*

X

Carteles soviéticos contra el alcoholismo: la preocupación del Estado por los vicios del individuo

Arte

Por: pijamasurf - 03/19/2013

Una de las maneras más elementales, pero también más certeras, para definir una adicción, asegura que esta adquiere tal estatus en la vida de una persona cuando obstruye su cotidianidad y le impide realizar tareas de las que de otra manera sería responsable. Recoger a sus hijos de la escuela, asearse, tender la cama, visitar a un pariente, etc. Como expresión de nuestra pulsión autodestructiva, la conducta adictiva tiende a eso: a minar paulatina pero inexorablemente la existencia.

De ahí que, como una suerte de cláusula del contrato social, esa entidad colectiva que llamamos Gobierno en algún momento de la historia, por razones de salud pública, de bienestar común, haya entendido que no hay ningún beneficio en que una buena parte de la población caiga en las adicciones, pues por lo regular, fácticamente, esto impacta negativamente en el desarrollo de una sociedad. Como lo demuestran varios ejemplos históricos, cuando una civilización alcanza su punto más bajo en la decadente satisfacción de los apetitos, su fin está pronto.

La galería que compartimos en esta ocasión se compone de carteles que buscaban desalentar el alcoholismo en la Rusia soviética, una campaña que algo tiene de paradójica o aun de inútil en un país conocido por su elevado consumo de alcohol per cápita.

Asimismo, los afiches destacan por motivos gráficos e ideológicos, por su singular estética ―que algo tiene de decimonónica y de moralina, de cruelmente ingeniosa en algunos casos e incluso un tanto vanguardista en otros― y por su manejo del discurso, recurriendo a confrontaciones directas, a comparaciones entre la vida turbulenta y atribulada del alcohólico y esa otra más sosegada y quieta del sobrio, la de aquel que vive como un cerdo y este otro que disfruta de la paz familiar.

Propaganda, a fin de cuentas, pero quién sabe, quizá más de un ruso, al mirarse en el espejo de los colores y las formas, de los arquetipos transformados en publicidad, decidió cambiar de vida ―y abrazar la más emocionante de los excesos sensuales.

[io9]

Entrevista con integrantes de la iniciativa "Internet para Todos"

Por: Ana Paula de la Torre - 03/19/2013

Pijama Surf entrevistó a miembros de Internet para Todos, una movilización ciudadana que recaudó las firmas necesarias para presentar una iniciativa de ley en México.

zooms-944-0

Sin duda los involucrados en la movilización ciudadana Internet Para Todos (para conocerla a detalle, haz click aquí), registrada recientemente en México, han dado una lección para entender que un cambio es creado mediante acciones. Esta representa la primera vez que una iniciativa popular, una propuesta de ley organizada por ciudadanos a través de reunir firmas, ocurre en este país. Nadie de ellos está seguro si su esfuerzo dará resultado –falta la aprobación en la cámara–, aún así llevaron a cabo las acciones necesarias para presentar una propuesta de ley, inspirados en la premisa de que una nueva realidad se construye caminando, de forma concreta, hacia ella.

A continuación presentamos una entrevista con Ruth Arellano, una de las principales promotoras de esta histórica iniciativa.

¿Cómo surgió la idea de la iniciativa?

Óscar Mondragón, experto en tecnologías de información y activista, tuvo la idea desde hace aproximadamente 5 años. Después de la promulgación de la Reforma Política -en agosto de 2012-, se reunieron otros expertos en el ramo, abogados y activistas, conformaron un equipo jurídico y otro de planeación y redactaron el documento que consta de 17 hojas.

¿Cómo se animaron a iniciar la recolección de firmas pues no estaba aún reglamentado el proceso para presentar la iniciativa?

Nosotros debíamos cumplir el requisito Constitucional. El artículo 71, fracción IV indicar que para presentar una iniciativa ciudadana “se debe contar por lo menos con el 0.13 por ciento de la lista nominal de electores”.

Tengo entendido que lograron la recolección de firmas con 40 personas de base. ¿Cómo fue toda la estrategia en internet?¿Cuántas personas participaron incluyendo a voluntarios?

Participaron muchas personas de diversas ciudades del país, es complicado dar una cifra exacta porque hubo muchos voluntarios que sólo nos hicieron llegar los paquetes de firmas; aventurándonos a dar un número aproximado serían unas 80 personas las que colaboraron en la recolección.

¿Qué ventajas encontraron en el proceso para la presentación de iniciativa gracias a las herramientas del mundo digital, redes sociales y demás?

Por un lado, tuvimos el respaldo de los mejores expertos en materia de telecomunicaciones que hay en México, como Alejandro Pisanty, Óscar Mondragón y Erick Huesca. Por el otro, al ser la primera vez que los ciudadanos se organizan para respaldar una iniciativa de ley, el apoyo y la difusión en nuestras redes sociales fue muy participativo. Voluntarios que con tan sólo ver nuestras publicaciones en redes, se organizaron por su cuenta y recabaron firmas.

 

¿Qué sugerencias harían a algún ciudadano que quisiera presentar una iniciativa?

Lo principal para que una iniciativa surta efecto es la organización, además de buscar todas las alianzas posibles con los diferentes actores sociales y políticos correspondientes.

¿Cómo darán seguimiento a la iniciativa en el Congreso –cámara de diputados y senadores-?

El 6 de marzo presentamos la iniciativa en ambas cámaras junto con 127 mil firmas, ahí solicitamos reuniones de trabajo con los legisladores para darle seguimiento al proceso. Esperamos que la iniciativa sea turnada a la o las Comisiones correspondientes, a fin de que el IFE comience el proceso de verificar las firmas entregadas y empezar a trabajar en el proyecto de Dictamen. La ley dice que cada iniciativa deberá ser discutida y votada por el Pleno de la Cámara de su origen en un plazo máximo de 30 días naturales, en caso de ser aprobado o modificado por la Cámara de su origen, el respectivo proyecto de ley o decreto pasará de inmediato a la Cámara revisora, la cual deberá discutirlo y votarlo en el mismo plazo.

En Pijama Surf enfatizamos nuestro respaldo a acciones como la anterior, estaremos publicando los avances de esta propuesta que nació de un grupo de mexicanos que decidieron atender de manera tangible a su responsabilidad cívica: a fin de cuentas el cambio debe originarse en la sociedad.

Twitter del autor: @anapauladelatd