*

X

¿El objeto imposible vuelto posible? Las escaleras que regresan al punto de origen del arquitecto Rafael Aboganda (VIDEO)

Por: pijamasurf - 05/07/2013

Uno de los lectores de Pijama Surf, Gerardo Soriano Palma, a quien agradecemos enormemente su interés, compartió al correo electrónico del sitio este video que recrea una de las ilusiones ópticas más celebres: la escalera que aunque parece subir, en realidad llega al mismo punto de origen.

El video, por supuesto, es un montaje. En primer lugar porque el supuesto arquitecto que ideó el artificio, un tal Rafael Nelson M. Aboganda, de origen filipino, es un nombre que no existe más allá del relato falseado y de este proyecto en sí (una ilusión dentro de la ilusión). En segundo lugar —y esta es la razón irrefutable— porque precisamente la definición topológica de objeto imposible es que se trata de un objeto que podemos trazar geométricamente pero no construirlo físicamente.

Con todo, es sin duda de un entretenimiento óptico disfrutable, una ilusión que, como todas, nos invita a dudar sobre los límites de nuestra percepción y, con estos, sobre los límites de la realidad misma.

Para más información al respecto recomendamos la nota Los objetos imposibles de Escher: una invitación a imaginar la posibilidad de la imposibilidad

Se espera pronto una ensordecedora orgía de millones de cigarras en Nueva York

Por: pijamasurf - 05/07/2013

La ola orgiástica de cigarras que salen de la tierra para aparearse contrarreloj empieza a sacudir Estados Unidos; su canto de atracción, en enjambres de millones, puede sonar tan alto como un tren que se aproxima a una distancia mínima.

cicada-brood-could-be-big-in-2013_65791_600x450

La imagen es poética y demencial: miles de millones de ninfas (cigarras en aras de llegar a la madurez) vuelan por los aires desesperadas por aparerearse antes de morir. En esta batahola, los machos las atraen entonando cantos abdominales que colectivamente pueden sonar más fuerte que un tren. Poco después de realizar la cópula aérea caen muertas, dejando el piso infestado de cadáveres como si fueran miles de hojas marchitas.

Esta orgía de altos decibeles -- conocidas en conjunto como "broods"-- no ocurría desde 1996  y se espera que inicie en las próximas semanas en el Este de Estados Unidos, llegando probablemente a Nueva York en la penúltima semana de mayo. Los enjambres de esta ola primaveral pueden llegar a cientos de insectos por metro cúbico.

La mayoría del tiempo las cigarras viven debajo de la tierra, alimentándose de savia para luego salir a la superficie y reproducirse. La mayoría de estas especies tiene ciclos de vida asincrónicos, pero las  siete especies miembros de la Magicicada (la cigarra mágica) surgen de la tierra al mismo tiempo, dando lugar a una masiva camada o"brood". Existen 15 distintas camadas la mayoría de ellas con un ciclo de 17 años --tres más tienen ciclos de 13 años. Cada camada tiene más de una especie, en la camada que está por surgir (brood 2) hay 3 especies, haciéndola especialmente numerosa. Estas especies no se aparean entre sí, pero realizan su vuelo nupcial sincrónicamente. "Su destino está entrelazado", dice John Cooley de la Universidad de Connecticut.

La emergencia colectiva está dictada directamente por patrones que las cigarras observan en su árboles huesped pero la duración de los ciclos es un misterio. El hecho de que el 13 y el 17 sean números primos sugiere que los ciclos han evolucionado para evitar la presión de predadores cuyos números fluctúan en ciclos más cortos. Esta adaptación haría que su emergencia reproductiva coincida con menor frecuencia con el pico de sus predadores --uno de los microbios que las ataca tiene un ciclo de 2 años. Hasta para los insectos sirve saber matemáticas --aunque no sepan que saben.

Esta camada, además de ser una de las más grandes, es una de las pocas que invade grandes áreas metropolitanas, por lo que se calcula que será la más pertubadora de la vida urbana desde el brood X que irrumpió en Washington D.C. en el 2004. Entomólogos recomiendan presenciar este raro fenómeno --pero manteniendo la calma ante las nubes ensordecedoras de cigarras aparéanadose frenéticamente, sonando sus timbales como letanías sexuales de último minuto en lo que podría ser una una versión, con insectos, de una pesadilla hitchcockiana.

[New Scientist]