*

X

Turistas causan daños irreparables a pirámide de Tikal, Guatemala, este 21 de diciembre

Arte

Por: pijamasurf - 12/24/2012

Este 21 de diciembre la destrucción llegó, pero solo para un punto muy específico: la emblemática pirámide de Tikal, en Guatemala, en donde la inusitada afluencia multitudinaria provocó daños que se consideran irreparables.

El frenesí de la supuesta profecía maya fechada para este 21 de diciembre de 2012 sí provocó caos y destrucción, pero solo en un punto muy específico: la emblemática pirámide de Tikal, en Guatemala, Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO y unos de los edificios más representativos de dicha cultura.

Atraídos por la mercadotecnia y la parafernalia mediática y turística tejida en torno al 21-12-12, los turistas que acudieron a esta zona, más de 7 mil tan solo ese día, causaron daños que expertos en arqueología y encargados del lugar no dudan en calificar de “irreparables”.

De acuerdo con Osvaldo Gomez, consejero técnico del lugar, el perjuicio fue provocado sobre todo por personas que escalaron el llamado Templo II.

[RT]

Las pinturas del joven Hitler: ¿hizo bien la Academia de Viena al considerarlo un inepto?

Arte

Por: pijamasurf - 12/24/2012

¿Qué hubiera pasado si el juicio de la academia hubiera sido menos estricto? ¿Ahora Adolf Hitler sería un nombre más en la historia de la pintura occidental?

La historia es conocida: un joven austriaco con inclinaciones artísticas, específicamente pictóricas, huérfano de padre, acudió a Viena para inscribirse en una de las escuelas de arte más prestigiosas del circuito europeo, la Academia de Bellas Artes de la ciudad donde esperaba perfeccionar eso que creía un talento suyo. El adolescente, entonces con 18 años, sufrió sin embargo el rechazo de la institución, que por dos ocasiones (en 1907 y 1908) le negó la entrada por la simple razón de que adolecía de “ineptitud para la pintura”. El director le recomendó estudiar arquitectura, pero lamentablemente el joven carecía de la formación previa que le permitiera inclinarse hacia esta alternativa.

El incidente es uno de los favoritos de la llamada historia contrafáctica, aquella que elucubra una secuencia histórica hipotética a partir de un suceso que pudo haber sido. Como sabemos, el joven de la historia es Adolf Hitler, personificación de la maldad por mucho tiempo, insoslayablemente, unos de los líderes más temibles que han existido en la historia del poder político.

¿Qué hubiera pasado si el juicio de la academia hubiera sido menos estricto? ¿Ahora Adolf Hitler sería un nombre más en la historia de la pintura occidental?

Por otro lado, igualmente resulta interesante reflexionar sobre la noción de “juicio estético”: ¿cómo afecta nuestra percepción sobre determinada acuarela o dibujo saber que su autor es Adolf Hitler? ¿Lo consideramos más o menos “bello”? ¿O ni siquiera admitimos que esa categoría pueda aplicarse a una obra suya?