*

X

"Las alas del deseo", la mejor película de Wim Wenders, completa y subtitulada

Por: pijamasurf - 04/13/2013

Cuando el niño era niño
andaba con los brazos colgando,
quería que el arroyo fuera un río,
que el río fuera un torrente
y que este charco fuera el mar.

Win Wenders es, fuera de toda duda, uno de eso directores contemporáneos que han alcanzado las selectas salas del olimpo cinematográfico, un realizador en toda regla que en su acervo posee ya dos o tres películas (quizá unas pocas más) que dan testimonio de las cimas y los abismos que el verdadero arte nos permite rozar y atisbar.

Este es el caso, justamente, de Der Himmel über Berlin, una película de 1987 que en español se conoce con los títulos de Las alas del deseo y Cielo sobre Berlín. Para los conocedores del cine hecho por Wenders, esta es su mejor película, aquella que le valió una suerte consagración en el mundo del séptimo arte.

El argumento de la película es, desde el inicio, profundamente emotivo, pues cuenta la historia de un par de ángeles que atestiguan el devenir de la vida en Berlín pero sin ser capaces de tomar parte en los asuntos de los hombres; se trata, sin embargo, de ángeles empáticos que de algún modo aprenden a sentir pena por el sufrimiento a que está condenado el género humano, al grado de que uno de ellos no duda en sacrificar su propia inmortalidad a cambio de aliviar dicha tragedia.

Ténicamente, la película llamó la atención por el juego cromático en la perspectiva. Los ángeles ven el mundo en sepia, mientras que el mundo del ser humano es proyectado en color. Según se dice, Wenders y Henri Alekan, el director de cámara, se sirvieron de un par de medias de seda para conseguir el primer efecto. Por lo demás, el lenguaje cinematográfico del filme es uno de los mejores logrados, de los más elocuentes, en toda la historia.

En suma, una película que recomendamos ampliamente y que sin duda no te defraudrá, de ningún modo.

*Para activar los subtítulos da clic en el icono CC en la parte inferior del marco del video que aparecerá una vez que el video comience a reproducirse.

Los celos en parejas bisexuales ayudan a entender aspectos evolutivos de la sexualidad

Por: pijamasurf - 04/13/2013

Los diferentes motores que activan los celos ayudan a los psicólogos a comprender los matices del mal de Otelo.

jealous

Fuente de ira o evidencia de amor, los celos son un referente problemático en las relaciones personales. Cuando se trata de relaciones bisexuales, los celos toman, además, matices particulares. Al menos eso deja entrever un estudio que explora los celos asociados a la infidelidad sexual y emocional en parejas bisexuales.

Los psicólogos parten de que, en relaciones heterosexuales, los hombres experimentan mayores celos a causa de la infidelidad sexual, mientras las mujeres hacen lo propio en cuanto a la infidelidad emocional. Pero en el caso de un hombre o mujer bisexual en una relación con alguien de su mismo sexo, el motor de los celos es siempre emocional. Cory R. Scherer, uno de los autores del estudio, afirmó que esto se debe a que "esta perspectiva afirma que los hombres bisexuales saliendo con mujeres estarían más preocupados con los aspectos sexuales de los celos porque son el único grupo preocupado por la incertidumbre respecto a la paternidad."

Scherer ahonda: "los hombres bisexuales que salen con hombres y las mujeres bisexuales que salen con mujeres no tienen productos reproductivos, y las mujeres bisexuales saliendo con hombres siempre sabrían que sus hijos son suyos."

Esto que parece tan obvio ofrece evidencia para reforzar el modelo de la amenaza reproductiva, una alternativa para la hipótesis de los celos en las relaciones propuesta por los psicólogos evolucionistas. Los aspectos culturales de la evolución, en este ámbito, juegan un papel fundamental:

"Las expectativas societales podrían jugar un rol en la manera en que la gente se comporta respecto a la infidelidad. Para los hombres en relaciones con mujeres, podría esperarse que estuvieran más preocupados acerca de los aspectos sexuales de la infidelidad porque eso es lo que la sociedad espera de ellos. Del mismo modo, los hombres que salen con hombres podrían no estar preocupados por los aspectos sexuales de la infidelidad porque es una norma societal valorar menos la monogamia sexual que en el caso de los hombres que salen con mujeres."

[Psypost]