*

X

Así se expresa el amor en Japón: a gritos y en una fecha específica (FOTOS)

Buena Vida

Por: pijamasurf - 02/12/2013

Japón tiene fama de ser, culturalmente, un país de cotidianeidad calma y temperada, en donde las emociones humanas existen, pero su expresión se limita al gesto mínimo y apenas perceptible, a diferencia de, digamos, los países tropicales, donde la efusividad es la norma y la más mínima muestra de cariño, ira, felicidad, etc., encuentra un cauce físico y corporal.

Con la inminente llegada del 14 de febrero, la fecha mainstream de los así llamados “amor y amistad”, cobra relevancia este curioso ritual que en Japón tiene lugar los días 30 de enero de cada año, día en que los esposos declaran su amor a sus esposas pero, literalmente, a gritos, subidos en un templete público y apoyados por sus iguales y sus consortes, venciendo solo en estas condiciones las barreas psíquicas y sociales que les impiden hacer de esto una práctica usual.

Curiosamente, para las esposas se trata también de una ocasión especial, memorable y también admirable, en la cual advierten que, en efecto, sus hombres siguen amándolas.

La serie fotográfica, elaborada por Kiyoshi Ota, da cuenta también del complejo sistema de gestos que forman el lenguaje corporal del amor en este ámbito de la cultura japonesa, la página de un lexicón que posee también su propia etimología, esas raíces que se hunden en el desarrollo civilizatorio de una sociedad que, como en el caso de la japonesa, tomó rumbos sumamente singulares.

Imágenes vía BuzzFeed

El abandono, la decadencia, poseen una estética particular y para algunos altamente atrayentes, una belleza singular que en cierto modo se distancia y hasta se opone de esos cánones que prefieren la perfección de las formas y la viveza de los colores. Contrario a esta idea, hay quienes encuentran regocijo en aquello que ha perdido la atención de las mayorías debido, en buena medida, al paso del tiempo, al interés disminuido por aquello que alguna vez fue célebre y solicitado.

En este sentido es que compartimos la siguiente lista de 33 lugares que cumplen la doble característica de estar abandonados y, al mismo tiempo, ser imprevisiblemente hermosos.

Lo curioso de este fenómeno es, sin embargo, que no resulta fácil decir si esa belleza es anterior al abandono o si comenzó a nacer con el descuido de sus áreas verdes, el óxido en sus metales, el paulatino tránsito de su esencia hacia la sombría zona del deterioro.

[BuzzFeed]