*

X
Facebook pagaría mil millones de dólares por la aplicación Waze que realiza mapas en tiempo real del tráfico según la locación del usuario; la adquisición le permitiría conocer la locación física de sus usuarios y obtener datos sumamente valiosos para sus anunciantes

wired1

En repetidas ocasiones Facebook ha intentado poner de moda que sus usarios comprtan su locación --sin muchos resultados. Ahora la red social más grande del mundo se encuentra en conversaciones para adquirir, hasta por mil millones de dólares, la aplicación Waze, utilizada para construir mapas en tiempo real del tráfico de las ciudades. Lo que le interesa de Waze es poder integrarlo a su propia plataforma para que los usuarios hagan constantemente check-ins y les puedan enviar alertas, publicidad personalizada y hasta cupones según la locación. 

Waze funciona de tal forma que un uusario que obtiene datos de tráfico también contribuye con sus propios datos y así se construyen los mapas --los cuales incluso determinan la velocidad con  la que avanzan los automóviles. Esto, además de permitir alertas y publicidad, significa una enorme cantidad de datos valiosos para formar perfiles demográficos y patrones de consumo y conducta de los usuarios de Facebook, que son codiciados por sus anunciantes.

Esta aplicación permitiría a Facebook competir con Foursquare y quizás desplazarlo, siempre y cuando logre que Waze siga siendo percibida como una herramienta útil y cool y no como descarada vigilancia orwelliana. El reto será ofrecer información suficientemente útil que opaque los temores que genera la vigilancia digital y la minería de datos. La idea con Waze es ofrecer cupones y descuentos que puedan ser vistos y compartidos por los amigos del usuarios, sugiriendo grandes ventajas en su uso. Facebook podría hacer de esta aplicación una versión más invasiva de Siri, que te podría avisar que si no te terminas tu café en dos minutos no llegarás al aeropuerto a tiempo y perderás tu vuelo. A muchas personas esto les parecerá francamente molesto y perurbador pero a otras les parecerá como una prueba de la inteligencia de la tecnología que mejora la vida.

[Wired]

Te podría interesar:
Valerie Dodds, conocida también como Val Midwest, eligió una singular manera para promocionar tanto su labor como actriz porno como su sitio web recién abierto: acudir a la Pius X, la escuela de orientación católica donde se formó, e improvisar un par de sesiones de fotografía y video.

valerie_dodds_¿Una estrella porno egresada de una escuela católica? Según se considere, lo mismo parece probable que improbable. Para algunos la orientación religiosa de una escuela asegura su corrección moral y para otros esta misma circunstancia no es sino factor de represión que, con el tiempo, se manifiesta en conductas radicalmente distintas a las inculcadas.

Y sin que el incidente que ahora reseñamos sea prueba de una u otra suposición, sin duda destaca la profesión que Valerie Dodds eligió contando entre sus antecedentes con su paso por la preparatoria Pius X en Lincoln, Nebraska, que ya en el nombre muestra su filiación. Dodds, conocida también con el pseudónimo de “Val Midwest”, decidió convertirse en estrella porno y abrir un sitio web solo para ella.

Y si bien la consigna mediática es que el sexo vende, debería agregarse siempre que no por sí mismo. Hace falta un primer impulso para echar a andar el negocio, aun en el caso del porno. Y la joven de 19 años planeó uno que al final fue sumamente redituable: acudir a las afuera de su antigua escuela y prácticamente desnuda, promocionar de esa manera su trabajo, improvisando una sesión de fotos y videos en el lugar.

El primero de estos actos tuvo lugar en el fin de semana del Día de las Madres, el pasado 13 de mayo. Teniendo como fondo el lema de la Pius X, “Restore All Things in Christ”, “Restituye todo en Cristo”, y con un crucifijo colgando del pecho, Dodds se tomó unas cuentas imágenes antes de que la policía acudiera y la arrestara por exhibicionismo, cargo que al parecer no pudo fincársele totalmente en vista de que la joven cubrió sus pezones y nunca se despojó de su braga.

Una semana después “Val Midwest” regresó al campus y repitió el performance, siempre con el propósito de dar un poco de publicidad a su sitio web.

[Huffington Post]