*

X

El italiano se habla con el cuerpo: libro explica el enrevesado lenguaje gestual de este idioma (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 03/22/2013

En el libro Speak Italian: The Fine Art of the Gesture (Hablando italiano: El Fino Arte del Gesto), el aclamado diseñador gráfico, artista italiano e ilustrador de libros infantiles, Bruno Munari nos presenta con una guía fácil de seguir y aplicar, que explora la compleja comunicación no-verbal de los Italianos.

Esta guía fue originalmente publicada en 1958 como suplemento al diccionario italiano, y tuvo como inspiración el primero libro de gestos publicado en 1832 por Canon Andrea de Jorio titulado Los antiguos miman a través de los gestos napolitanos. La versión de Munari busca explicar el significado detrás de los conocidos gestos y espera poder ayudar a entender a los extranjeros el lenguaje no-verbal de los italianos.

El primer tomo de Jorio tenía 380 páginas, mientras que la versión de bolsillo de Munari contiene imágenes en blanco y negro con explicaciones concisas y claras en cuanto a su significado.

En la fotogalería podemos apreciar algunas de las imágenes que nos permiten entender los motivos por los cuales Munari se dedicó a compilar este tomo.

El libro es particularmente interesante porque nos permite ver la manera en la que la globalización ha influenciado el lenguaje verbal y no verbal; la palabra “ok” del inglés ahora se usa globalmente, así como algunos de los gestos napolitanos tienen un significado universal en la actualidad.

En la fotogalería se pueden apreciar algunos de los gestos que el libro Speak Italian: The Fine Art of the Gesture nos presenta. 

[Brainpickings]

Olas del mar transmutadas en impresionismo onírico, una serie de David Orias (FOTOS)

Arte

Por: pijamasurf - 03/22/2013

[...] sólo que no eran ondas concéntricas, sino excéntricas, que se extendían cada vez más lejos, hasta tocar otros astros.

Octavio Paz,  "Mi vida con la ola"

El mar es, justificadamente, uno de los elementos, escenarios, entidades naturales que mayor poesía tienen en sí mismos, uno de esos ejemplos acabados y absolutos en que la belleza se presenta en toda su plenitud, radiante, gratuita, liberada de significados ulteriores y, pese a todo, extrañamente familiar y acogedora. En toda su vastedad, el mar también es un espacio en el que, desde cierta perspectiva, encontramos comprensión, un espejo inmenso donde tiene cabida todo lo que somos.

Y si bien no faltan expresiones estéticas en torno al mar, otra de sus grandes cualidades es que su capacidad para asombrarnos parece no agotarse nunca, su belleza parece nacer cada vez que alguien lo mira.

Este es un poco el caso del fotógrafo David Orias, quien ha realizado estos retratos de olas desde las costas de California, destacando por su técnica en que combina la velocidad de exposición, la precisión de la cámara, la luz natural y las condiciones climáticas, para conseguir estas impresionantes imágenes que algo tienen de óleo impresionista pero también de fantasía onírica, como si fueran resultado de la habilidad de un pintor o de la imaginación liberada en una noche de cansancio extremo.

Todo lo cual vuelve todavía más admirable que, al final, no se trate más que del mar en sí.

[This is Colossal]