*

X

Fotografías de personas a medio estornudar: retratos incidentales de deformación facial

Salud

Por: pijamasurf - 01/15/2013

Estornudar es una de las acciones más violentas que puede generar nuestro cuerpo, una suerte de fenómeno meteorológico en miniatura capaz de estremecer nuestras estructuras profundas.

Como un homenaje a esa fuerza primigenia que es el estornudo, el fotógrafo de origen sueco Ulf Lundin realizó una serie titulada “Bless You”, la expresión que, en inglés, acude inmediatamente a la boca de una persona que ve o escucha a otra estornudar y que varía de idioma en idioma, de país en país e incluso de época en época. “Salud”, se dice en ciertas regiones hispanoparlantes.

La particularidad del trabajo de Lundin es que capturó el instante en que el estornudo no termina de ser tal, ese ínterin en que especialmente el rostro experimenta una transformación de sus líneas y sus gestos, una súbita reacción “al mismo tiempo violenta y dramática en la cual perdemos totalmente el control”, según describe el propio fotógrafo.

Se trata, en suma, de retratos que de algún modo nos recuerdan que somos presa continua, inexcusable, de fuerzas que simplemente nos toman y las cuales no somos capaces de dominar.

[22 Words]

Mujer de 20 años tiene el aspecto de una niña de 5: un misterio para médicos y científicos

Salud

Por: pijamasurf - 01/15/2013

Brooke Greenberg ha vivido 20 años y sin embargo su aspecto físico es el de una pequeña niña de 5, edad en la cual dejó de desarrollarse; un misterio para el cual médicos y científicos no encuentran explicación.

A pesar del desarrollo que la medicina y las ciencias del cuerpo han tenido en las últimas décadas, todavía existen raras enfermedades y patologías para las que no hay explicación ni, por consecuencia, remedio.

Uno de estos desafortunados casos es el de Brooke Greenberg, una joven de 20 de edad que, sin embargo, tiene el aspecto físico de una pequeña niña de 5, tiempo en el cual se detuvo su desarrollo corporal e incluso mental.

La condición de esta mujer ha atraído la curiosidad científica de numerosos investigadores, entre ellos Eric Shadt, director de un instituto genómico perteneciente al Centro Médico Monte Sinaí con sede en Nueva York.

En vista de que, como es sabido, el desarrollo de una persona está regulado fundamentalmente por las hormonas, el doctor Shadt pensó en primer lugar que ahí se encontraría la causa de la enfermedad de Brooke, pero análisis posteriores mostraron que la joven tenía un sistema endocrino normal.

Ante esto, el equipo médico decidió mapear el genoma Brooke, en busca de mutaciones específicas, una tarea mucho más exhaustiva aun con las modernas herramientas de secuenciación. La genética parece ser la única vía que proveerá la solución última de este enigma.

[Singularity HUB]