*

X

Consejos de Andrei Tarkovsky para jóvenes que temen a la soledad (VIDEO)

Por: pijamasurf - 03/14/2013

Estar solo y sentirse bien es un arte. Probablemente muchos rehuyen de la soledad porque ésta implica estar consigo mismo, reflexionar y conocerse.

Los oficios creativos requieren soledad; en el caso particular de la escritura, es necesaria para estimular el pensamiento y fijarlo en la redacción.

Henry David Thoreau dijo “en la medida en que alguien simplifique su vida, las leyes del universo parecerán menos complejas, y la soledad no será soledad”. 

El escritor estadounidense Don DeLillo afirmó que “un escritor toma serias medidas para asegurar su soledad y luego encuentra la forma infinita de despilfarrarla”.

En esta etapa de las comunicaciones pareciera que estamos obligados a la compañía, no sólo presencial sino también virtual. Si la verdadera soledad implica reflexión, habría que revalorarla.

En este video, se pide al cineasta Andrei Tarkovsky, que aconseje a los jóvenes. Esto fue lo que respondió:

“No sé, creo que me gustaría decir solamente que deberían saber más sobre estar solos y tratar de pasar el mayor tiempo posible consigo mismos. Me parece que una de las fallas de los jóvenes es que intentan reunirse alrededor de eventos que son ruidosos, casi agresivos. En mi opinión, este deseo de reunirse para no sentirse solos es un síntoma desafortunado. Cada persona necesita aprender desde la infancia cómo pasar tiempo con uno mismo. Eso no significa que uno deba ser solitario pero no debería aburrirse cuando está solo porque la gente que se aburre de sí misma, para mí, parece estar en peligro, en cuanto a autoestima se trata”.

[brain pickings]

Las categorías más buscadas en el porno y lo que dicen de sus usuarios

Por: pijamasurf - 03/14/2013

Las herramientas para medir los términos de búsqueda en ocasiones nos dan también material para hacer algunas suposiciones sobre las prácticas de quienes los buscan. Y pueden revelar aspectos muy interesantes de las culturas de cada país.

 
buscar sexo internet

Cuando se refiere a pornografía, el Internet es la dulcería más nutrida del mundo, lista para satisfacer los deseos más específicos y particulares de todos los interesados e interesadas. El sitio PornMD nos permite revisar de manera gráfica los 10 términos de búsqueda más utilizados en sitios porno como Pornhub, YouPorn y Xtube, a través de un periodo de 6 meses y con la posibilidad de consultarlas individualmente por países de todos los continentes.

Así, mientras en los Estados Unidos las categorías más buscadas tienen que ver con las adolescentes, las MILF (acrónimo de "Mother I'd Like to Fuck", o el desfogue de las tendencias edípicas con mujeres mayores) y las prácticas sexuales en las universidades, México destaca por incluir en 5 de 10 categorías la preferencia gay, lo que da muestra de que la sexualidad en el país se desarrolla mayormente "en el clóset". 

En el caso de Sudamérica, Brasil hace alarde de los famosos derriéres de sus modelos en categorías dedicadas a las producciones anales hechas en el propio país; el público colombiano y argentino prefiere en general a las jovencitas, mientras en Chile los términos de búsqueda más usuales son los que tienen que ver con el sexo gay, tendencia que permanece por lo menos en 5 de las 10 categorías más buscadas en todos los países latinoamericanos

Los japoneses, contrario a lo que se podría pensar, permanecen en categorías más bien conservadoras y endogámicas (tal vez porque están demasiado ocupados visitando museos dedicados al sexolamiendo las manijas de las puertas o poniéndose ropa interior de mujer en la cara): los japoneses sólo consumen porno japonés y 5 de sus 10 búsquedas más usuales son variantes gay también, tendencia que comparten con China, Camboya, Tailandia y otros países asiáticos.

Algo curioso es que, fuera de Estados Unidos, en cada país predomina como categoría de búsqueda el nombre del propio país. Esto implica que la categorización del porno busca llevar a cabo la fantasía última: observar cómo tienen sexo las personas más cercanas a nuestra propia cultura, a través de categorías como amateur, con lo que, especulando un poco, se realiza la fantasía de vernos a nosotros mismos en pantalla. Aunque la masturbación no es el fin último de ver porno, el buscar categorías que tienen que ver con tu lugar de origen implica un onanismo en segundo grado, un desdoblamiento simbólico perfecto que te vuelve a la vez espectador y objeto de contemplación.

[PornMD]