*

X

Tótems del consumismo: cargadores en Shanghái llevando a cuestas la desmesura de este sistema

Arte

Por: pijamasurf - 03/25/2013

En años recientes se ha insistido con cierta alarma sobre la naturaleza perjudicial del consumo llevado a niveles excesivos, este modo de vida en que tácita o abiertamente se nos obliga a comprar sin cesar, a desechar y desperdiciar sin remordimiento a sabiendas de que todo es sustituible y reemplazable, de que todo lo podemos tener de nuevo.

Para crear conciencia en torno a este fenómeno que trasciende lo meramente económico para convertirse incluso en una manera de ser y estar en el mundo, el fotógrafo de origen francés Alain Delorme creó estos retratos en que se observa a cargadores de Shanghái, inmigrantes en su mayoría, llevando a cuestas una cantidad inhumana de mercancías. Increíble, literal y justificadamente, pues en realidad se trata de imágenes manipuladas digitalmente con toda intención.

Al respecto Delorme dice:

Estos inmigrantes son incluso más impresionantes. En primer lugar [son] como superhéroes capaces de llevar esta carga. Pero pronto tenemos la sensación de que los objetos que están cargando están a punto de tragarlos, que los sobrepasan, justo como en el caso del consumidor.

Tótems es el nombre de esta serie: el apilamiento de los objetos, pero también su adoración.

[Co.Exist]

Rusos escalan ilegalmente la Pirámide de Giza, en Egipto, y toman estas increíbles fotos

Arte

Por: pijamasurf - 03/25/2013

¿Tres años de cárcel por una fotografía? Quizá valga la pena cuando la imagen fotografiada es una panorámica tomada desde lo alto de la Gran Pirámide de Giza, la emblemática construcción que ya desde la antigüedad se contó entre las maravillas del mundo y que también está rodeada de un aura misteriosa que le atribuye significados esotéricos.

Esa fue la hazaña de un grupo de fotógrafos rusos, quienes evadieron la seguridad del lugar ―escondiéndose por poco más de cuatro horas, hasta que finalizara el horario de acceso al público― antes de escalar la Pirámide y cumplir con su propósito, para después salir también sin ser vistos.

Según su testimonio, en la cima se encuentran numerosas inscripciones, en distintos idiomas, de personas que han realizado la misma proeza y grabaron algún mensaje para dejar constancia del hecho (incluso, por ejemplo, la firma de un zar).

“Me quedé mudo. Sentí una alegría escalofriante. La felicidad absoluta”, dijo uno de los fotógrafos.

Acaso una reacción similar a la que, según la leyenda, experimentó Napoleón cuando también en Giza dijo a sus soldados: "Desde lo alto de estas pirámides, cuarenta siglos nos contemplan".

[English Russia]