*

X

Pornoestadística: las variables más recurrentes y los datos más interesantes del porno (INFOGRÁFICO)

Por: pijamasurf - 02/21/2013

Jon Millward tomó la información de 10 mil estrellas porno para, entre otras estadísticas, hacernos saber cuál es el rostro promedio de estas mujeres o la talla de brassiere más recurrente, qué se muestra más, si los senos o el trasero, si las adolescentes superan en recurrencia a las porristas o a las MILF, entre otros didácticos y urgentes datos.

Como muchos de nosotros,  Jon Millward ha pasado los últimos meses pensando en el porno que hay en Internet. Millward se puso a hacer estadística divertida —no es oxímoron—  con datos tomados de 10 mil perfiles de estrellas porno de la Internet Adult Film Database, compiló los datos —alturas, pesos, tallas de bra, papeles, títulos de actos sexuales y películas, nombres, razas y lugares de nacimiento— en una impresionante gráfica informativa que responde a preguntas como cuál es la edad promedio de una MILF o qué es más popular, traseros o senos.

Las respuestas te podrían sorprender, o tal vez no. O puede ser que te cuestiones cuán precisa es la información de la IAFD.com y cómo puede estar tan completa una encuesta de estrellas porno. Pues no tengas dudas, lo está.

Entre las cosas que podríamos aprender con base en estos datos de 10 mil estrellas porno son:

La talla más común de brassiere es 34-B.

La mayoría de las estrellas porno son morenas.

El estado que produce más porno es California, de donde han salido cuatro veces más estrellas (939) que su rival más cercano, Florida (216), le siguen Texas, Nueva York y Ohio.

Hungría y la República Checa son, después de Estados Unidos, los países en donde hay más estrellas porno.

La mayoría de los papeles de las mujeres en el porno es “adolescente”, seguido de “MILF”, “esposa”, “porrista” y “enfermera”.

La edad promedio de las estrellas porno que interpretan a una “MILF” es de 33. Solo 7 % tienen más de 40 años.

“Traseros” y sus sinónimos es la palabra que aparece con el doble de frecuencia que “senos” y afines en los títulos de porno.

[Jon Millward]

Te podría interesar:

El mercado de las telecomunicaciones en México acaparado por tres empresas

Por: Ana Paula de la Torre - 02/21/2013

En México existen alrededor de 25 empresas dedicadas a las telecomunicaciones, pero en realidad la arena la controlan solo tres compañías.

Difícil negar que las telecomunicaciones representan un motor fundamental dentro del desarrollo de un país. Y si bien en México la competencia en estos servicios comenzó en los años noventa, lo cierto es que existen aún grandes obstáculos para la competitividad. Por ejemplo la privatización de Telmex en 1990, y la ventaja que la empresa obtuvo mediante el acceso y uso de la infraestructura, el cableado, que existía en todo el país. A más de veinte años de este suceso Telmex sigue controlando el 80%  del mercado en telefonía fija, el 70% en telefonía móvil y el 74% de internet fijo. 

En el caso de la televisión abierta dos empresas acaparan la transmisión de  canales privados, Televisa y Tv Azteca. En cuanto a la televisión de paga, Televisa ostenta el 48.9% de este servicio, ya que es partícipe o dueño de empresas como Bestel, Cablemás, Cablevisión y Sky. Y por si fuera poco, el 16.6% de este mercado pertenece hoy a la marca Dish, la cual cuenta con participación y gestión financiera de Telmex.

Tv Azteca de Grupo Salinas y Televisa poseen Iusacel y Unefon. Es en el sector de telefonía móvil en donde ha habido mayor penetración de usuarios y un poco más de competencia: a pesar de que Telmex mantiene el 70% de los usuarios, la empresa española Telefónica Movistar cuenta con el 21.8% del mercado. De 1996 a 2009 el crecimiento en este sector fue de 40%, en 2009 la tasa de penetración era de 78 usuarios por cada 100 habitantes, lo que representa una cifra altísima, sobretodo si consideramos que en nuestro país cerca del 36% de la población es rural.

En el verano del 2012 la OCDE (Organización para la  Cooperación y  el Desarrollo Económico) publicó un reporte, acompañado de una serie de recomendaciones, sobre las telecomunicaciones en México –cuyas cifras retoma este artículo-. Dicho documento recalca que el principal obstáculo en nuestro país para la competencia en este sector, es que la institución reguladora, encargada de velar por la competitividad en el mercado, la Cofetel, no está facultada para imponer sanciones a empresas –en buena medida por la existencia de la figura del amparo, lo cual permite que las mismas puedan refutar dichos castigos respaldadas por el aparato judicial–. Tampoco está dotada para regular las tarifas que los prestadores de servicios imponen, o para obligar a que Telmex comparta la infraestructura que explota gracias a la privatización concertada por el ex presidente Carlos Salinas. ¿Cómo va a mantenerse el orden dentro de un juego en el cual el árbitro no tiene facultad real alguna? 

En las próximas semanas legisladores mexicanos discutirán una reforma al sector de telecomunicaciones. Sobra repetir que este es un tema crucial para el desarrollo de México, pues el contenido de las radiodifusoras y televisoras crea cultura, el sector de telefonía móvil y fija constituye un vehículo vital para la operación cotidiana de un país, y el acceso a internet de banda ancha es una ventana abierta hacia el mundo de la información –que por su puesto debe ir acompañado de políticas educativas que fomenten la producción de prácticas y contenidos de calidad–. Una porción significativa del futuro económico y sociocultural de los mexicanos está en juego con esta reforma. De nosostros depende enterarnos de lo que sucede y exigir en el proceso transparencia, demandando que se coloque el bienestar por encima del cabildeo y las agendas corporativas.

Twitter del autor: @anapauladelatd