed, quien partió de la hipótesis de que el estilo de vida moderno (una dieta poco balanceada y falta de ejercicio, entre otros hábitos negativos) podría hallar un contrapeso positivo en factores como el trabajo voluntario, además de que en adultos mayores esta actividad puede contribuir a envejecer saludablemente.

Y es que, según Sneed, "cuando la gente envejece, las transiciones sociales como el retiro, el luto y la partida de los hijos de la casa en ocasiones deja a los adultos mayores con menos oportunidades para interactuar socialmente. Participar en actividades voluntarias puede darles a los adultos mayores las conexiones sociales que podrían no tener de otro modo."

Nuestra sociedad hipertecnológica cuenta cada vez con menos ritos de paso entre las diferentes fases de la vida. Primando la juventud y la salud como únicos valores del sujeto, los adultos mayores se encuentran en un limbo donde, al no ser productivos para la vida económica, el sentido de la vida disminuye. Y es que no hay pecado realmente en envejecer; el problema es envejecer como inercia y no de manera que la dignidad se conserve en la etapa de madurez de la vida.

[PsyPost]