*

X

Se espera pronto una ensordecedora orgía de millones de cigarras en Nueva York

Por: pijamasurf - 05/09/2013

La ola orgiástica de cigarras que salen de la tierra para aparearse contrarreloj empieza a sacudir Estados Unidos; su canto de atracción, en enjambres de millones, puede sonar tan alto como un tren que se aproxima a una distancia mínima.

cicada-brood-could-be-big-in-2013_65791_600x450

La imagen es poética y demencial: miles de millones de ninfas (cigarras en aras de llegar a la madurez) vuelan por los aires desesperadas por aparerearse antes de morir. En esta batahola, los machos las atraen entonando cantos abdominales que colectivamente pueden sonar más fuerte que un tren. Poco después de realizar la cópula aérea caen muertas, dejando el piso infestado de cadáveres como si fueran miles de hojas marchitas.

Esta orgía de altos decibeles -- conocidas en conjunto como "broods"-- no ocurría desde 1996  y se espera que inicie en las próximas semanas en el Este de Estados Unidos, llegando probablemente a Nueva York en la penúltima semana de mayo. Los enjambres de esta ola primaveral pueden llegar a cientos de insectos por metro cúbico.

La mayoría del tiempo las cigarras viven debajo de la tierra, alimentándose de savia para luego salir a la superficie y reproducirse. La mayoría de estas especies tiene ciclos de vida asincrónicos, pero las  siete especies miembros de la Magicicada (la cigarra mágica) surgen de la tierra al mismo tiempo, dando lugar a una masiva camada o"brood". Existen 15 distintas camadas la mayoría de ellas con un ciclo de 17 años --tres más tienen ciclos de 13 años. Cada camada tiene más de una especie, en la camada que está por surgir (brood 2) hay 3 especies, haciéndola especialmente numerosa. Estas especies no se aparean entre sí, pero realizan su vuelo nupcial sincrónicamente. "Su destino está entrelazado", dice John Cooley de la Universidad de Connecticut.

La emergencia colectiva está dictada directamente por patrones que las cigarras observan en su árboles huesped pero la duración de los ciclos es un misterio. El hecho de que el 13 y el 17 sean números primos sugiere que los ciclos han evolucionado para evitar la presión de predadores cuyos números fluctúan en ciclos más cortos. Esta adaptación haría que su emergencia reproductiva coincida con menor frecuencia con el pico de sus predadores --uno de los microbios que las ataca tiene un ciclo de 2 años. Hasta para los insectos sirve saber matemáticas --aunque no sepan que saben.

Esta camada, además de ser una de las más grandes, es una de las pocas que invade grandes áreas metropolitanas, por lo que se calcula que será la más pertubadora de la vida urbana desde el brood X que irrumpió en Washington D.C. en el 2004. Entomólogos recomiendan presenciar este raro fenómeno --pero manteniendo la calma ante las nubes ensordecedoras de cigarras aparéanadose frenéticamente, sonando sus timbales como letanías sexuales de último minuto en lo que podría ser una una versión, con insectos, de una pesadilla hitchcockiana.

[New Scientist]

 

Estados Unidos condicionó en 1992 la firma del Tratado Libre de Comercio (TLCAN), al ingreso de sus cultivos, a costa de la quiebra de productores mexicanos.

campo-en-mexico-300x350

En 1992 México firmaba el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con Estados Unidos y Canadá, bajo la gran promesa de la prosperidad. El país, en opinión del gobierno de Carlos Salinas, ingresaría a una etapa de modernización sin precedentes. La gran apuesta era la industrialización mexicana. Ante la reciente visita de Obama a México, y con la competitividad económica de la región como uno de los temas centrales de la agenda, consideré pertinente hacer una revisión de los efectos del acercamiento comercial de ambos países. 

A veinte años del acuerdo de este tratado, me propuse hacer una investigación estadística sobre los resultados, pero también recurrí a la opinión de expertos en el tema. Por consiguiente, entrevisté a la Doctora Mónica Gambrill Ruppert, Investigadora del Centro de Investigaciones sobre América del Norte de la UNAM, y autora del libro Diez Años del TLCAN en México.  

Para Gambrill, especializada en sociología industrial, este tratado ha provocado que México exporte más a E.U., que a la inversa –superávit–. Esto podría parecer muy positivo, sin embargo nuestro país continúa con casi la mitad de la población viviendo en pobreza. Advierte que “se esperó que con el TLCAN no solamente iba a haber más comercio, sino también prosperidad para la población mexicana, y eso es la parte que falla”. 

Y agrega: “El crecer y exportar con superávit tiene sus ventajas, una es que ya no hay tanta devaluación, hay más estabilidad macroeconómica, y cierto orden en las finanzas. Hay algunas ventajas, pero no se ha traducido en la prosperidad, para nada.” 

De acuerdo con la especialista, la apertura comercial afectó a varios sectores “perdieron los bancos- recordemos que todos los bancos nacionales fueron comprados por extranjeros-, perdió la industria textil, perdió la agricultura, perdieron terrible”. 

Screen Shot 2013-05-08 at 5.19.00 PM

Los negociadores del TLCAN argumentan que el campo no se perdió pues hoy México exporta cantidades importantes de frutas y verduras: como jitomate, aguacate y berenjena. Sin embargo, para la Asociación Nacional de Empresas Comercializadoras de Productores del Campo (ANEC); estos exportadores representan tan solo el 5% del total de los productores. Además, Gambrill explica lo que E.U hace con estos pocos exportadores “Una subcontratación de la producción en México: te dan la semilla, te dan la tecnología, te dan el contrato de cuánto quieren y cómo lo quieren (…) Entonces se pone la agricultura de cabeza porque todo lo que se hacía en México es castigado, con toda la gente que lo hacía”. 

La ANEC ha denunciado la pérdida de al menos dos millones de empleos agropecuarios, entre 1994 y 2008,  así como la caída del precio real de productos agrícolas entre 40 y 70%. Esto significa que es más caro producir que vender, por lo que estas personas tendrán que dedicarse a otra cosa ya que su negocio no es rentable. 

Según la investigadora, ”(E.U.) produce mucho más de lo que puede consumir y por lo tanto necesita exportar, pero no podía ponerse de acuerdo ni con Europa ni con Japón –pues son muy proteccionistas con su sector agrícola–, ni con nadie más para hacerlo, entonces de alguna manera México era más débil y además los gobiernos ideológicamente muy dispuestos a seguir sacrificando al campo”. 

El gobierno de Enrique Peña Nieto negocia en estos momentos el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica. Se dice que con la firma de este tratado el campo mexicano en su mayoría terminaría por perderse, por lo menos así lo señala la ANEC. Sin embargo, los precios de productos como la leche y la carne de cerdo son más accesibles en los supermercados, y los defensores de estos tratados argumentan que sin ellos muchas personas no podrían consumir este tipo de insumos.  

Lo que es un hecho es que la gran deuda del TLCAN continúa siendo aquella prosperidad que aún en su sitio oficial, presume haber traído a México. Si la competitividad, la productividad y el aumento del comercio no han logrado cambios significativos, necesitamos imaginar nuevas rutas hacia esa “prosperidad” que evidentemente aún no llega. 

Twitter del autor: @anapauladelatd