Pijama Surf

Recordando vidas pasadas (una breve historia de la creencia en la transmigración de las almas)

La reencarnación es una creencia extendida entre diferentes culturas por milenios, ¿existen bases para tomar seriamente esta creencia en la transmigración del alma?

Por: Griknay - 03/01/2013 a las 20:01:42

El pequeño niño Sujith todavía no había llegado a la edad de 2 años cuando empezó a a hablar de su vida pasada. Segun su familia Sujith aseguraba que se llamaba Sammy en una vida anterior, que había trabajado en la construcción de vías ferroviarias y mas adelante en un destilería de alcohol. Sujith hablaba de Gorakana la ciudad en la que aseguraba había vivió en su vida anterior, que se encuentra en la isla de Sri Lanka, recordaba el nombre de su antigua esposa, Maggie, y también le hablaba a su desconcertada madre de un día en que  borracho caminando por las calles fue arrojado por un camión que terminó inmediatamente con su vida. El aun bebé Sujith añadía en sus relatos que le gustaba fumar y tomar Arrack, un alcohol popular en Sri Lanka.

 La madre de Sijuth que estaba divorciada de su padre, no se sentía muy cómoda con los relatos tan impresionantes que su hijo tan pequeño podía describir con tal claridad. Nadie de su familia había visitado ni conocía gente en  Goranka, y mucho menos podían atestiguar si ahí había existido un hombre llamado Sammy, sin embargo la familia era budista como casi todos los habitantes de Sri Lanka, y aceptan la idea de la reencarnación; donde se establece que cada individuo se separa del cuerpo conservando su esencia espiritual, la cual se unía a la mente mas tarde, animando a otro cuerpo. Quizás el caso de Sujith era excepcional y por motivos intrigantes su espíritu podía haber decidió reencarnar inmediatamente, posiblemente ese era la razón de recordar tan vívidamente una vida anterior.

El hecho de que el espíritu de Sujith haya estado en un área tan cercana hace tan poco tiempo, arrojaba posibles evidencias y testigos, así que la madre de Sujith no mostró ningún impedimento cuando un monje de la zona le pidió investigar el caso. El monje entrevistó a Sujith y apuntó 16 detalles significantes que podrían ser corroborados. Después visitó Gorakana, y logro verificar casi todas las pistas; descubrió que un hombre llamado Sammy vivió en Gorkana y murió 6 meses antes de que Sujith naciera, que trabajo en las vías del tren y en la destilería de Arrack. También descubrió que su esposa se llamaba Maggie, los habitantes de Gorakana confirmaron que Sammy había encontrado su muerte después de ser atropellado por un camión, que le gustaba beber y fumar tabaco. 

Esta historia no tardó mucho en salir en los periódicos y en llegar a los oídos del investigador Ian Stevenson profesor de la universidad de Virgina, quien durante muchos años rastreó historias similares a esta alrededor del mundo, recorriendo tierras e historias que para algunos prueban la existencia de vidas pasadas.

El tema de la reencarnación ha suscitado multiplicidad de historias e interpretaciones, pero la idea en el hombre se remonta a lo mas antiguo de la historia (desde la edad de piedra se hablaba de la reencarnación); se han encontrado entierros donde se postraba al muerto en posición fetal para que fuera preparado para su siguiente vida que datan de hace 12 mil años. La reencarnación es parte de la arqueología de  la psique humana;  antes inclusive que una religión formal ya se encuentran resquicios de una creencia en la transmigración de las almas. La creencia de vidas pasadas también ha existido en civilizaciones más avanzadas, empezando por las primeras que la historia recuerda hasta religiones actuales y grupos humanos que creen en la viva después de la muerte y el regreso como parte evolutiva del espíritu que aprende a través de su género.

En el antiguo Egipto la reencarnación figura en textos ancestrales; a Osiris, dios de la vida después de la muerte, se le considera como un ser supremo y se le otorga la posibilidad de vivir mas vidas; en los relatos griegos que describen a los egipcios, se necesitan 3000 años para que un espíritu pueda completar su ciclo de vida en la tierra. Muchos filósofos de la Grecia antigua comparten esta idea de reencarnación, entre ellos Pitágoras, matemático y místico quien  decía que había vivido muchas vidas, incluyendo una de guerrero Troyano, un profeta, agricultor, prostituta y de vendedor, y quien famosamente reconoció a un amigo en un perro.

El pequeño Sujith ejemplifica un caso excepcional de un espíritu que por cuestiones aun incomprendidas, o mas bien por motivos que superan a la razón, decidió aventurarse a la vida inmediatamente sin ayuda del reposo y la reflexión en un tiempo adecuado.

Recordemos que ha habido grupos humanos que se han conformado alrededor del estudio del espiritu y su viaje de regreso a lo que podríamos llamar “casa”, estos grupos que al parecer han logrado entender con mayor amplitud las reencarnaciones, y así recordar habilidades anteriores, y el motivo principal de la encarnación actual, también y con sofisticados métodos esotéricos han dado principio a hermandades espirituales, donde según ssu creencias se logra convocar al espíritu de los integrantes para que reencarne en el mismo circulo de gentes, así dando continuidad al conocimiento adquirido para  alcanzar estados de conciencia que favorecen la evolución del espíritu en la tierra. Tal es el caso entre otros de los tibetanos, quienes, como se sabe, buscan el espíritu del Dalai Lama una y otra vez, para que continué como líder político de su pueblo; no sólo a él sino también a cierta elite de espíritus, que aportan a la cultura tibetana algo que seria imposible en una sola encarnación.

Cuando Stevenson investigó el caso de Sijith –tal y como lo hizo con 2000 otros casos– descubrió 59 indicios que Sujith relataba  su antigua vida como Sammy; entre ellos reconoció a su antigua esposa, y a miembros de la familia hasta un perro, para este tiempo Sujuth ya tenia trece años, y parecía tener rasgos de personalidad muy parecidos a Sammy, según las gentes que lo conocieron. Como este hay muchos casos similares de los cuales Stevenson recopiló en dos tomos llamados Cases of reincarnation types.

Platón analizaba el tema de la reencarnación, inclusive habla sobre 9 niveles en que el espíritu trasciende al entrar al cuerpo. Si el individuo se portaba bien en su vida, iba ascendiendo al siguiente nivel; Platón los categoriza de la siguiente forma: cuando el individuo está preparado puede entrar al cuarto grado donde podrá ser un gimnasta o atleta, en el tercer grado podrá experimentar una vida de político o economista; en el segundo grado de rey o de un gran guerrero y finalmente en el primer grado habiendo trascendido el mundo superficial y materialista vivirá como filosofo, artista, o un gran amante.

Actualmente los investigadores occidentales se han interesado por este tema después de la ola de espiritualismo de los años 60 y 70;  realizando nuevas investigaciones científicas enfocadas en el estudio de niños que como Sujith recuerdan con claridad su anterior vida. Otro método utilizado mucho en las ultimas décadas está sujeto a la técnica de la hipnosis, que busca reactivar la memoria inconsciente de historias de otro tiempo y otras culturas. En la antigüedad han existido muchos casos relacionados a mujeres embarazadas quienes sueñan con quien era su hijo en otra vida, o inclusive quienes escuchan una voz que les alerta sobre la persona que viene.

Todas las creencias que nos hablan sobre la historia de nuestro espíritu y su continuidad, afectan como nos relacionamos con la muerte y como vivimos el presente. Sin duda no es lo mismo la actitud de un cristiano que se prepara para la vida eterna a un lado de Dios, a la de un monje o un lama que busca la trascendencia evolutiva, e intenta recordar lo que ya sabe para no cursar de nuevo el mismo grado de existencia. La amplitud de la mente y su estado de conciencia es el fruto que permitirá recordarle en su próxima aparición las coas que ha aprendido y los escollos que ya ha superado, activando su deseo de encontrar la trascendencia y no esperar la vida en un distante “cielo” por toda la eternidad. En este sentido la reencarnación podría ser un gran aliado, como puede ser la memoria de la muerte, para vivir una vida con mayo conciencia, dirigida hacia una evolución integral.


  1. ANGEL dice:

    .SRIMAD BHAGAVAD GITA.

  2. Sin duda un tema muy interesante.

    Ahora bien, el tema de creencias es poco preciso. Nos parece que nuestros antepasados creían que las cosas eran así.

    Lo de la ciencia eso sí es una creencia en toda regla. Me refiero al tema del cerebro como el productor de la consciencia.

    Ni se ha demostrado ni están en condiciones de hacerlo pero no dejan de afirmar que las cosas son así: el alma está en el cerebro, como dice Punset.

    Bueno, volviendo a nuestros antepasados, no es que tenían la creencia de que el alma o espíritu son así o asá.

    El caso es que afirmaban que los veían como vemos nosotros el mundo físico. Y al verlos podían interactuar con ellos.

    Y más tarde, con la llegada de las ciencias naturales al poder, eso fue declarado como unas supersticiones y prejuicios.

    Y no digo nada de ese cóctel de cosas: “la amplitud de la mente y sus estados de conciencia”.

    Eso es realmente cojonudo. La mente tiene sus (!!!) estados de conciencia.

    No tengo palabras. Por no tener no tengo ni letras :) ))

  3. Manu dice:

    Angel podrías citar la fuente o es que esto que has puesto es cosecha propia?

    gracias…

    abrazos galácticos.

  4. Angel dice:

    2:9. Habiendo dicho estas palabras a Hrishikesha, Gudakesha, el destructor de los enemigos, anunció: «No voy a luchar», y se calló.
    2:10. Estando entre los dos ejércitos, Hrishikesha, con una sonrisa, se dirigió a Arjuna desesperado di- ciendo:
    2:11. Estás afligiéndote por lo que no hay que afli- girse, aunque dices palabras de sabiduría. ¡Pero los sa- bios no lloran ni por los vivos ni por los muertos!
    2:12. Pues, en verdad, no había tiempo cuando Yo o tú o estos soberanos de la tierra no existieron; cierta- mente, tampoco dejaremos de existir en el futuro.
    2:13 Así como el que vive en el cuerpo pasa la ni- ñez, la madurez y la vejez, de la misma manera él deja un cuerpo y entra en otro. La persona fuerte no lo de- plora.
    2:14. El contacto con la materia, oh Kaunteya, da calor o frío, placer o dolor. Estos sentimientos son tran- sitorios: llegan y se van. ¡Sopórtalos con coraje, oh Bha- rata!
    2:15. El que no sufre por éstos, oh mejor de los hombres, el que está ecuánime en la alegría y en la aflicción puede lograr la Inmortalidad.
    2:16. Que sepas que lo transitorio, lo temporal no tiene una verdadera existencia, pero lo eterno, lo impe- recedero no tiene inexistencia. Todo esto disciernen aquellos que han penetrado en la esencia de las cosas y ven la verdad.
    2:17. ¡Y recuerda que nadie puede destruir a Aquel Que satura el universo entero! ¡Y nunca nadie Le llevará a la muerte! Esto lo Eterno e Imperecedero no está bajo el dominio de alguien.
    2:18. Sólo los cuerpos de un ser encarnado son pe- recederos. Pero él mismo es eterno, indestructible. ¡Por eso, lucha, oh Bharata!
    2:19. ¡El que piensa que puede asesinar y el que piensa que puede ser asesinado ambos están equivo- cados! ¡El hombre ni puede asesinar ni puede ser ase- sinado!
    2:20. Él ni aparece ni desaparece; una vez que haya obtenido la existencia, no deja de ser. ¡Siendo un alma inmortal, no perece cuando asesinan su cuerpo.
    2:21. El que sabe que el hombre es un alma indes- tructible, eterna e inmortal ¿cómo puede asesinar, oh Partha, o ser asesinado?
    2:22. Así como el hombre, dejando la ropa vieja, se pone la nueva, así también uno deja los cuerpos des- gastados y se viste de los nuevos.
    2:23. Las armas no le cortan, el fuego no le quema, el agua no le moja, el viento no le seca.
    2:24. Aquel que es invulnerable, incombustible, impermeable no puede ser cortado, quemado, mojado, ni secado.
    2:25. A él —al no encarnado— se lo llama: no ma- nifestado, disforme e imperecedero. ¡Sabiendo esto, no debes afligirte!
    2:26. ¡Aun si tú lo consideraras como el que nace y muere perpetuamente, aun entonces, oh poderosamen- te armado, no deberías afligirte!
    2:27. En verdad, una muerte está predestinada pa- ra el nacido y un nacimiento es inevitable para aquel que murió. ¡No deplores sobre lo inevitable!
    2:28. ¡No son manifestados los seres antes de la manifestación material y no son manifestados después, pero sólo en el medio son manifestados, oh Bharata! ¿Por qué entonces te afliges?
    2:29. Unos consideran el alma como un milagro, otros hablan de ésta como de un milagro y también existen aquellos que, habiendo llegado a saber sobre ésta, no pueden comprender lo que significa.

    • Arturo R. Paarón dice:

      El ser transciende desde la vida y se reintegra en ella para su perfección en un ciclo de origen y destino divino donde el cuerpo es el vehículo de retroalimentación sensible a la fantasía material, obra de la idea, para el complemento de la “buena ideas” (mejores y más amplias) forjadas bajo la perfección de las formas de crecimiento ante las necesidades materiales mutuas de manifestación.

  5. roberto ivan ue dice:

    pues las falta de ortografia no me confundieron. buen articulo.

  6. jesus dice:

    Un articulo muy interesante pero conocen a alguien que sepa del manejo de esta vida y otras?…como saber en que nivel estamos y para que nivel vamos?

    • JAVIER dice:

      EL NIVEL EN EL QUE VAMOS ES DE ACUERDO AL NIVEL DE CONCIENCIA DE CADA QUIEN PERO PUEDES LEER UN LIBRO MUY INTERESANTE QUE SE LLAMA EL TERCER TESTAMENTO

    • totopoy dice:

      Supongo que eso es algo que debes descubrir por tu cuenta, en tu interior (y si vas bien, surgen señales en el exterior). Tengo entendido que el camino es largo para quien así lo quiere, no?

  7. Arturo R. Pasarón dice:

    Es evidente que la materia es la creación cuando carece en absoluto de voluntad. Los cinco sentidos son discriminantes materiales pero es sentido común se integra en la plataforma espiritual con una información que trasciende sobre el conocimiento después de la muerte, cuando percibimos una realidad distinta a la sensible con los cinco sentidos mencionados.
    Por otro lado, no puede morir quien no es materia organizada, pero recordar otras vivencias son difíciles cuando no se integran a la conciencia mediante estados materiales de referencia. Cuando nos paramos frente a un espejo y levantamos una mano, pudiéramos confundir el movimiento de la imagen con la voluntad donde se origina y se proyecta, solo la idea (también inmaterial)enfocada desde su plataforma espiritual, es capaz de establecer el orden lógico.

  8. iZak dice:

    Sin faltas de Ortografía, sería un Gran Articulo