*

X

TOP: eventos astronómicos del 2013 que no te puedes perder

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/08/2013

Este 2013 será un buen año para la observación astronómica amateur, teniendo a nuestra disposición fenómenos como un eclipse híbrido de sol, otro anular, el paso de un par de cometas sumamente brillantes y otros fenómenos recurrentes como la lluvia de estrellas de las Perseidas y las Gemínidas.

Un meteorito de las Perseidas teniendo como fondo el atardecer en Cave City, Arkansas, 11 de agosto de 2012 / Jeff Rose

La astronomía es una ocupación altamente provechosa que nos permite dimensionar nuestra propia existencia, encontrarle otro sentido, descubrir, siquiera por un vistazo, la inabarcable realidad que se extiende más allá de nosotros mismos.

Este 2013 será un buen año para la observación del cosmos, sobre todo a un nivel amateur, que sin duda en nuestro tiempo ha alcanzado un grado notable de perfeccionamiento gracias a los recursos técnicos y tecnológicos que tenemos al alcance.

A continuación un breve calendario de los eventos astronómicos que no te puedes perder en este año que recién comienza.

 

Enero 21

En el hemisferio norte la Luna tendrá un grado de brillo notable, cercano al 80% de su iluminación total.

Por otro lado, en esta fecha se dará la conjunción Luna-Júpiter más cercana en mucho tiempo, tanto que una distancia tan corta se repetirá solo hasta el 2026.

 

Febrero 2-23

Dada la distancia que Mercurio tendrá respecto al Sol, podrá ser visible en el cielo occidental, poco después del atardecer, alcanzando su punto más lejano el 16 de febrero.

 

Marzo 10-24

Por un par de semanas el cometa PANSTARRS, descubierto apenas en junio de 2011, tendrá una de sus mejores exhibiciones, pasando cerca tanto del Sol (aproximadamente a 45 millones de km) como de la Tierra (164 millones de km). En la tarde del 12 de marzo, el cometa estará situado a 4 grados a la derecha de la Luna creciente.

 

Abril 25

En este día se podrá observar un eclipse parcial de Lunar, menor según los astrónomos, pues solo el 2% del diámetro lunar. Europa, África, Australia y la mayor parte de Asia tendrán la mejor vista.

 

Mayo 9

Mayo, el mes solar por excelencia, está señalado para experimentar un eclipse anular de Sol, el conocido e impresionante “Aro de Fuego”, que en este caso se apreciará mejor en algunas zonas del Océano Pacífico, el norte de Australia (la mañana del 10 de mayo) y el extremo este de Papúa Nueva Guinea, además de las Islas Salomón. El punto culminante del eclipse, cuando se observa el anillo en toda su plenitud, durará 6 minutos y 4 segundos.

 

Mayo 24-30

La “Danza de los Planetas”: Mercurio, Venus y Júpiter ofrecerán un espectáculo singular, fascinante, para los cielos del noroeste del planeta, luego de parezcan intercambiar posiciones de una tarde a otra. Venus y Júpiter estarán separados apenas en 1 grado el 28 de mayo: Venus por encima y a la derecha de Júpiter y con un brillo 6 veces superior.

 

Junio 23

La luna llena más grande de todo el 2013 se podrá observar la noche del 23 de junio, la llamada “superluna” de cada año que también provoca las mareas más extensas de la temporada.

 

Agosto 12

La lluvia de las Perseidas, que también se repite anualmente, se considera una las de las más intensas del calendario astronómico, con un promedio de 90 meteoritos por hora para un solo observador. Un sueño de una noche de verano para todo astrónomo amateur.

 

Octubre 18

El eclipse penumbral de luna sucede cuando un parte considerable del diámetro lunar se oculta en el llamado “cono penumbral” de la Tierra sin tocar la parte denominada “umbra”. Visiblemente, el efecto es el de una oscuridad débil y apenas discernible del extremo más inferior de nuestro satélite. Este fenómeno se observará mejor en buena parte de Asia, Europa y África.

 

Noviembre 3

Otro eclipse poco usual ocurrirá a inicios de noviembre. Se trata del eclipse híbrido de Sol, el cual comienza como anular para en poco tiempo convertirse en uno total, de ahí su denominación.

Este eclipse híbrido comenzará en el Atlántico, al sureste de Bermuda, para después trasladarse a la costa atlántica de Norteamérica. El siguiente punto serán las islas de Cabo Verde, bordeando la costa africana del sureste. El punto culminante ocurrirá a 402 km de la costa de Liberia, para después comenzar a desaparecer en los países de África Central: Gabón, Congo, Uganda y Kenia, hasta morir en el atardecer de la frontera etíope-somalí.

 

De mediados de noviembre hasta diciembre

Por varios días el cometa ISON —descubierto por astrónomos aficionados en Rusia el 21 de septiembre de 2012— será visible en el hemisferio norte, especialmente por las mañanas y las tardes, teniendo su punto más cercano al sol (1.2 millones de km) el 28 de noviembre, Día de Gracias en Estados Unidos.

 

Diciembre (todo el mes)

Si Venus ya es, de por sí, el más brillante de los planetas que se avisyan desde el nuestro, en diciembre de 2013 alcanzará una majestuosidad pocas veces observado, con un grado de brillo casi inédito que a inicios del mes, el día 5, tendrá su punto máximo.

 

Diciembre 13-14

La lluvia de estrellas de las Gemínidas cerrará el año astronómico, aunque no de la mejor manera posible, pues en 2013 coincidirá con la Luna llena que no permitirá apreciar el espectáculo en toda su magnitud.

[Huffington Post]

Te podría interesar:

Físico encuentra fórmula matemática que conecta a todos los seres vivos del planeta

Ciencia

Por: pijamasurf - 01/08/2013

Geoffrey West, físico teórico, encuentra fórmula para calcular la esperanza de cualquier ser vivo en el planeta, una constante que comparten desde un célula y un alga hasta una ballena e incluso realidades más complejas y colectivas como los ecosistemas y las sociedades.

Desde tiempos remotos se cree que la vida en nuestro planeta está, en todas sus expresiones, secretamente conectada, una idea que históricamente ha oscilado entre la religión y la ciencia, la especulación metafísica del mundo y la experimentación fáctica y objetiva.

Recientemente Robert Krulwich, en el sitio de la Radio Pública de Estados Unidos (NPR), reseñó una interesante fórmula matemática que hace eco de esta creencia, pues asegura que con ella es posible calcular cuánto vivirá todo ser en nuestro planeta, desde una célula hasta incluso “organismos” más complejos como una sociedad o un sistema económico.

La ecuación es obra del físico Geoffrey West, reconocido científico que fue presidente del Santa Fe Institute, un centro académico independiente especializado en la investigación teórica de varias disciplinas, física, biología, computaciones y sistemas sociales.

“Puedes ponerlo en matemáticas”, dice West refiriéndose a la “extraordinaria regularidad” de los patrones  de vida y muerte que siguen plantas, animales y demás seres vivos de nuestro planeta.

En este sentido el deceso es un asunto relacionado estrechamente con las dimensiones físicas del individuo: la vida es corta para los organismos pequeños y larga para los de gran tamaño, una correspondencia que también se traduce en una constante, gracias a la cual es posible pronosticar con notable precisión por cuánto tiempo se extenderá. Explica Krulwich:

La fórmula es un ejercicio simple de cuatro fuerzas [a simple quarter-power exercise]: tomas la masa de una planta o un animal y su razón metabólica es igual a su masa menos tres cuartos de su energía.

“Esta regla parece gobernar toda la vida”, dice Krulwich. West, por su parte, ofrece más detalles:

[…] si graficas, por ejemplo, poniendo la razón metabólica en el eje de las Y y el tamaño en el eje de las X, debido a la extraordinaria diversidad y complejidad del sistema y la contingencia histórica, esperarías que todos los puntos sobre el mapa representan, claro, la historia y la geografía y así sucesivamente.

Bueno, pues la verdad es que te encuentras con lo opuesto. Llegas a una curva simple y esa curva tiene una fórmula matemática muy simple. Proviene de una ley simple de energía. De hecho, la ley de la energía no solo es matemáticamente simple en sí misma, sino que tiene un exponente que es extraordinariamente simple. El exponen es muy cercano al número 3/4.

Primero que nada, eso fue sorprendente por sí solo, que ves al graficar. Pero más importante es que la escala se manifiesta en toda la vida desde los ecosistemas hasta, hacia abajo, en las células. Así que esta ley es verdaderamente notable. Va de lo intracelular a los ecosistemas en casi 30 órdenes de magnitud. Son el mismo fenómeno.

Más todavía, si buscas por cualquier variable fisiológica, como el promedio con que el oxígeno se difunde en los pulmones, la extensión de la aorta, cualquier cosa que tenga que ver con la fisiología de cualquier organismo, o si miras hacia cualquier evento de la historia vital como cuánto vivirás, cuánto vive un organismo, cuánto tarda en madurar, cuál es su razón de crecimiento, etc. y te preguntas cómo graficarlo, la escala es muy similar.

Eso es: se escala como una ley de energía simple. Lo extraordinario de esto es que la ley de energía tiene un exponente, que siempre es un múltiplo simple de un 1/4. Lo que tú determinas tan solo de los datos es que hay un número extraordinariamente simple, 4, que parece dominar toda la biología a través de todos los grupos taxonómicos desde lo microscópico hasta lo macroscópico.

La idea de este cálculo es que ofrece una estimación de cuándo se supone que un ser vivo tendría que morir, una fórmula para conocer su esperanza de vida con precisión absoluta.

Como bien anota Jesus Diaz en Gizmodo, se trata de una “extraordinaria perspectiva del mundo, la idea de que hay algo invisible que nos gobierna a todos, un sistema matemático que cronometra la vida biológica en todas sus escalas”.

Que es, justamente, lo que muchas escuelas de pensamiento, corrientes espirituales y místicas, e incluso la mera intuición ha sostenido desde hace siglos.

Con información de NPR y Gizmodo