*

X
Un zorro cayó en la celada de un adolescente noruego, quien grabó cómo este animal se llevaba su teléfono para luego, según jura un amigo, enviar un mensaje de texto.

 

El smartphone del adolescente noruego Andreas Bjercke fue hurtado por un zorro la semana pasada. El zorro no sólo robó el teléfono celular sino que también envío un mensaje de texto --en el lenguaje indescifrable del bosque--, según un amigo que le había enviado otro mensaje para preguntarle si había podido recuperar su teléfono.

Este adorable episodio no sucedió al azar o mágicamente --con uno de esos zorros de los cuentos cuya astucia le habría llevado a dominar la tecnología.  Bjercke tendió una trampa al zorro descargando un app para cazadores que mimetiza sonidos de conejos muriendo. Activando estos sonidos, Bjercke notó que varios zorros rondaban su casa en la noche. Entonces tuvo la astuta idea, digna de un zorro con pretensiones de convertirse en una estrella de YouTube, de colocar su teléfono en medio del camino y esperar con una cámara para ver lo que sucedía.

Un zorro respondió a los sonidos y después de merodear y oler el gadget finalmente se armó de valor para cogerlo --y quizás llévarlo a un lugar donde podría extraer los conejos muertos del aparato digital. Bjercke y un amigo persiguieron al animal intentendo recuperar el aparato, pero no consiguierion encontrarlo. Un día después un amigo recibió un mensaje del zorro en crípticos alfanúmericos --quizás una nota pidiendo conejos muertos (no digitales) a cambio del teléfono.

[Slate]

 

Flores fractales de hielo son ecosistemas de vida microscópica (FOTOS)

Ecosistemas

Por: pijamasurf - 12/02/2012

En el Océano Ártico se forman espectaculares camas de flores de escarcha que albergan, como si fuera pequeños fractales de un arrecife de coral, ecosistemas de microorganismos

En el mar calmo de hielo joven crecen cristales conocidos como flores de escarcha (frost flowers es el término en inglés). Estos cristales de hielo son conocidos como "flores" debido a que crecen en patrones similares, dendríticos, que evocan las estructuras autorreferentes de los fractales.

Las imágenes aquí presentadas fueron tomadas por el estudiante Jeff Bowman y su profesora de la Universidad de Washington, Jody Deming, mientras hacían investigaciones de microbiología en el  Océano Ártico.

Lo extraordinario de estas flores de cristales de hielo es que albergan ecosistemas enteros de bacteria en la superficie, más densos que  los que existen en el agua que los subyace --cada flor es una especie de pequeño arrecife de coral. La clave de su profusión de vida son las reacciones químicas que ocurren cuando la bruma se evapora y la luz del sol interactúa con la escarcha, destando una serie de condiciones favorables para los microorganismos.

Bowman y Deming trabajan actualmente en crear flores de escarcha artificiales para estudiar bien a bien cómo es que se forman en estos microecosistemas.

[This is Colossal]