*

X

Las 20 celebridades más odiadas del año según la revista Star

Por: pijamasurf - 04/23/2013

El star system no es sólo una máquina de afectos positivos --gran parte del escrutinio e interés por la vida de las celebridades consiste en tener razones para odiarlos.

star

La semana pasada la revista Star publicó su lista anual de celebridades más odiadas, revelando por qué sus lectores aman odiar a Gwyneth Paltrow, Chris Brown o Anne Hathaway. El odio a las celebridades es casi un deporte y una religión en Internet tanto como en los programas de espectáculos, ¿pero en que se basa este odio? Según la revista Star depende de tres factores que sirven a su vez para agrupar a las celebridades en tres categorías:

Se esfuerzan demasiado

Aquí se refleja la aversión a la falta de autenticidad percibida en el desenvolvimiento público de las figuras de Hollywood. Conductas demasiado calculadas, poco espontáneas y "acartonadas" entran en este punto, como el acento falso de Madonna, o los consejos de Gwyneth Paltrow para comer, dormir y defecar. En esta categoría se incluyen también a Ashton Kutcher por fingir un conocimiento tecnológico que no tiene sólo por sus miles de seguidores en Twitter y a Justin Bieber, quien además trata de rapear.

No se esfuerzan lo suficiente

La categoría de las estrellas sobrevaloradas está encabezada por Kristen Stewart, quien posee el rango emocional de la mayonesa en todos sus papeles, además de Lindsay Lohan, quien pasó de ser una tierna chica Disney a meterse en problemas con la ley. Para sorpresa de pocos, Bieber aparece nuevamente debido a que se le percibe como alguien que se esfuerza demasiado por figurar en el ojo público, a la vez que su éxito mundial parece desproporcionado con respecto al producto musical que ofrece y a su calculada imagen, por lo que irónicamente parece que no se esfuerza lo suficiente.

Crímenes contra otras celebridades

Angelina Jolie robándole el esposo a Jennifer Aniston, Kirsten Stewart siéndole infiel a Robert Pattinson, Jay Leno apuñalando por la espalda a Conan O'Brien, Taylor Swift y sus desencuentros amorosos con John Mayer forman una categoría que los fanáticos del star system consideran la más odiosa de todas, pues revela una personalidad egoísta y desconsiderada para los demás. 

La celebridad que está en el centro de la tormenta y que aparece dentro de las tres categorías es el rapero Chris Brown, quien se hiciera notorio no tanto por sus talentos ("no se esfuerza suficiente"), sino por atacar a su ex pareja, la cantante Rihanna ("crímenes contra otras celebridades") y por tratar de arreglar su situación con ella via Twitter ("se esfuerza demasiado"). Brown sería, pues, la celebridad estructuralmente más odiable del momento.

La lista completa de celebridades más odiadas de la revista Star es:

1. Gwyneth Paltrow
2. Kristen Stewart
3. Jennifer Lopez
4. John Mayer
5. Katherine Heigl
6. Matt Lauer
7. Madonna
8. Justin Bieber
9. Anne Hathaway
10. Kris Jenner
11. Kim Kardashian
12. LeAnn Rimes
13. Ashton Kutcher
14. Jay Leno
15. Angelina Jolie
16. Lindsay Lohan
17. Shia LaBeouf
18. Taylor Swift
19. Jesse James
20. Chris Brown

[NY Mag]

México en el lugar 107 de 108 en índice de lectura según la UNESCO

Por: pijamasurf - 04/23/2013

A pesar de leyes de fomento a la lectura, la UNESCO manda al fondo de la lista de lectura a México, cuya población lee aproximadamente 2.8 libros al año.
[caption id="attachment_59378" align="aligncenter" width="624"] Imagen cortesía de CNN[/caption]

El pasado Día Internacional del Libro trajo una terrible noticia y una que depende del cristal con que se mire. La mala es que en un listado de 108 naciones publicado por la UNESCO sobre índices de lectura a nivel mundial, México ocupa el penúltimo lugar; la que es un poco más relativa es la negación de amparo a la Librería Porrúa Hermanos, por lo que no quedará exenta de aplicar las regulaciones  sobre el precio único de venta al libro, un tema con muchas aristas.

En contraste con los bajos índices de lectura, el 41% de la población dedica su tiempo libre a ver televisión, mientras sólo el 12% dedican este tiempo a la lectura. 40% de la población nunca ha entrado a una librería, de las cuáles en México existe una por cada 200 mil habitantes. Más números: los senadores advirtieron que el índice de lectura de la población general disminuyó de 54.6% en 2006 a 46% en 2012.

Esto significa que el mexicano promedio lee 2.8 libros al año, en contraste con España (7.5) o Alemania (12). A pesar de esto, según la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), la tendencia negativa del número de librerías que en 2006 eran 42,045 y 39,999 en 2010 remontó en 2011 hasta alcanzar 40,345 establecimientos.

La Junta de Coordinación Política en el discurso afirma que la lectura y la educación son lo único que puede mejorar la formación cívica de los mexicanos; la controvertida ley de precio único al libro permitiría que las pequeñas librerías sobrevivieran a los descuentos y créditos que hasta ahora sólo habían tenido las grandes librerías (Sanborn's en primer lugar) al no permitir descuentos sobre el precio marcado. 

Luego de que la Librería Porrúa y otras vieran negado el amparo ante esta ley el día de ayer, legisladores e integrantes de la cadena del libro reiniciarán una sesión de diálogos para hacer modificaciones en materia de sanciones. Sin embargo, no se necesita ser un gran estadístico para preguntarse por la precisión de los instrumentos de medición para crear tendencias y rankings internacionales de lectura. ¿Cuántos son 2.8 libros al año? ¿Qué pasaría si dedicamos todo un año a leer, por ejemplo, El hombre sin atributos de Robert Musil? ¿Qué pasa si la gente que responde las encuestas considera el Reader's Digest como libro? ¿Qué hay de los que sólo leen cómics, pero tienen una tremenda cultura en este ámbito? ¿Dónde entran aquí los e-books?

La lectura es una enfermedad contagiosa que se propaga afectivamente. Las leyes pueden hacer su parte, pero la gente puede hacer mucho más haciendo recomendaciones puntuales y mostrando a otros la experiencia de cambio de vida que implica leer.

[Con información de Proceso]