*

X

Esta mujer será la primera actriz porno en ir al espacio

Por: pijamasurf - 02/07/2013

Coco Brown, de 34 años, célebre en el mundo de las películas pornográficas, se encuentra entrenando para en 2014 formar parte de la misión SpaceXC y ser la primera estrella porno en realizar un viaje espacial.

En años recientes mucho se ha hablado de la posibilidad de abrir los viajes espaciales a personas comunes y corrientes y no, como actualmente sucede, únicamente a personal entrenado para propósitos científicos por agencias gubernamentales.

Así, llama la atención el caso de Coco Brown, una mujer de 34 años que tiene cierta fama en el mundo del entretenimiento para adultos, específicamente las películas pornográficas, que, para sorpresa de muchos, está empeñada en convertirse en la primera estrella porno en el espacio.

Brown se encuentra realizando los preparativos para formar parte de la misión SpaceXC, fechada para 2014, por lo cual recibe ya el entrenamiento necesario para que una persona sobrelleve sin consecuencias mayores un viaje al espacio exterior.

Con todo, parece ser que durante su travesía la mujer no podrá realizar el trabajo que la caracteriza, pues según ha aprendido, “intentar tener sexo en el espacio es un poco difícil… realmente no tienes mucho control: no hay nada que te mantenga junto”, declaró Brown en alusión a la falta de gravedad y las complicaciones que esto acarrea para el ejercicio sexual.

[Gizmodo]

Surreal conflicto urbano en Nápoles por automovilista incapaz de dar vuelta en U (VIDEO)

Por: pijamasurf - 02/07/2013

Hay días que parecen escritos por los hermanos Marx, por una divinidad bufonesca asidua a los libros de Tom Sharpe o las películas de Woody Allen o de los hermanos Coen, a las comedias de equivocaciones barrocas, un trickster que se complace en crear situaciones absurdas para hacer dudar sobre la veracidad de los hechos.

En Nápoles, por ejemplo, un conductor (o conductora, el género no es claro) decidió dar una vuelta en U con su pequeño automóvil, en una de las calles estrechas calles que caracterizan esta tradicional ciudad italiana.

El hecho, anodino en sí, pronto se transformó sin embargo en un trastorno cuando, ante la imposibilidad de ejecutar la maniobra, a la previsible fila de automóviles que necesitaban pasar por la zona se sumó un convoy de motociclistas y, sí, una procesión religiosa integrada por una docena de fervientes feligreses escoltando la imagen de una Virgen.

El alboroto provocado por la impericia del chofer mereció la atención de los vecinos, las autoridades de tránsito, sus colegas conductores e incluso el sacerdote que dirigía a los fieles de la Virgen, quienes montaron espontáneamente una escena surreal que quizá a más de uno de los involucrados le hizo pensar si no participó inadvertidamente en la falsificación de un fragmento de su vida.

[Guardian]