*

X
Google registra la tendencia de las personas a buscar información sobre posibles resoluciones de año nuevo, como hacer ejercicio o o comer sano, en los primeros meses del año y la subsecuente pronunciada caída

 

Una de las resoluciones de año nuevo más comunes es hacer más ejercicio --ir al gimnasio, hacer yoga, comer mejor. Con la marea nueva del año fácilmente nos "decidimos" a aplicarnos a comenzar nuevas rutinas saludables. Pero según registra Google estas resoluciones poco duran. 

Si es que se puede trazar una correlación entre los patrones de búsqueda en Google y la consecución activa del ejericio o la tendencia de realizar esta resoluciones saludables, estonces se debe de admitir que existe una notable falta de compromiso, una especie de holgazanería embebida a estr tipo de prácticas, quizás porque no parten de una intención genuina, sino de un pretexto o una presión colectiva. Lo que sugiere que la mayoría de la gente está destinada a fracasar en el cumplimiento de sus resoluciones de año nuevo.

La otra interpretación que se puede hacer a la gráfica de Google, donde claramente se muestra una picada en las búsquedas en términos de salud y ejercicio, es que una vez que las personas encuentran lo que estaban buscando --los datos de un gimnasio, un profesor de yoga o una dieta-- dejan de buscarlos porque ahora la información es suministrada por el contacto que tienen con personas en el mundo físico. Y aunque esto es plausible también es cierto que estudios de otro tipo sugieren que las resoluciones de año nuevo no suelen tener un alto porcentaje de conversión. 

 

Software utiliza tu información en Facebook, Twitter y Foursquare para predecir tu comportamiento

Medios y Tecnología

Por: pijamasurf - 01/04/2013

Raytheon, importante empresa multinacional que desarrolla proyectos de seguridad y defensa, posee un software capaz de predecir el comportamiento futuro de una persona con la información que esta ofrece en las redes sociales, Facebook, Twitter y Foursquare, principalmente.

Las redes sociales poseen, en potencia, información suficiente para convertirse en un mapa preciso de cierto momento de la humanidad, una especie de fotografía hecha de data que, para el ojo atento y escrutador, es capaz de revelar o al menos ofrecer pistas sobre el comportamiento de una sociedad, el camino que tomará en una temporada, etc.

Partiendo de esta premisa, una compañía multinacional enfocada en la seguridad desarrolló un software capaz de monitorear el comportamiento de un individuo a través de la información que este ofrece en las redes sociales (Facebook, Twitter y Foursquare, principalmente) y, con esto, predecir su conducta futura, lo cual a su vez puede complementarse con datos de otras personas y proyectar la reacción de una sociedad.

El programa en cuestión lleva el nombre de Rapid Information Overlay Technology, abreviado ominosamente como RIOT, la palabra en inglés para “disturbio”, y fue desarrollado por Raytheon, el quinto contratista más importante a nivel mundial en el ámbito de la seguridad pública y la defensa.

RIOT ha comenzado a llamarse el “Google de los espías”, pues con solo unos cuantos clics el programa ofrece un vistazo, una versión sintetizada de la vida de una persona: los amigos que tiene, los lugares que visita, los alimentos que come y más, tanto como esta tenga a la disposición en las redes sociales que frecuenta, incluso con la precisión geográfica de coordenadas de latitud y longitud, ahora uno de los datos más elementales (e inevitables) que cualquier usuario de smartphone, por el solo hecho de interactuar con el dispositivo, ofrece como rastro de su situación.

Ryan Gallagher, del periódico inglés The Guardian, fue quien descubrió este software desarrollado secretamente, e incluso obtuvo este video en el que se demuestra su operación: se toma el nombre de uno de los empleados de Raytheon, “Nick”, y rápidamente el sistema enlista toda la información personal recolectada en redes sociales.

“Ahora sabemos a dónde fue Nick y sabemos ahora qué aspecto tiene Nick”, dice Brian Urch, “investigador” de Raytheon, quien también prueba la función predictiva del programa para obtener un panorama más o menos preciso de los lugares que “Nick” es más probable que visite en determinados días y horas, así como las personas con quienes posiblemente se encuentre.

El video es, en varios sentidos, estremecedor, y sin duda hace reflexionar sobre la cantidad y cualidad de información personal que, voluntariamente (tanta voluntad como tiene la programación social), posteamos en Internet, sin pensar en que, siempre, habrá alguien que intente sacar provecho de esta, con intereses más bien oscuros y temibles.

[Guardian]