*

X

Fotografías de personas a medio estornudar: retratos incidentales de deformación facial

Salud

Por: pijamasurf - 01/15/2013

Estornudar es una de las acciones más violentas que puede generar nuestro cuerpo, una suerte de fenómeno meteorológico en miniatura capaz de estremecer nuestras estructuras profundas.

Como un homenaje a esa fuerza primigenia que es el estornudo, el fotógrafo de origen sueco Ulf Lundin realizó una serie titulada “Bless You”, la expresión que, en inglés, acude inmediatamente a la boca de una persona que ve o escucha a otra estornudar y que varía de idioma en idioma, de país en país e incluso de época en época. “Salud”, se dice en ciertas regiones hispanoparlantes.

La particularidad del trabajo de Lundin es que capturó el instante en que el estornudo no termina de ser tal, ese ínterin en que especialmente el rostro experimenta una transformación de sus líneas y sus gestos, una súbita reacción “al mismo tiempo violenta y dramática en la cual perdemos totalmente el control”, según describe el propio fotógrafo.

Se trata, en suma, de retratos que de algún modo nos recuerdan que somos presa continua, inexcusable, de fuerzas que simplemente nos toman y las cuales no somos capaces de dominar.

[22 Words]

Te podría interesar:

Dilatadores rectales: una raro dispositivo médico de los años 20

Salud

Por: pijamasurf - 01/15/2013

En los años 20, al menos en Estados Unidos, un tal Dr. F. E. Young ofertaba dilatadores de ano, un raro dispositivo que algo tiene de fálico con el cual las personas constipadas o con hemorroides podían hacer naturalmente lo que individuos sanos hacían todos los días.

Aunque el pudor o la moral dominante lo niegue o intente disimularlo u ocultarlo, hay situaciones en que es necesario recurrir a medidas desesperadas y hasta autohumillantes para preservar la integridad, sea cual fuere la forma que esta tome en tantos ámbitos como se desarrolle nuestra existencia.

En cuestiones de salud, por ejemplo, hay enfermedades que socialmente se tachan de vergonzosas y que, por lo mismo, es común que obliguen a quien las padece a emprender misiones laberínticas para encontrar su cura.

Con cierta frecuencia se trata de afecciones ligadas con lo sexual, pero, curiosa y extrañamente, las enfermedades del aparato digestivo tienen una reputación parecida, algo que más vale mantener en secreto en vista de las lesiones que, a la par, sufre nuestra dignidad.

En los años 20, un tal Dr. F. E. Young tenía una compañía que comerciaba con estos dilatadores rectales, un objeto cuyo uso se aconsejaba en casos de constipación crónica y hemorroides, una especie de bala que se operaba directamente sobre la zona en conflicto en busca de una solución al mismo.

Hechos de goma sólida y fabricados en cuatro tamaños distintos, estos dilatadores prometían al enfermo ayudarlo con esas operaciones que el individuo sano realizada naturalmente a diario.

[Dangerous Minds]