*

X

La penuria de los apartamentos en Hong Kong vistos desde una paradójica perspectiva celeste (FOTOS)

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/21/2013

La vida en las grandes metrópolis fue uno de los grandes temas de la reflexión intelectual casi desde el siglo XIX, cuando la irrupción de la dinámica urbana se adivinaba ya irreversible, un ritmo opuesto casi por completo al de la existencia no industrializada que por tanto años siguió la humanidad.

Una de las diferencias principales entre uno y otro modo de vida es, entre varias otras, la falta de espacio habitacional, la reducción significativa de los sitios destinados a servir como hogar cotidiano. Los apartamentos —esa invención destinada al obrero y su familia, al burócrata, al empleado de ingresos moderados incapaz de costearse algo más grande— son la expresión arquitectónica de una manera específica de estar en el mundo, hábitos y prácticas condensados en los metros cuadrados de superficie, en el número de habitaciones, en el tamaño de la cocina.

La Society for Community Organization, con sede en Hong Kong, ha auspiciado un interesante ejercicio fotográfica en esta emblemática y activa isla, tomando retratos desde una perspectiva aérea de los lugares donde reside el hongkonés promedio.

Como se ve, se trata de lugares que destacan por su superficie mínima, por el consecuente amontonamiento de enseres en apartamentos de poco menos de 4 metros cuadrados en los que incluso viven familias completas de tres o cuatro miembros, por la carencia de algunos que quizá por la estrechez parece una engañosa abundancia en otros.

Imágenes, también, que algo tienen de paradójico por el ángulo elegido para exhibir esta realidad: el cielo raso, un cielo inesperadamente cercano al mundo y sus penurias.

[My Modern Met]

12 cardenales que no podrían ser papa por sus vínculos con la pederastía, entre ellos Norberto Rivera

Sociedad

Por: pijamasurf - 02/21/2013

Asociación de víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes católicos da a conocer una “lista negra” de cardenales electores que han estado relacionados con casos de pederastía, por lo cual no tienen derecho moral a ocupar la posición de papa.

norbertorivera

Este día inició el cónclave entre los cardenales electores de los que saldrá, en unos cuantos días o semanas, el papa que sucederá a Benedicto XVI, quien en una decisión más o menos inesperada anunció su renuncia hace unos días.

En esta situación, la Red de Supervivientes de Personas que sufrieron Abusos por Sacerdotes (SNAP) dio a conocer una “lista negra” de 12 cardenales que si bien, potencialmente, podrían convertirse en el nuevo Sumo Pontífice, por razones morales deberían de tener impedida esta posibilidad, pues se encuentran relacionados de algún modo con los crímenes de pederastía que en años recientes han escandalizado a la Iglesia Católica.

Según la organización, se trata de los prelados Oscar Rodríguez Maradiaga, de Honduras, Timothy Dolan, Donald Wuerl y Sean O'Malley (de Nueva York, Washington y Boston, respectivamente), el argentino Leonardo Sandri, Angelo Scola (Milán), Tarcisio Bertone, George Pell (Australia), Dominik Duka (República Checa), Marc Ouellet (Canadá), Peter Turkson (Ghana) y el mexicano Norberto Rivera.

Según datos recabados por SNAP, estos sacerdotes enfrentaron con indolencia, no con el rigor que requería el caso, abusos sexuales de los que se enteraron durante sus administraciones en sus respectivas diócesis.

En distintas circunstancias y por distintos métodos, todos estos cardenales incurrieron en omisión o franca protección para sacerdotes involucrados en casos de abuso sexual, en particular contra niños. Algunos como Dolan dieron miles de dólares a estos religiosos para que desaparecieran de su diócesis, o Maradiaga, quien púlicamente afirmó que él mismo “iría con mucho gusto a la cárcel antes que hacer daño a mis sacerdotes, ya que yo no soy un policía".

En el caso de Norberto Rivera, son conocidas las acusaciones recibidas en años recientes sobre la salvaguarda ofrecida a sacerdotes pederastas, siendo el caso de Nicolás Aguilar el más documentado al respecto, ocurrido cuando Rivera era obispo de Tehuacán, Puebla.

Y si bien el gesto de esta organización que lucha por el castigo de los religiosos involucrados en casos de pederastía parece más bien simbólico, al menos sirve para saber que, al menos como probabilidad, un cardenal de esta lista podría llegar a ser Papa —con las consecuencias que ello implicaría.

También en Pijama Surf: La congregación de esclavas religiosas del Padre Maciel.

Con información de Milenio